09 de diciembre de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La presentadora sevillana falleció este 17 de marzo a los 92 años y se convirtió uno de los primeros rostros femeninos de la primera cadena

Las mujeres que conquistaron TVE: Desde Laura Valenzuela a la presentadora Rosa María Mateo

Montaje sobre algunas de las mujeres que conquistaron
Montaje sobre algunas de las mujeres que conquistaron
El pasado 17 de enero la televisión española se teñía de luto. La presentadora sevillana Laura Valenzuela fallecía a los 92 años tras una vida dedicada a la pequeña pantalla. Fue uno de los primeros rostros femeninos que se metió en los hogares de los españoles y la cual ha pasado a la historia de Televisión Española al igual que Rosa María Mateo, Olga Viza, Ana Blanco, Pilar Miró e incluso la reina Letizia.

El pasado 17 de enero la televisión española se teñía de luto. La presentadora sevillana Laura Valenzuela fallecía a los 92 años tras una vida dedicada a la pequeña pantalla. Fue uno de los primeros rostros femeninos que se metió en los hogares de los españoles y la cual ha pasado a la historia de Televisión Española.

Al igual que Rosa María Mateo, Olga Viza, Pilar Miró e incluso la reina Letizia, la que fuera actriz ha dejado huella en la primera cadena y uno de los mitos de la televisión en blanco y negro. 

'La novia de España' 

Nacida en Sevilla el 18 de febrero de 1931, Laura no era el arquetipo de la folklórica que entonces dominaba las pantallas, aunque se encasquetó peineta para el fallido filme Patio andaluz (1957). No fue hasta octubre de 1956 cuando  Laura se convirtió, junto a Blanca Álvarez y Javier Álvarez, en el primer rostro de la televisión en España e incluso llegaron a conocerla como 'La Novia de España'. 

Tras contraer matrimonio junto al productor José Luis Dibildos, Laura regresa a la pequeña pantalla en 1967 y vivió sus años de máxima popularidad gracias a la unión con Joaquín Prat al frente de Galas del Sábado. Durante tres años fueron la pareja más popular de España. La química entre ambos los convirtió en los favoritos de los espectadores. Prueba de su popularidad es que la cadena pública escogió a Laura para ponerse al frente del Festival de Eurovisión que España organizó en 1969.

Durante meses el régimen supo que tendría en la organización del Festival una excusa para vender el país como un lugar mucho más aperturista del que era en realidad. Juan José Rosón, futuro ministro de Interior en la Transición, era en esos momentos el director general de Radio Televisión Española y se encargó de ‘echar la casa por la ventana’ en la organización del evento. Por primera vez un programa realizado en España se vería en color. Eso sí, solo para nuestros vecinos ricos. España, Cenicienta europea junto con Portugal, Grecia e Italia, vería el Festival en blanco y negro. 

Esto impidió disfrutar a los españoles del diseño creado para el cartel de la edición de Eurovisión, que fue encargado a Salvador Dalí. El anuncio consistía en unos labios rojos que enmarcaban un reloj, que marcaba las cuatro y diez, y que contenían el lema “TVE presenta desde el Teatro Real de Madrid”. La idea de encargárselo al pope del surrealismo fue de Manuel Fraga, por entonces omnipresente ministro de Información y Turismo. Laura saludó a toda Europa en francés, inglés, alemán y español.

Durante la década de los ochenta sus apariciones eran esporádicas con la excepción del Especial de Nochebuena de 1980. En 1988 volvió a unirse a Joaquín Prat para trabajar en la radio. Un año después se anunció que presentaría para Chicho Ibáñez Serrador Waku Waku en la que sería su vuelta a la pequeña pantalla.

Galas del Sábado': un viejo programa que es más moderno que la televisión  de hoy

Laura Valenzuela junto a Joaquin Prat.

En 1996 volvió a Televisión Española junto a su hija Lara para hacerse cargo del magazine matinal. La intención de la cadena pública era hacer frente a María Teresa Campos, que había hecho el viaje contrario, de TVE a Telecinco para encargarse de las mañanas. Finalmente, Laura y su hija no funcionaron en audiencia. El último trabajo de Laura frente a la cámara fue la gala del 50 aniversario de TVE en 2006.

'La musa de la transición' 

La trayectoria televisiva de Rosa María Mateo en el mundo de la comunicación se inicia en Radio Nacional de España. Su voz característica cautiva a los oyentes y de la emisora da el salto a la segunda cadena en programas como La segunda cadena informa. A principios de la década de los setenta comienza a colaborar en el informativo presentado por Joaquín Prat  Buenas Tardes junto a Clara Isabel Francia o Juan Erasmo Mochi. Su popularidad comienza a aumentar a raíz de ser la presentadora del Festival de la OTI en 1972 junto a su ‘colega’ el chileno Raúl Matas.

Rosa Maria Mateo.

De la mano del periodista Pedro Erquicia se consagra como uno de los primeros rostros al frente de Informe Semanal. La comunicadora burgalesa ha tenido la oportunidad de ser la cara visible de momentos clave de la Historia Contemporánea como la caída del muro de Berlín o la visita del exlíder Mijaíl Gorbachov a España. Además de Carmen Díez de Rivera, la periodista fue apodada como ‘La musa de la transición’ y de hecho, tras el intento de Golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 fue la persona elegida por todos los partidos políticos para que realizara la lectura del manifiesto de condena. 

Su amplia andadura profesional en Televisión Española y su simpatía hacia el Partido Socialista le valió para que en 2018 Pedro Sánchez la designara como «administradora única y provisional» de Radiotelevisión Española (RTVE). Un hecho que desató la polémica pues la señalaron como la culpable de politizar la cadena, la bajada de audiencias y la desconfianza de algunas de las informaciones a favor del Gobierno. Si bien sus primeros años en el ente público fueron fulgurantes, Rosa María Mateo aseguró que tras su nombramiento vivió “un calvario”. 

La primera mujer realizadora 

Hablar de la realizadora Pilar Miró es hablar de la historia de la televisión nacional. Una mujer poderosa, ‘agria’ y frágil a la vez. Su hijo Gonzalo Miró afirma que “su madre tenía un gran sentido del humor”. Aunque solo unos pocos pudieron comprobarlo. La guionista llegó a la cadena pública a principios de la década de los sesenta y con constancia, logró hacerse un hueco en el mundo de la televisión el cual estaba dominado por hombres. Fue la primera realizadora de Televisión Española. Tal y como sostuvo en una entrevista con Jesús Hermida “ era la única, estaban las locutoras y en administración en la casa, pero intentando lo que yo pretendía no había nadie”.

Pilar Miró: las 7 curiosidades y polémicas que marcaron su vida

Pilar Miró.

Aún quedaba bastante tiempo para que saliera a la luz el #MeToo y Miró se alzó contra el machismo y denunció que había sufrido acoso en la cadena. Tras sentarse en el banquillo a causa de la polémica de la película El crimen de Cuenca, ocupar el cargo de Dirección General de Cinematografía tras la proposición del expresidente socialista Felipe González aceptó el puesto de Directora General de Radiotelevisión Española en 1986. Fue la primera mujer que tomó posesión de un puesto de esta magnitud. Durante su etapa en Televisión Española su afán era la creación de una televisión modernizada y de hecho lo logró. 

Aunque para ella también fue un quebradero de cabeza pues saltó a la palestra mediática el caso de la adjudicación a cargo de los presupuestos de Radiotelevisión Española diversos trajes para su vestuario profesional y una serie de gastos de representación en función de su cargo. Un hecho que le costó que el Partido Popular elevó a los juzgados “la denuncia de uso indebido de fondos públicos”. Sus amigos como el actor José Sacristán o el cantante Víctor Manuel afirmaron que aquella situación “era absurda” ya que los estilismos de Pilar eran “bastante informales y desarreglados”. De nuevo Pilar fue sometida a un juicio público.

Durante su andadura profesional en Televisión Española recibió algunos de los encargos más importantes de su carrera. Pilar Miró estudió la carrera de derecho y compartió aula con Don Juan Carlos de Borbón. En primera instancia, el Emérito le pidió que fuera ella quien realizara la retransmisión de la boda de la infanta Elena el 18 de marzo de 1995 en Sevilla. Para Miró fue como “dar tres saltos mortales sin red”. La propia Casa Real la felicitó por su trabajo y de hecho volvió a ser la encargada de la retransmisión del enlace real entre la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín en Barcelona. Los preparativos fueron muy estresantes y Miró, quien padecía problemas de corazón hizo frente a extenuantes jornadas de trabajo. La salud de la realizadora se quebró y algunos apuntaron que aquel encargo aceleró su fallecimiento a causa de un infarto a los 57 años.

La rivalidad entre ‘Las reinas del telediario’ 

A lo largo de la historia de la cadena pública han sido muchas mujeres las que se han convertido en caras míticas de los informativos de Televisión Española. La periodista Ana Blanco es una de ellas y cuya despedida de la cadena el pasado mes de septiembre fue un terremoto mediático. La comunicadora bilbaína se presentó en 1990 al casting que organizó el ente para elegir nuevos presentadores de los telediarios y consiguió entrar en la cadena. Ha sido ‘pareja televisiva’ de los periodistas Jesús Álvarez o Sergio Sauca.

Ana Blanco.

A lo largo de su carrera profesional en Televisión Española ha presentado más de 7.400 informativos y ha tenido ocasión de ponerse al frente de programas electorales y de carácter especial como los del 11 de marzo de 2004, el primer aniversario de la muerte de Lady Di, el nacimiento del primer hijo de la Infanta Elena, la proclamación del papa Benedicto XVI, la abdicación de Juan Carlos I o la muerte del expresidente del gobierno Adolfo Suárez. 

Durante su trayectoria en la cadena tuvo que hacer frente a la competitividad que se daba entre los trabajadores de Torrespaña. La periodista vasca era considerada una de las ‘reinas de los informativos’ de la cadena hasta que llegó la comunicadora asturiana Letizia Ortiz Rocasolano tras haber estado en CNN+.El origen de la rivalidad entre ambas fue el también periodista Alfredo Urdaci. El escritor navarro llegó a la cadena en 1998 y no congenió demasiado con la comunicadora bilbaína con quien presentaba el informativo en pareja.

El último telediario de Letizia Ortiz Rocasolano

La reina Letizia.

Urdaci ocupó el cargo de jefe de Informativos de Televisión Española entre 2000 y 2004. El periodista consideraba que Letizia Ortiz era una comunicadora muy talentosa y aquella simpatía despertó ‘celos’ en Ana Blanco. La comunicadora asturiana inició una carrera meteórica. Comenzó a presentar Informe Semanal, hacía directos, estudio y daba perfectamente en cámara, por lo que Blanco reconoció el peligro de aquella joven periodista que había aterrizado en Televisión Española. 

En 2003, el periodista navarro escogió a Ortiz Rocasolano como su ‘pareja’ en los telediarios e incluso apostó por la asturiana para que presentara un espacio especial dedicado a la guerra de Irak, un hecho que desató la rivalidad entre las ‘reinas del telediario. Así lo relató Urdaci en el libro ‘Días de ruido y furia’. “Cuando Ana Blanco se enteró de que Letizia sería la encargada de presentar esos programas, estalló. Los primeros en escuchar sus comentarios airados fueron los responsables de edición”.

Además añadió que “minutos más tarde, subía a mi despacho para intentar forzar una marcha atrás en una decisión que no tenía vuelta de hoja. 'A esta chica la estáis pagando un máster' fueron sus palabras y su único argumento. 'El mismo máster que se te pagó a ti cuando llegaste a esta casa desde Los 40 Principales' fue la respuesta”. Los nervios se apoderaban de Blanco quien libró una guerra por la silla de los informativos con Letizia Ortiz. 

La trayectoria de Letizia Ortiz Rocasolano fue brillante a la par que breve pues el 31 de octubre de 2003 presentó su último informativo a causa del anuncio del compromiso con Felipe de Borbón. La retransmisión de su enlace fue en TVE y aún se desconoce si por cierta ‘mofa’ por parte de los superiores de la cadena, Ana Blanco fuera una de las encargadas de cubrir el evento. 

Las pioneras del deporte 

El periodismo deportivo ha sido un género que desde sus inicios ha estado asociado principalmente al género masculino y aunque a día de hoy son cada vez más mujeres las que se especializan en la actividad fueron solo unas pocas las que han pasado a la posteridad como ‘referentes de la información deportiva’.

Olga Viza.

La comunicadora catalana Olga Viza es una de ellas. A finales de la década de los setenta se incorporó a Televisión Española para trabajar en la información deportiva. Lidió con el machismo que se daba en el periodismo y logró hacerse un hueco en el terreno de los deportes. Ha tenido la ocasión de retransmitir eventos deportivos como el Mundial de Fútbol de 1982 o las Olimpiadas de Los Ángeles de 1984. En 1992 dió el pelotazo profesional y junto a Matías Prats tuvo la oportunidad de retransmitir la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona. 

Al igual que Viza la comunicadora Maria Escario fue una de las primeras mujeres que se especializó en periodismo deportivo. En 1985 fue contratada por Pedro Erquicia donde comenzó a presentar programas dedicados al ámbito de los deportes como Estudio Estadio o Estadio 2.

Maria Escario.

Desde sus inicios ha cubierto Juegos Olímpicos, tres Mundiales de fútbol, Eurocopas o finales de Liga de Campeones de la UEFA. Escario es una gran defensora de la igualdad en el terreno deportivo y de hecho en 2009 participó en la presentación del Manifiesto por la Igualdad y la Participación de la Mujer en el Deporte. Desde 1993 ha cubierto el bloque de deportes de las distintas ediciones del telediario y a día de hoy ha decidido hacer un parón en su carrera tras anunciar que padece cáncer de mama. 

COMPARTIR: