16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tras haber pasado tres años en prisión preventiva, el abogado ya expresó a 'elcierredigital.com' su indignación con "el hacer de la Justicia española"

Luis Pineda, presidente de Ausbanc, absuelto de los delitos de extorsión y estafa a entidades bancarias

Fotografía de Luis Pineda, presidente de Ausbanc absuelto de los delitos de extorsión y estafa a entidades bancarias
Fotografía de Luis Pineda, presidente de Ausbanc absuelto de los delitos de extorsión y estafa a entidades bancarias
El Tribunal Supremo ha absuelto a los condenados en el ‘caso Ausbanc’, incluyendo al director de la entidad Luis Pineda y Miguel Bernad, director de 'Manos Limpias', por presunta extorsión y estafa. Los magistrados consideraron que las acciones no fueron intimidatorias ni fraudulentas. Pineda, que pasó tres años en prisión preventiva y fue condenado a 8 años, ya expresó a 'elcierredigital.com' con anterioridad su indignación con el caso, que considera "una vergüenza para la Justicia española".

Tal y como ha trascendido en las últimas horas, el Tribunal Supremo ha absuelto a todos los condenados en el ‘caso Ausbanc’, incluyendo a Luis Pineda, director de ‘Ausbanc’, y a Miguel Bernad, director del sindicato ‘Manos Limpias’, y a dos de sus colaboradores. El tribunal ha aceptado los recursos presentados por los imputados contra la sentencia de la Audiencia Nacional que los había condenado por extorsión y estafa, sobre los que ya informó con anterioridad elcierredigital.com. Finalmente, la Justicia ha atendido las demandas de Pineda, que pasó tres años en prisión preventiva por una presunta extorsión de la que ha sido absuelto.

Según ha trascendido, los magistrados han considerado que las acciones de Pineda y Bernad, aunque censurables éticamente, no llegaron a ser intimidatorias y no cumplieron con los elementos necesarios para configurar un delito de extorsión. Por otra parte, no se ha logrado identificar el “engaño necesario para el delito de estafa”, por lo que han decidido absolver a todos los acusados.

27373828

Fotografía de Luis Pineda

En julio de 2021, la Audiencia Nacional dictó sentencia condenando al presidente de Ausbanc a ocho años de prisión y al secretario general de Manos Limpias a cuatro años, por supuestamente haber extorsionado a bancos y empresas. Se les acusaba de pedir financiación o acuerdos a cambio de no iniciar acciones judiciales o campañas de desprestigio en su contra. La Fiscalía pedía penas muy altas, 118 años de prisión para Luis Pineda y 24 años para Miguel Bernad. También se condenó a otros implicados en el caso como cómplices de extorsión. Sin embargo, se absolvió a otros directivos de Ausbanc y a una abogada de Manos Limpias.

Desde entonces, el que fuera director de Ausbanc, Luis Pineda, ha luchado por exponer su versión del caso, del que finalmente ha salido absuelto. En conversaciones pasadas con elcierredigital.com, Pineda expresó que consideraba su caso como “una parodia, una tragicomedia y una vergüenza para el sistema jurisdiccional español”. Además, expresó que su estancia en la cárcel se alargó debido a “un juez que forma parte de la trama criminal del BBVA, Santiago Pedraz”.

La ‘persecución’ de BBVA contra Ausbanc

Tal y como viene informando elcierredigital.com, en 2015 la entidad bancaria BBVA inició “sus actividades contra” la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), que se materializaron en la detención el 16 de abril de 2016 del presidente de esta asociación, Luis Pineda, y el desmantelamiento de Ausbanc. Pineda fue enviado a prisión de manera preventiva y pasó en la cárcel tres años. Casi ocho años después de su detención, Pineda conversó la semana pasada con elcierredigital.com sobre el caso BBVA que le llevó a prisión y la trama vinculada al excomisario José Manuel Villarejo y la operación Tándem.

Para Luis Pineda, esta conversación con elcierredigital.com se produjo en una situación “singularísima”, ya que se encontraba esperando, desde el pasado 6 de marzo, el fallo del Tribunal Supremo con respecto al recurso que interpuso por su condena. “Estoy esperando a mi recurso, y me la estoy jugando porque cuando estás esperando, lo normal es quedarse calladito. Pero yo no pienso así. Porque yo digo que mi juicio fue una parodia, una tragicomedia y una vergüenza para el sistema jurisdiccional español”.

El juicio del que hablaba Pineda tuvo lugar después de haber pasado tres años en prisión preventiva, lo que él mismo denomina un suceso “casi inédito en la historia de España”. Según explicó en una conversación con este diario, en la cárcel le “mantuvo un juez que forma parte de la trama criminal del BBVA, Santiago Pedraz”. “Y quiero que se sepa que el juez instructor le dijo a uno de mis abogados: ‘nunca le sacará de la cárcel’. El tiempo de prisión preventiva es de dos años como máximo y él lo superó. Durante toda la instrucción, el juez no me dejó siquiera un derecho que tiene todo preso y que yo pedí muchísimas veces, que era comparecer ante él”, relató Pineda.

Fotografía del juez Santiago Pedraz

“Pensaba decirle en su presencia y a la cara que él formaba parte de la trama criminal y que debía haberse abstenido en este procedimiento puesto que fue el juez instructor del caso Afinsa, en donde yo representaba a más de 4.000 afectados que le culpabilizábamos expresamente a él, a Santiago Pedraz, de los daños que habían sufrido por su instrucción incorrecta”, añadió.

Según explicó Pineda, salió de la cárcel al terminar la instrucción del proceso, justo cuando saltó el comúnmente denominado caso Villarejo: “El caso Villarejo lo saqué yo desde la cárcel. Los dos primeros tomos de la conocida pieza número 9 del juicio Tándem son mis escritos desde la cárcel desentrañando la participación de Villarejo y otros en la causa que me mantenía en prisión y cómo esta era falsa y criminal”.

Los ‘hits’ que el BBVA quería “obstruir”

Precisamente, hace unos días la Fiscalía Anticorrupción enviaba a la Audiencia Nacional un escrito en el que acusaba al banco de “obstruir” una de las pruebas claves del caso Villarejo al no querer dar acceso a los archivos (hits) del llamado forensic (una mezcla entre auditoría e investigación interna) a la acusación, tal y como adelantó El Confidencial. Luis Pineda es una de las partes que figura en este proceso “como acusación y como víctima del BBVA”, según explicó durante su charla con este medio la semana pasada.

Este proceso judicial es paralelo al que llevó a Pineda a la cárcel y se inició, precisamente, por las denuncias de Pineda ante su detención y posterior juicio. Los hits han sido finalmente entregados a las dos partes de la acusación. Según Pineda, “hay más de 2 millones de 'hits' hablando” sobre él “dentro del BBVA y no era ni cliente”. “En ellos se va la trama de cómo tejieron un plan para destruirme a mí y a Ausbanc”, añade.

Tal y como continuó explicando el presidente de Ausbanc, “está demostrado que Villarejo cobró 10 millones de euros del BBVA”. “BBVA repartió millones para acabar con Ausbanc en muchos departamentos del Estado”, sentencia.

“Nos preocupaba la estabilidad del BBVA”

Según explicó Luis Pineda la pasada semana en una entrevista con elcierredigital.com, todo comienza a raíz de las investigaciones de Ausbanc a BBVA. “Para nosotros el BBVA se había convertido en el cortijo de un sociópata, que era Francisco González [que "en bata y semidesnudo" en una sauna en Formigal le ofreció a Pineda 6 millones de euros y 6 más fuera de España "si abandonaba la batalla"] en donde solo se iba a descrinar [desplumar] a los clientes, beneficiando muy poco a los accionistas, y solo al circuito de accionistas que lo sostenía. Como asociación de consumidores nos preocupaba ese devenir que había tomado el banco y lo teníamos en el punto de mira. Y cada cosa que mirábamos, veíamos que lo hacía mal. Incluidas sus inversiones. ¿La inversión en China? Un desastre. ¿La inversión en Turquía? Un desastre. ¿La inversión en el sur de Estados Unidos? Un desastre. Nos preocupaba la estabilidad del banco y las maniobras que hacía para sostenerse, que eran todas descrinando [desplumando] a los clientes. Y ganamos, una tras otra, cientos de demandas judiciales”, explicó.

Uno de los aspectos que llevaron ante la justicia fue las cláusulas suelo. “El 26 de abril de 2016 yo era el abogado principal en Luxemburgo, ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, para ilegalizar en plenitud desde el inicio la cláusula suelo. Me querían desacreditar y no dejarme ir, y por eso me detuvieron 10 días antes. Aun así, el juicio se celebró. Conmigo en la cárcel, Ausbanc desmantelada, y en representación de Ausbanc fue un joven de 26 años abogado, que era el abogado de Ausbanc en Granada. Daniel Pineda, mi hijo. Y ganó el juicio”, señaló Pineda. “Eso supuso que BBVA dejase de cobrar y tuviese que devolver 12 mil millones de euros a los españoles”, explicó Pineda.

Por aquel entonces, Luis Pineda ya se encontraba en la cárcel de forma preventiva. La Fiscalía pedía para él 118 años de prisión por unos presuntos delitos de organización criminal, acusación y denuncia falsa, fraude y estafa procesal y administración desleal. En la sentencia por la que fue condenado a 8 años de cárcel —que Pineda recurrió— solo le condenaban por un presunto delito de extorsión a bancos y empresas para recibir dinero a cambio de evitar acciones judiciales o campañas de descrédito. Ahora, finalmente ha conseguido su absolución después de que el Tribunal Supremo revisara su caso tras su mencionada reclamación.

COMPARTIR: