07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La catalana se afincó con el barón Heini Thyssen en la villa "Mata Mua" para disfrutar de los veranos en la Costa del Sol junto a la jet set

Los personajes del verano (XII) : Tita Cervera, la baronesa que se resiste a dejar Marbella

El Cierre Digital en Tita Cervera.
Tita Cervera.
Desde que contrajera matrimonio con el barón Thyssen, Tita Cervera se convirtió en toda una mecenas del arte y, junto a su marido, pasó largas temporadas en Marbella en "Mata Mua", una villa de aire colonial ubicada en una de las mejores zonas del pueblo, en compañía de su hijo Borja y su madre María. La pareja de aristócratas era habitual en las fiestas a las que asistían miembros de la jet set como Gunilla Von Bismarck, Jaime de Mora y Aragón, Luis Ortiz o Sean Connery.

Marbella es uno de los refugios veraniegos ampliamente elegido por la jet set desde que el príncipe Alfonso de Hohenhole convirtiese aquel pueblo de pescadores en uno de los destinos vacacionales referentes del glamour, el lujo y la ostentación. 

Durante los veranos de la década de los ochenta, miembros de la aristocracia nacional e internacional o personalidades se desplazaban hasta la Costa del Sol para disfrutar de los veranos dorados de Marbella. Y algunos fijaron su residencia veraniega allí, como fue el caso de Tita Cervera, la Baronesa Thyssen. Junto a su marido, el Barón Thyssen, disfrutaba del verano entre sol, playa y jamón de pata negra, uno de los aperitivos favoritos del aristócrata.

"Mata Mua", el refugio de la Baronesa

Desde que contrajera matrimonio con Heini Thyssen, más conocido como el Barón Thyssen, Tita Cervera se convirtió en una mecenas del arte, por lo que no es de extrañar que algunas de sus propiedades llevaran el nombre de algunas de las obras más preciadas de las colecciones. 

La Baronesa Thyssen en "Mata Mua".

“Mata Mua”, el óleo obra de Paul Gaugin instalado en la residencia que Tita Cervera tiene en Andorra, le dio nombre a la mansión marbellí en la que compartió veranos junto a su marido, su hijo Borja y su madre María. El motivo de bautizar la mansión con el nombre del cuadro de Paul Gaugin se debe a una bañera de la propiedad, cuyos azulejos están pintados con la obra del autor. 

La villa de aire colonial fue inaugurada en 1987, con 432 metros cuadrados y 6.000 de terreno en la que habitualmente recibía a la prensa junto al barón durante las décadas de los ochenta y los noventa. En sus estancias en la mansión, los barones acostumbraban a celebrar fiestas a la que asistían miembros de la jet set marbellí.

Los barones Thyssen, personajes del verano marbellí

La pareja formada por los aristócratas se afincaba en Marbella para disfrutar de las jornadas de mar y sol y las fiestas nocturnas hasta altas horas de la madrugada. Al igual otras personalidades de la jet set, los barones acudían a las fiestas que organizaba Jaime de Mora y Aragón o las galas de la Cruz Roja junto a Gunilla Von Bismarck, Luis Ortiz, Sean Connery e incluso con Elizabeth Taylor.

Los barones Thyssen.

La pareja también solía dejarse ver por el Marbella Club, donde en una de sus fiestas, celebrada el 10 de agosto de 1986, rememoró su época como concursante de certámenes de belleza y fue coronada como Lady España, título que heredarían personalidades como la Duquesa de Alba o Marta Chávarri.

Marbella, uno de los destinos preferidos de la Baronesa

El fallecimiento del barón Thyssen fue un duro golpe para Tita Cervera, que perdió al amor de su vida el 26 de abril de 2002. El legado, tanto artístico como económico, que heredó la baronesa tiene un valor incalculable. A pesar de que la aristócrata escoge otros destinos vacacionales como Ibiza, se ha resistido a poner en venta la villa “Mata Mua”, donde compartió gran parte de los veranos con el barón.

Tita Cervera.

La baronesa sigue siendo uno de los personajes habituales de los veranos en Marbella y en numerosas ocasiones ha abierto las puertas de su residencia a la prensa e incluso se ha dejado ver junto a sus hijas Carmen y Sabina por Puerto Banús, con su hijo Borja y su nuera Blanca Cuesta.  

Tita Cervera junto a su hijo y su nuera.

En Marbella también alardeaba de la buena relación que mantenía con el padre de su hijo, Manolo Segura y, a día de hoy, Tita Cervera continúa rememorando sus épocas doradas en Marbella asistiendo a eventos como la Gala Starlite

COMPARTIR: