19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El mítico grupo, que ha cumplido su 40 aniversario, ofrece hoy un concierto en el Wizink Center de Madrid y prepara un documental sobre su trayectoria

Rafa Gutiérrez, guitarrista de los 'Hombres G': "Los chicos de ahora se saben nuestros temas"

El Cierre Digital en Rafa Gutiérrez.
Rafa Gutiérrez.
Han cumplido 40 años sobre los escenarios. El grupo 'Hombres G' ofrecen hoy un concierto en el Wizink Center de Madrid en el marco de la gira '40 años y seguimos empezando'. Comenzaron en el año 1983 y desde entonces han puesto la banda sonora a varias generaciones. El guitarrista de la banda, Rafa Gutiérrez, ha charlado con elcierredigital.com sobre la nueva gira, sus nuevos proyectos y el grupo, que ha dejado éxitos como 'Devuélveme a mi chica', 'Marta tiene un marcapasos' o 'Te quiero'.

'40 años no son nada y lo son todo'. Una fecha redonda que ha cumplido este 2023 el grupo musical 'Hombres G', responsable de la banda sonora de varias generaciones desde que cuatro jóvenes comenzaran su andadura sobre los escenarios en 1983. Con desparpajo y una labia que traspasaba la barrera de la música, formaron parte del fenómeno fan que imperó entre las jóvenes durante la Movida Madrileña. O como ha afirmado Rafa Gutiérrez a elcierredigital.com, uno de los guitarristas de la formación, "volvíamos a las niñas locas".

Tras haber recorrido América y varias ciudades españolas como A Coruña, Bilbao, Zaragoza o Pamplona, hoy el WiZink Center de Madrid acoge un nuevo concierto de la gira '40 años y seguimos empezando', en la que el grupo ofrece un recital especial, haciendo un repaso por todos los éxitos de su discografía. Unos éxitos que, a día de hoy, continúan cantando las nuevas generaciones.

- En primer lugar, ¿cómo se encuentra tras esta primera acogida que ha tenido la gira del 40º aniversario de los Hombres G?

- Bien, estoy bien. Estamos, sin parar. La gira es eterna. Estamos siempre en movimiento, siempre estamos de gira, ¿no? Pues yo digo que es eterna, pero esta es más puntual. Esta es la gira de 40 aniversario que hemos querido celebrar, porque no es fácil celebrar 40 años en la música y a este nivel. Y la verdad es que es la mejor gira que hemos hecho hasta ahora, te lo digo en serio.

Rafa Gutiérrez, de 'Hombres G', apoya la investigación del cáncer infantil  - Foto 1

Rafa Gutiérrez, guitarrista de 'Hombres G'.

- Cuarenta años es un período muy largo para un grupo de música y, de hecho, las nuevas generaciones siguen escuchando las canciones de los Hombres G. 

- Alucinamos cada día. Lo primero, por los 40 años. En la música de este país no ha ocurrido que un artista de pop-rock, como nosotros, porque sí que ha pasado con otros como Raphael o Julio Iglesias, pero llegar a donde hemos llegado nosotros, en el espacio y en el tiempo, me refiero al espacio porque también hacemos conciertos en sitios donde no ha tocado ningún artista que yo conozco. Y sobre todo en el tiempo, 40 años son varias carreras seguidas.

Nosotros hemos hecho como dos etapas, del 83 al 91 más o menos, que fueron 9 años más o menos y luego, cuando volvimos en el 2002 hasta ahora, que estamos hablando de 21 años, que eso sí que es lo increíble en nuestro caso. Todavía mucha gente dice: bueno, ¿volviste, no?. Y digo: volvimos hace 21 años. ¿Y qué hemos hecho en 21 años? En 21 años hemos hecho más que nunca.

O sea, empezamos a tocar en sitios increíbles en Estados Unidos y para mí lo más importante es conseguir nuevo público y juntarlo. Ahora vienen a los conciertos, te lo digo en serio, no exagero, o sea, niños de 5 años u 8 años llorando

- Hombres G comienza en 'Aplauso', un programa que se emitía en Televisión Española, además lo hace con el dueto Carmen y Antonio, los hijos de Junior y Rocío Dúrcal.

- Sí, fue cuando nos conocimos, eso fue en Aplauso. David, Dani y Javi se conocían del barrio, del cole. Y yo tenía ya un grupo, que era 'Plástico', un grupo que había hecho con unos chavales que eran fans de 'Tequila', pues mi hermano Felipe era el bajista de 'Tequila'. Cuando hicieron el grupo, que yo estuve ahí desde el principio, viendo cómo se formaba, pues había unos chavales que eran amigos de Alejo Stivel y eran Eduardo Benavente y Toti Árboles, batería y cantante. Eduardo Benavente que falleció en un accidente de tráfico. El otro día lo leí y lo volví a leer, falleció en mayo del 83. 

Hicimos el grupo 'Plástico', luego Eduardo se fue con 'Alaska y Pegamoides', y al final hizo 'Parálisis Permanente'. Nos quedamos Toti y yo y el bajista, buscamos un cantante e hicimos un single. Y luego el grupo se fue un poco, el cantante nuevo, que era Manolo, que tenía un dúo que se llamaba 'Los Golfos'.

Manolo que hizo el dúo con Jorge, su hermanito y luego se hizo Super Punk. Entonces yo un día puse un anuncio en los locales de ensayo para buscar cantante, porque estábamos el bajista, la batería y yo solos. Y me llamó el tío, y por teléfono me dijo: oye, que he visto un anuncio ahí que buscáis cantante, nosotros somos un poco punk. Era muy heavy. Y entonces el tío me dijo: pues sí. Yo le pregunté: oye, ¿tienes experiencia?. Era muy chulito y yo tampoco tenía experiencia. Y me dijo: sí. Tenía un dúo que se llamaba 'Los Golfos'. Y yo me quedé sorprendido, porque lo conocía.

La historia de Hombres G a través de sus canciones números 1 de LOS40 |  Música | LOS40

Los 'Hombres G'.

- De 'Los Golfos' a 'Plástico'.

- Efectivamente. Cuando estábamos hablando, mi hermano Felipe, que estaba en casa conmigo, me preguntó que con quien estaba hablando y, al decirle que con Manolo el de 'Los Golfos' me dijo que era un gran tipo y que quedara con él. Por eso quedé con Manolo. Vino en plan super punk, escuchó las canciones que estábamos haciendo y le encantó. Y entonces, al final, dejó el grupo, porque ya le parecía poco. Le parecía poco e hizo un grupo que se llamaba 'Las Ratas de Lujo' y recuerdo que hizo una versión punk de 'El porompompero'.  

- Y fue en 1983 cuando los Hombres G comienzan su andadura en la música, en plena Movida Madrileña. 

- Al final de la Movida casi.

- ¿El grupo era consciente de las rivalidades entre los artistas o era todo tan idílico como lo han retratado a lo largo de los años?

- Yo creo que había un ambiente más idílico que rival, porque las rivalidades aparecen cuando te juegas algo, ¿no?. Uno hace más discos que el otro o hace más conciertos. En esa época la gente hacía música por hacer música, por crear... Por la creatividad que había, con esa explosión de colores cuando reventó la New Wave en Inglaterra, en Estados Unidos y en España también. La New Wave que vino a España. Entonces, empezaron a emerger grupos dentro de la movida, pero no solo grupos musicales, sino artistas de todos los ámbitos... Escritores, pintores, diseñadores, la moda de la movida. Pero sobre todo música.

- Su grupo formó parte del conocido como 'Fenómeno fan'.

- Sí, nosotros fuimos uno de los primeros grupos de esa época que, como se dice ahora, encontramos un target de chicas que no les gustaban ni los punk y ni los rock. Eran chicas más o menos normales. No eran de ninguna tribu. Y eran muchas. Entonces fueron las que a nosotros le gustamos, porque éramos muy divertidos, íbamos vestidos más o menos normal y hacíamos canciones muy divertidas y canciones de amor.

El resto de los grupos eran todo más 'Radio Futura', 'Zombies', Alaska y los Pegamoides... Quizás eran más macarras. Nosotros éramos muy directos. Cantábamos canciones de cachondeo, como 'Siniestro Total', que eran nuestros ídolos. Pero también teníamos ese rollito.

Y cuando salíamos al escenario, por la edad que teníamos, lo que queríamos era ligar, porque tú veías a otros grupos, a 'Parálisis permanente', por ejemplo, que cuando salían al escenario, pues no iban a ligar. Pues nosotros salíamos y veíamos las caras de la gente y la diversión iba por ahí, ¿no? Vaya, vamos a ligar, joder.

-¿Hombres G se puede incluir en la lista de aquellos grupos de 'niños pijos'?

- Recuerdo que la primera noticia que salió de nosotros en un periódico se llamaba Los Chicos del Barrio un grupo nuevo, se llama Hombres G, y son pijipunkis. Ahí fue la primera vez que pusieron algo de pijo. ¿Por qué? Porque íbamos vestidos con camisetas, como Lacoste, camisetas normales, por arriba, un poco así normalito pijo, ponerle algún sello, e íbamos también con vaqueros rotos y boogies, que era más de rollo punki.

Y yo creo que ese adjetivo que nos pusieron ahí ya fue el que un poco marcó ese rollo. Pero lo de pijos era porque nuestros primeros fans eran del Parque de las Avenidas, del barrio de David, Javi y Dani, que eran nuestros amigos que venían a los conciertos. Primero venían nuestros amigos, que eran punkis como nosotros, y como tocábamos en el barrio, venían los amigos y las amigas y las hermanas. ¿Y qué pasa? Siempre contamos eso, que al final empezaron a venir menos los punkis, porque a lo mejor no querían ir al mismo sitio con sus hermanas. Siempre contamos esta anécdota, que al final los chicos fueron dejando de ir más y se quedaron las hermanas y las chicas. A nosotros nos parecía fantástico. Pero lo de pijos venía por eso, porque nuestro público al principio era un poco de esos barrios.

- La Movida Madrileña tuvo, además, una realidad oculta, el consumo de drogas y, como consecuencia, las muertes de la conocida como 'generación perdida'. 

- Lo vivimos y se veía por todos lados. Nosotros vivimos la muerte de gente conocida de la música y amigos del barrio también. Fue una época de descubrimiento y el descubrimiento lleva sus riesgos. En aquel momento la gente se drogaba para experimentar. Lo que pasa es que había drogas que eran muy malas.

El otro día leí: ¿recuerdan la fecha en que murió Enrique Urquijo? Enrique Urquijo. Joder, cosas que te ponen la carne de gallina. O, por ejemplo, nuestro amigo Ollie Halsall, un guitarrista increíble inglés que estuvo en 'Radio Futura' y, de hecho, fue el que grabó 'Escuela de Calor' y otras canciones, e incluso con nosotros. Esta fue otra de las grandes pérdidas. Pepe Risi también... fue la época de la heroína, que entró muy fuerte en todo el mundo. Muchas veces la movida se asocia también a las drogas, cuando la movida en verdad fue un movimiento contracultural brutal. Fue una explosión. 

- También lo asocian a un movimiento creado por los 'Niños de papá'.

- Yo creo que cuando se refieren a los niños de papá de esa época, es porque eran gente que tenían una capacidad económica que les permitía viajar, ir a Londres, y comprar discos en Londres. Yo empezaba a escuchar a los grupos de la movida, o de la New Wave, a Police, a Clash.... los empezaba a escuchar en la radio. Pero conseguir discos de ellos aquí no era tan fácil.

Pero la gente, pues como Carlos Berlanga, que siempre se habla de él, un tío que podía viajar a Londres porque tenía medios. Venía de la saga de quién venía. Mi hermano Felipe, bajista de 'Tequila', fue alguna vez a Londres y se traía discos y ropa. Yo el día que conocí a los Hombres G, en Prado del Rey, iba vestido con ropa que había traído mi hermano de Londres, porque aquí no había esa ropa tan moderna. Nosotros nos íbamos a Londres a comprar, y la gente, cuando volvíamos a Madrid decía ¿y esto? ¿dónde te lo has comprado?. Los boogies, ropa, discos... Decía: "pues en Londres". Los que tenían más conocimiento de lo que pasaba en Londres eran los que podían ir a Londres a comprar discos, a empaparse, iban a Camden Town, eran los pijos, la gente de dinero, en el buen sentido.

Las letras de las canciones de los 80 y la hipocresía de quien las canta y  las baila antes de ponerles la etiqueta

Los Hombres G.

- Empezaron en los ochenta y  la industria era totalmente distinta a lo que es ahora. Había formatos físicos de discos, se compraban vinilos... 

- Ahora no, porque los redes sociales, el internet, ha cambiado muchísimo la industria, y mejor. Me parece mejor. Antes, al estar todo centrado en el formato físico, tenías que comprarlo. Primero, era muy caro grabar un disco. Con lo que los artistas ganaban menos dinero, porque la discográfica te decía, te voy a grabar un disco, pero luego hay que pagar el estudio, pagar la fabricación, pagar el transporte, la comisión de las tiendas. Entonces todo ese dinero que gasto en tu disco lo tengo que recuperar, con lo que el artista cobraba poco. Ahora todo eso se evita, y te llega mucho más rápido la música. Tú la grabas, la pones en internet y te llega en el momento. O la subes a Spotify, a plataformas, y ya es inmediato todo. Se vuelve inmediato. Y, sobre todo, lo que hablábamos antes, que ahora cualquier persona en su casa puede grabar y colgarlo. Puedes escucharlo donde quieras.

Como estaba controlado todo por las discográficas, cuando llegó un poco la piratería todos se echaron a llorar. Todos los que vivían de vender. Y yo me acuerdo, que en ese momento de la piratería yo le decía a mis amigos, tranquilos, porque nosotros hacemos música, no vendemos discos. Es diferente. La industria se encargará luego de vender la música que hacemos. Pero las discográficas intentaron convencernos de que el problema era igual para todos. Para ellos sí, porque ellos vendían CDs o vinilos. Pero el músico, para hacer música, necesita una guitarra y un piano. No una discográfica. Entonces ese momento fue un poco así. En esa época estaba todo centrado así, y había competencia discográfica de artistas, como decíamos antes. 

- Actualmente, ¿existe mediocridad en el mundo de la música?

- Quizás siempre ha habido. Ahora como hay más música, pues hay también más. Y también porque yo creo que es cuestión de la globalización. Para gustos, los colores... yo siempre respeto lo que le gusta a cada persona. Lo que pasa es que el sentido de la música como arte se ha devaluado mucho, seguramente. La música sirve para muchas cosas. Y va todo tan rápido ahora que quizás la música es para acompañarte. El mismo mercado discográfico se sigue alimentando a sí mismo porque yo creo que, al final, ese mercado se basa en que la música que vende es muy sencilla, es muy barata, es muy sencilla, es muy banal, es para bailar o para moverte en el coche o para... ¿Sabes? Pero bueno, hay que respetarlo.

¿Qué es lo que ocurre? Que yo creo que la gente sí que se pierde cosas muy importantes con ese tipo de arte, ¿sabes?. O sea, tú escuchas una buena canción, yo qué sé, yo me pongo a escuchar un tema de Pink Floyd o de los Beatles o de Blondie y lo disfruto de una manera diferente que escuchando un ritmillo de..., lo que hablamos siempre, de reggaetón, y esas letras, que al final es música porque son sonidos. Pero las letras quizás no son especiales... Claro, lo importante es para qué se usa eso.

¿Para qué se usa esa música? Te entra por un oído, te sale por el otro. Pues para música de consumo rápido, como se suele decir. Bueno, hay ropa de consumo rápido, hay comida de consumo rápido y luego están las cosas buenas, ¿no? ¿Que hay más público ahora para eso? Pues vale. Pero yo creo que luego la persona decide. Yo decido qué escuchar y tú también y dónde está lo bueno.

- ¿Siempre supo que se quería dedicar a la música?

- Yo creo que desde pequeño, sí, porque cuando mi hermano y yo teníamos seis, siete años, en casa siempre estábamos ahí, nos gustaba la música de alguna manera. Y las cosas fueron surgiendo y porque yo de pequeño, pues como todos los chavales de esa época, me gustaba jugar al fútbol, mi padre le hubiera gustado que fuera futbolista y empecé.

- Esa es otra de sus grandes pasiones, el fútbol...

Soy muy futbolero. Me gusta ese deporte mucho y mis mejores amigos son deportistas además, no sé por qué, porque me atraen. Yo admiro mucho la capacidad del ser humano, la fuerza, la valentía, las capacidades físicas y atléticas. Las admiro mucho, por eso tengo muy buenos amigos deportistas y lo que pasa es que me gustaba más la música de pequeño. Y claro, pero no sé por qué, pues yo creo que siempre he hecho lo que me ha gustado. Aunque de pequeño es un riesgo grande, porque en mi época con 14 años, si dices quiero ser músico sabes que no vas a vivir de eso, por supuesto. Pero odiaba estudiar y trabajar. Yo veía muy lejos el proceso de trabajar en una empresa o una tienda, lo veía imposible. Siempre me he hecho algo para no tener que hacer eso. Y me salió bien, que es lo difícil. Lo difícil es que te salga bien.

- Rafa, ¿cuál es el secreto para aguantar 40 años sobre un escenario con tres personas con las que empezó en 1983 y seguir siendo grandes amigos además de grandes músicos?

- El secreto no se sabe. Yo siempre digo que yo me refiero, más que al secreto a lo que se llama la suerte. ¿Qué es la suerte? Yo creo que la suerte es estar en el momento adecuado, en el sitio adecuado y con lo adecuado, en este caso con la música adecuada. ¿Cuándo sabes que se va de eso? Nunca lo sabes. Lo que sí sabes es que hay gente que lo aprovecha y gente que no. Como se suele decir, que cogen ese tren. Hay gente que lo coge y hay gente que no. Te pasa ahí esa suerte y no lo sabes. O luego te sale mal. Nosotros hemos aguantado 40 años porque varias cosillas han ayudado. No es que lo hayamos conseguido por eso, sino que han ayudado. Lo primero, siempre hemos hecho lo que hemos querido.

Tuvimos la suerte de que David es un grandísimo compositor y se le ocurrían esas canciones. Eso es lo primero. Eso es lo primero indudablemente. Y luego, cuando hemos tenido esas canciones, siempre hemos estado seguros de que tenemos que hacer lo que quisiéramos. Y luego hemos tenido la suerte de que esas canciones han calado muy hondo a la gente y se han perpetuado en el tiempo.

- 40 años en los que han lanzado temas como Devuélveme a mi chica, Venecia, Marta tiene un marcapasos... Hoy, hay un grupo que se llama 'Taburete', con los que han trabajado que han recogido vuestro testigo. ¿Se ven reflejados un poco en ellos?

- En ellos, mucho. Porque es curioso. Antes de 'Taburete' estuvimos con 'El Canto del Loco'. Fuimos amigos de ellos y se nos ocurrió la idea de hacer algo juntos y mezclarnos. Cantar las canciones juntos. Luego lo hicimos en América con los 'Enanitos Verdes'Hicimos una gira que se llamaba 'Huevos Revueltos' y nos llevó a los dos grupos al Hollywood Bowl, al Madison Square Garden... hicimos unas giras impresionantes en toda América. Posteriormente hicimos lo de 'Taburete', la misma fórmula funcionaba. Y entonces seguimos en ese proceso porque tenemos idea de hacer más cosas así.

- Y, ¿nuevos proyectos con otros grupos o cantantes?

- Sí, tenemos ideas por ahí, por ejemplo, estamos sacando temas con gente nueva como Álvaro de Luna o Morat, pero eso es una idea que, quizás, nos estamos planteando para el año que viene o para el siguiente, hacer una gira conjunta con Morat, no estaría mal. Con Morat, que también es un grupo que cala mucho entre las nuevas generaciones y las canciones es que se escuchan muchísimo. Da muy buen feeling y, la verdad, es que nos llevamos bien con todo el mundo, entonces es una idea, es una posibilidad.

Todos los conciertos de Hombres G 2023 en España

Los 'Hombres G' en la actualidad.

- Por último, ¿qué nuevos proyectos nos puede adelantar para elcierredigital.com?

- La Gira 40 aniversario tiene que quedar plasmada para la eternidad y por eso estamos grabando desde el principio imágenes y también las estamos poniendo en las redes sociales. Tenemos como socios a un par de empresas, una es de medios, que son las que están grabando todo. Tenemos buenos parteners y muy buenos compañeros, estamos grabando todo para hacer una película documental donde quede nuestra historia, con un buen guion y con un punto de vista diferente. Nos acordamos de dar un repaso a toda nuestra vida.

Ese es el proyecto más inmediato y seguiremos sacando canciones. Porque también hemos tenido proyectos de hacer una serie de ficción de nuestra vida. Lo bueno es que siempre tenemos proyectos, nos quedan muchas cosas por hacer, pero lo principal es acabar esta gira. El año que viene hacemos una gira en Estados Unidos y en España haremos festivales. Sobre todo estamos preparando este documental.

La entrevista completa tanto en YouTube y Spotify:

COMPARTIR: