29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El locutor deportivo contrajo matrimonio con la madre de su cuarto hijo, Laura Vázquez, 24 años menor que él, el pasado sábado 6 de noviembre

José Ramón de la Morena se casa, se desengancha del fútbol y se reconcilia con la SER tras cinco años de distancia

De la Morena y Laura Vázquez.
De la Morena y Laura Vázquez.
José Ramón de la Morena fue entrevistado esta semana en la Cadena SER, emisora a la que regresó de forma ocasional tras cinco años de ausencia. El locutor anunció que se acababa de casar por sorpresa y que ha dejado de ver fútbol.

Más delgado, desenganchado del fútbol y recordando batallitas. Así regresó esta semana José Ramón de la Morena de forma ocasional a los micrófonos de la Cadena SER, emisora de la que llevaba cinco años distanciado tras marcharse a otra casa en la que patinó en audiencias: Onda Cero.

El de Brunete anunció que se casó por sorpresa el pasado 6 de noviembre con su joven empleada y madre de su cuarto hijo, Laura Vázquez, dedicó innumerables piropos a la SER y recordó algunas batallitas radiofónicas, admitiendo incluso que no ha sido modelo de nada.

"Siempre no fui buena persona. Lo intenté con todas mis fuerzas y no lo conseguí siempre. Recuerdo que cuando empecé con 'El Larguero', Tomás Martín Blanco me dijo 'vas a empezar hacer esto, pero no quiero ni una pelea con García'. Le dije 'mientras él no me toque no se preocupe porque no habrá ninguna pelea'. Él dice 'te toque o no te toque', a lo que yo le dije 'no, si me toca no va a suceder porque he visto que siempre ha ido mal a todos los que se han callado. He visto aquí a todos que primero es un pescozón, luego es un empujón y luego es un tortazo. Usted me está diciendo que atraviese el canal sin un puñal, y yo un puñal voy a llevar siempre", aseguró

Añadió Joserra: "Ahora hay mucha gente que me dice que tenía cojones, pero muchas veces era osadía. No puedo presumir de ser más valiente que nadie, ni mucho menos. En esos momentos actuaba con osadía y con limpieza. Quería ser honesto".

Centrado en su hijo José Ramón

De la Morena contó que en la decisión de su jubilación ha influido su hijo José Ramón, que a punto estuvo de nacer con problemas: "Conozco a otra persona, voy a tener un hijo con ella y nos dicen que ese hijo puede venir ciego. Cuando preguntamos qué posibilidades tenía, nos dicen que un 90 por ciento", confesó.

De la Morena. 

Fue este el motivo por el que el presentador decidió salir del programa al que dedicó tantos años de su carrera. "A mí eso me cambió la vida y decidí que no podía ir a la radio. Ese 22 de diciembre nos tocó la lotería cuando nos dijeron que el niño venía bien, pero yo lo había pasado tan mal y su madre peor, que supe que quería hacer otra cosa y que no podía seguir llegando a casa a las tres de la mañana todos los días", aseguró.

En realidad, varios suspensos en la audiencia del EGM y una oferta "muy a la baja" de Atresmedia, que le ofreció un "final bonito" para quitarse su sueldo de encima, señalan fuentes conocedoras de la operación, fueron los síntomas que advirtió José Ramón de la Morena para comprender que su etapa en la primera línea mediática se había agotado.

Es cierto que en Navidad volverá a los medios con el torneo futbolístico de categoría alevín, la Liga Promises, que nació gracias al impulso de la Fundación José Ramón de la Morena y cuenta con el apoyo de la LFP o Atresmedia.

Gran patrimonio

José Ramón de la Morena sigue administrando su gran patrimonio. El periodista ejerce de administrador único de Producciones Deportivas Brunete, con la que facturaba a Atresmedia y pagaba al equipo de 'El Transistor' hasta el 30 de junio, fecha en la que decidió jubilarse en vez de esperar a la conclusión de la Eurocopa, tal y como esperaban sus compañeros de redacción.

La citada compañía se dedica, según el Registro Mercantil, a la "realización comercialización y explotación de producciones periodísticas destinadas a los medios audiovisual, radiofónico, televisado escrito o editorial".

Esta empresa es la matriz de Global Semichi, de la que el de Brunete es administrador único y que según el Registro Mercantil se dedica a "la adquisición, administración y gestión de patrimonio inmobiliario, cartera de valores e inversiones, compra y venta de edificios, locales comerciales terrenos o cualquier otro bien inmueble".

Ambas compañías están radicadas en la finca El Transistor, tres hectáreas de terreno que en 2006 le complicaron la vida de De la Morena porque el Ayuntamiento de su localidad natal, Brunete (Comunidad de Madrid), le abrió un expediente por "infracción urbanística grave" al conocer unas obras que realizó en la que es su residencia habitual.

El empresario solventó la papeleta después de que el suelo fuese recalificado desde rústico a urbanizable, pero de carácter industrial y no residencial. Este hecho, con la ley en la mano, solo permitiría a De la Morena a tener una vivienda de 98 metros cuadrados a pesar de que en la finca de 34.718 metros cuadrados existe una superficie construida de casi 3.693 metros cuadrados.

La mayoría de ellos, se supone, los dedicaría el locutor a su trabajo a pesar de haberse jubilado del micrófono. Es decir, que quizá José Ramón de la Morena tiene los mayores estudios radiofónicos de Europa, amén de una veintena de propiedades en Brunete, Villamantilla y Estepona.

Una hija a la que le salpicó la polémica

José Ramón de la Morena tiene otros tres hijos de un matrimonio anterior. La más famosa de sus retoños es Lucía de la Morena, que trabajó en Dragados (filial de la ACS de Florentino Pérez) y desde 2013 lo hace en el departamento de proyectos estratégicos de la LFP, a la sombra de Javier Tebas.

Este fichaje levantó cierta polvareda por el tuit de Javier Clemente, enemistado con el de Brunete desde sus tiempos como seleccionador nacional. El técnico le hizo un reproche público a Tebas: "Claro, ¿cómo no vas a ir a 'El larguero' si lo tienes a huevo? No hay como dar trabajo a la familia del jefe. Los favores se pagan".

El adiós

José Ramón de la Morena cerró así su etapa en la primera línea del periodismo español: "Si quiero contártelo a ti el primero, que tal vez has llegado hoy de casualidad a esta casa, es porque llevas muchos años escuchándome. Hoy tenía que dar una respuesta a Onda Cero, que me había ofrecido renovar dos años. En el momento del ofrecimiento mis preocupaciones personales eran más profundas. Aquellos problemas del mes de diciembre se han resuelto. He tenido un hijo, que ha venido sano".

"No quiero cometer errores del pasado, cuando convertía las ganas en una obligación de estar en la élite. Ahora ya sé lo que es. Esta vida, la de periodista, es apasionante. Te quita cosas que cuestan más de lo que valen y tus hijos acaban de no valorar las cosas que se han encontrado hechas", aseguró.

De la Morena se reconoció "un privilegiado. Terminé siendo 'El larguero', de largar y no de portería. Ahora quiero cumplir otro sueño. Quiero recuperar los momentos perdidos. Ser dueño de lo que no he sido nunca, de mi tiempo. Voy a intentarlo. No dejo de ser periodista, como el que es torero o pintor. La radio es algo que se lleva muy dentro y que no me la podrán quitar".

COMPARTIR: