19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La modista venezolana, gran amiga de Isabel Preysler, firmó un traje de inspiración medieval con manga francesa, cuello barco y velo de tul mórbido

Así es Carolina Herrera, la creadora que ha firmado el vestido nupcial de Tamara Falcó

El Cierre Digital en La modista venezolana e imagen de la portada de ¡Hola! con Iñigo Onieva y Tamara Falcó.
La modista venezolana e imagen de la portada de ¡Hola! con Iñigo Onieva y Tamara Falcó.
Es una de las grandes diseñadoras internacionales. A sus 84 años Carolina Herrera continúa siendo un referente y en última instancia ha sido la elegida para firmar el vestido de novia que ha lucido la aristócrata Tamara Falcó en su boda. La creadora venezolana comenzó su idilio con la moda a los 13 años, bailaba en el exclusivo club neoyorquino Studio 54 y ha logrado abrir más de 280 boutiques en todo el mundo. Ha vestido a la reina Letizia o a la duquesa de Feria.

La boda de la aristócrata Tamara Falcó y el empresario Iñigo Onieva ha sido el gran evento del año. Un enlace que, aunque muchos apuntaran como 'gafado', se ha celebrado finalmente este pasado 8 de julio en el Palacio El Rincón. Aunque muchos curiosos pudieron ver algunos de los estilismos que la novia lució durante el fin de semana, el secreto mejor guardado ha sido el vestido de novia que la marquesa ha llevado en su gran día. 

En primera instancia, la aristócrata eligió a las diseñadoras vascas Sophie et Voilá pero un comunicado de la firma dejó claro que el contrato se había roto y que las modistas ya no confeccionarían el estilismo que luciría la influencer durante su boda. Tras días en los que han crecido las especulaciones sobre la identidad del creador del vestido de la socialité, finalmente fue Carolina Herrera la elegida para firmar el vestido de la hija de Isabel Preysler, y Wes Gordon, director creativo de la marca, quien confeccionaría el look

Tal y como revela la revista ¡Hola!, el traje nupcial que ha lucido la marquesa de Griñón se trata de un vestido con silueta de Traje de Corte, con cuello barco y manga francesa que lleva bordados manuales con hilaturas de hilos de metal. La diseñadora venezolana ha buscado una inspiración medieval en hombros y en la franja vertical central. Todo ello acabado en un sencillo velo de tul mórbido que intentaba, no competir con el vestido nupcial.

Portada de la revista ¡Hola! de la boda de Tamara Falcó e Iñigo Onieva. 

Gordon aterrizó en Madrid junto a su marido Arnhold y no dudó en declarar ante las cámaras que Tamara emana "elegancia y sofisticación". La novia eligió dos vestidos y el director creativo desveló algunos de los detalles de ambos estilismos. "El primero era blanco y un mix. Muy tradicional, pero también muy moderno", reveló Gordon. Mientras que respecto al segundo vestido de novia, Gordon declaró que "no sería blanco". 

Al igual que la aristócrata, su madre también eligió la firma de la venezolana para la boda de su hija. Además de madre e hija, fueron muchas las invitadas que lucieron estilismos firmados por Carolina Herrera, como la periodista Teresa de la Cierva, la abogada Sassa de Osma o la chef Samantha Vallejo-Nájera. Una firma consagrada como una de las más relevantes de la moda internacional y que comenzó en un desfile a principios de la década de los cincuenta.

Balenciaga, el origen del amor por la moda

Si hay una diseñadora que evoque la elegancia, esa es la venezolana Carolina Herrera. Nació en 1939 en la ciudad de Caracas en el seno de una familia bien posicionada, por lo que era habitual que la pequeña Carolina asistiera a fiestas y eventos a los que asistía la 'flor y nata' de la capital venezolana.

Carolina Herrera: su biografía, diseños más icónicos y ascenso a la fama |  Vogue

Carolina Herrera en una imagen de su juventud.

Su idilio con la moda comenzó a los 13 años. A principios de la década de los cincuenta acude junto a su abuela a un desfile del modisto vasco Cristóbal Balenciaga. Fue durante aquel evento, cuando la diseñadora vio de cerca a la 'mujer cisne' y las grandes creaciones del modisto. 

Su idilio con Nueva York

Desde que asistiera a aquel desfile de Balenciaga, Carolina Herrera decide orientar su futuro hacia el mundo de la moda. No será hasta 1981 cuando funda Carolina Herrera, su propia firma y, de hecho, es en mismo año cuando presenta su primera colección, animada por la que fuera editora de la cabecera Harper´s Bazaar y exdirectora de Vogue, Diana Vreeland

El desfile tuvo lugar en el Metropolitan Club de Nueva York y la ciudad de los rascacielos fue la elegida por la modista para mudarse junto a su familia. La firma comenzó a ser conocida entre las altas esferas estadounidenses como un sinónimo de elegancia, exclusividad y lujo. El imperio de Carolina Herrera crecía con rapidez, llegando a ser considerada como la 'reina de Manhattan'.

Carolina Herrera en Studio 54 es la inspiración para vestir ...

Bianca Jagger y Carolina Herrera en Studio 54.

En Nueva York, ciudad en la que presentaba sus colecciones dos veces al año, forjó grandes amistades en algunos de los lugares más exclusivos, como el cosmopolita Studio 54. Allí coincidió con personajes como el pintor Andy Warhol, la modelo Bianca Jagger o el diseñador Roy Halston.

No solo alternó con los círculos bohemios neoyorquinos sino que en el club nocturno también coincidió con personalidades de la 'Beautiful people', como la socialité Isabel Preysler. Así lo confesó durante uno de los capítulos del reality 'Tamara: La Marquesa'. Con la filipina y su hija mantiene una gran amistad y, de hecho, se han puesto en sus manos en más de una ocasión.

Durante el capítulo la aristócrata confesó que "los vestidos de novia de Carolina Herrera son los más bonitos". Durante muchos años, Herrera residió en una magnífica y suntuosa mansión ubicada en el barrio residencial de Upper East Side y, en la actualidad, Carolina Herrera está presente en la ciudad de los rascacielos con dos tiendas exclusivas. 

De Caroline Kennedy a la reina Letizia

La década de los ochenta fue fulgurante para la moda nacional e internacional. Y la firma Carolina Herrera no estuvo ajena al triunfo. A mediados de la década lanza su primera colección nupcial y el salto definitivo lo da en 1986 cuando Caroline Kennedy, hija del presidente John Kennedy y Jackie O, le encarga la confección de su vestido de novia.

La diseñadora se convierte en indispensable para muchas de las primeras damas estadounidenses ya que Nancy Reagan o Jackie Kennedy han lucido sus diseños en más de una ocasión. Además de la política, las creaciones de la modista también son conocidas entre la aristocracia, como la modelo y duquesa de Feria, Naty Abascal.

Letizia, de rosa y con la Tiara de Lis en la cena de gala de Japón

Doña Letizia vestida por Carolina Herrera. 

El listado de mujeres a las que Carolina Herrera ha tenido la oportunidad de vestir es muy amplia y especial. Además de nobleza o Gobierno, la venezolana ha sido diseñadora de cabecera de miembros de la realeza como la reina Isabel II de Inglaterra o doña Letizia, quien acostumbra a lucir diseños de alta costura de la modista como el que lució durante la cena de gala en la visita oficial del presidente de Colombia Gustavo Petro, o en las coronaciones del emperador Naruhito de Japón y el rey Carlos III de Inglaterra. 

La monarca guarda un estrecho vínculo con la firma. No solo por la alta costura, sino por el gusto que mantiene por los estilismos prêt a porter, el color rojo característico de la firma o el bolso Metropolitan, uno de los más icónicos de la marca que ha lucido como complemento de varios looks.

Exsuegra del Litri y marido socialité

Lejos de las pasarelas y los atelier, la diseñadora ha mantenido su vida personal alejada de los flashes. En 1957, a la edad de 18 años, contrae matrimonio con el venezolano Guillermo Behrens Tello, padre de sus dos primeras hijas, Mercedes y Ana Luisa. La pareja decide poner fin a su historia de amor en 1964 y cinco años después pasa de nuevo por el altar con el aristócrata,  escritor y ex editor de la revista Vanity Fair Reinaldo Herrera.

Carolina Herrera,

Carolina y Reinaldo Herrera.

Junto a Reinaldo fue madre de nuevo, con sus hijas Carolina Adriana y Patricia Cristina. La primera, es la más mediática y la que ejerce como directora creativa de The House of Herrera Fragrances, la línea dedicada a la creación de perfumes de la firma. Carolina ha heredado la belleza y elegancia de su madre y es la mejor embajadora de la firma.

Boda de Carolina Herrera y 'El litri'.

En junio de 2004 contrajo matrimonio en la provincia de Cáceres con el torero Miguel Báez Spínola Litri. Los Herrera se unían a una de las sagas taurinas más relevantes de nuestro país. Tras 13 años casados y tres hijos en común, la pareja anunciaba su separación, aunque mantienen una buena relación. 

 El imperio del lujo

Tras cuatro décadas en el mundo de la moda, Carolina Herrera se ha consagrado como una de las diseñadoras más relevantes a nivel internacional. Creadora de un imperio de lujo en el que prima tanto la elegancia como la sofisticación, en 2018 decide poner fin a su historia y anuncia su retirada como directora creativa de la firma.

Carolina Herrera, en Madrid para celebrar el cumpleaños de su nieta Olimpia

Carolina Herrera.

En su lugar ha sido el joven Wes Gordon quien ha ocupado dicho cargo. Con más de 280 tiendas abiertas por todo el mundo, 60 perfumes lanzados al mercado, prendas e hitos icónicos, a sus 84 años, Herrera es considerada una mujer empoderada y una abanderada de la elegancia impecable. 

COMPARTIR: