31 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El aristócrata falleció este viernes tras dar positivo en COVID-19 y se le vio por última vez hace unos días en los toros en Illescas junto a su mujer

La vida de contrastes de Esther Doña, viuda de Carlos Falcó, heredera de parte del patrimonio del Marqués de Griñón

Esther Doña y Carlos Falcó.
Esther Doña y Carlos Falcó.
El pasado viernes murió a los 83 años de edad Carlos Falcó a consecuencia del coronavirus en la Fundación Jiménez Díaz. El marqués de Griñon había estado hace tan solo unos días, el pasado día 7 de marzo, en la plaza de toros de Illescas feliz y emocionado junto a su actual mujer Esther Doña. Esta joven y atractiva mujer es ahora su viuda. Su cuarta esposa y, posiblemente, la que más controversia ha generado en las relaciones de Carlos Falcó, cuyo patrimonio ahora tendrá que ser repartido.

Este viernes 20 de marzo fallecía a los 83 años en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid Carlos Falcó, el conocido Marqués de Griñón. El carismático aristócrata había ingresado unos días antes tras dar positivo en Covid-19. El también empresario, dedicado a las bodegas y a los negocios agropecuarios, deja cinco hijos y una viuda, Esther Doña, y un importante patrimonio y legado a repartir.

Esta mujer malagueña, de 42 años, cuarenta años más joven que Falcó, está ahora recluida en el palacio que compartía, en la localidad madrileña de Aldea del Fresno, con el fallecido marqués. Por el momento no habrá funeral por las medida sanitarias del coronavirus, pero el deseo expreso de Carlos Falcó era que sus cenizas descansaran en los campos de su finca de Casa de Vacas, en Malpica del Tajo, donde vivió su romances con Isabel Preysler y Fátima de la Cierva. 

Esther llegó a la vida de Falcó hace cuatro años. Sus hijos, como es habitual en ellos, no emitieron entonces opinión alguna sobre el nuev romance de su padre. Quizá otro mas. Sin embargo, pronto todo lo que rodeaba al último amor del Marqués de Griñon parecía polémico. La relación de Falcó y su joven esposa fue poco a poco presentando puntos un tanto desagradables, quizá por la gran diferencia de edad y de planteamiento entre ambos.

Hace poco más de un año, un episodio poco agradable salió a la luz mostrando el lado más oscuro de la pareja. El 24 de febrero de 2019 el aristócrata fue detenido tras una pelea de la pareja en el hotel Eurobuilding de Madrid.  

Esther Doña y Carlos Falcó con el hijo del marqués, Duarte, en medio. 

Tras los incidentes y gritos, la policía se personó en el conocido hotel madrileño. Parece ser que Esther Doña en ningún momento alegó nada y que fue la Policía quién detuvo de oficio a Carlos Falcó en virtud de la Ley de Violencia de Género. La pareja emitió, tras hacerse pública por el diario El Mundo esta detención meses después, en junio, un comunicado desmintiendo cualquier tipo de problema.

A pesar de esto, en los mentideros de la capital se habló durante semanas de un más que posible divorcio o separación entre el matrimonio. El escándalo puso, además, sobre la mesa la mala relación de los hijos del Marqués con su cuarta esposa.

La situación del aristócrata tras ese incidente, del que sus hijos culpaban a Esther, llevó a una dificil situación. “Están hartos de su actitud. Consideran que Esther tiene un carácter demasiado volcánico e inestable y esto no le hace bien a su padre”, aseguraba a elcierredigital.com un amigo de Falcó. Pero otras partes, también consultadas por nuestro periódico, indicaban lo contrario, que la paciencia de la malagueña con el marqués era "enorme y le agunta todo. Carlos es un hombre muy dificil".

El problema residía, al parecer, en que el negocio de las bodegas vinícolas y el aceite no le estaban funcionando como hace años, "y, él, que siempre ha sido tan austero, no para de hacer viajes y vivir a tope con Esther. Esto, a los hijos les pone de los nervios. Por un lado, es entendible pero también su padre se merece alegrías”, añadían las fuentes cercanas a la pareja.

Por si esto fuera poco, Informalia confirmó lo que era un rumor: la existencia de un vídeo donde el carácter de Esther Doña mostraba su peor cara. En ese vídeo se obervaba cómo se las gastaba al parecer la cuarta mujer del marqués, tanto que Falcó y su hija Aldara acaban encerrándose en el baño, mientras Duarte grababa la situación.

Éste hijo de Falcó fue el único que aprobó desde el principio la relación de su padre con la malagueña. Duarte y Aldara son los vástagos más pequeños de los descendientes del Marqués y nacieron de su tercer matrimonio con Fátima de la Cierva.

De corista de Julio Iglesias a Marquesa de Griñón

¿Pero quién es realmente Esther Doña? Todo en esta atractiva mujer parece estar envuelto en un misterio. Desde febrero de 2016, cuando saltó a los medios su relación con Griñón, muchos datos no parecían encajar en la vida de la malagueña. Unos datos se contradecían unos con otros.

Contra lo habitual en el mundo de las celebrities, el primer dato llamativo era que su edad aumentaba con las semanas. Empezó diciendo que tenía 36 años, para finalmente confesar que tenía 39. Algunos llegaron a insinuar que lo que intentaban es que la diferencia de edad, más de 40 años, no pareciese tan rotunda.

Máximo Valverde, uno de los supuesto ex de Esther Doña. 

Se sabe que nació en Málaga en 1978 y que en su primera juventud ejerció como modelo. En esa época llegó a ser ocasionalmente corista de Julio Iglesias. Ironías de la vida. El nombre de un cantante, y de exmujer, que la pareja ha llevado en común durante los dos años de su matrimonio: el de Julio Iglesias e Isabel Preysler.

Pero el de Iglesias no es el único nombre de un famoso que aparece vinculado a la malagueña. Según publicó en su momento el diario El Mundo, tuvo supuestamente relaciones con José María González de Caldas, expresidente del Sevilla F.C. y expareja de Sofía Mazagatos, y con el cantante Bertín Osborne.

Sin embargo, el único personaje famoso que ha hablado claramente de su relación con Esther Doña es el actor Máximo Valverde. El galán de los 70 conoció a la hoy viuda marquesa consorte cuando esta tenía 19 años. "Empezamos a salir cuando ella tenía esa edad. Estuvimos cerca de dos años juntos, hasta que se fue a vivir a Madrid" contó hace dos años a LOC.

En los años 2010 y 2011, Esther posó como modelo para algunas esculturas de Lorenzo Quin, por eso algunas publicaciones suman este nombre a su lista de conquistas, aunque ninguno lo ha confirmado a día de hoy. Lo mismo ocurre con Luis Miguel Rodríguez, conocido como ‘El Chatarrero’, expareja de Agatha Ruiz de la Prada. Su amistad con el mediático empresario sucedió en 2015, solo unos meses antes de conocer a Carlos Falcó.

Al margen de sus conquistas, Esther Doña se ha casado en dos ocasiones antes de contraer nupcias con el aristócrata. De estos matrimonios se sabe poco. Casi tan poco como de su trayectoria empresarial. Junto a otros socios montó Karma Estética, un centro de belleza en Madrid, pero dejó el negocio en 2006. También fue administradora única durante el año 2012 de Alquileres On-line SL, una inmobiliaria que llegó a alcanzar un capital social de cinco millones de euros.

En 2016 se hizo pública su relación con el Marqués y se casaron en una boda íntima en 2018. Desde entonces, fueron una de las parejas recurrentes del papel couché sin que, para muchos, Esther Doña dejara de ser un misterio. Ahora se ha convertido en una heredera de parta del patrimonio inmobiliario y empresarial del Marqués de Griñon,  con permiso de sus cinco hijos.

COMPARTIR: