09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El artista sevillano ha pasado a la historia como un prodigio del siglo de Oro cuyo legado se compone de obras como 'Las Meninas' o 'Los Borrachos'

El Prado margina a Velázquez en su cuarto centenario como pintor de la corte de Felipe IV

El Cierre Digital en Imagen de la sala 12 del Museo Del Prado y un retrato del pintor sevillano Diego Velázquez.
Imagen de la sala 12 del Museo Del Prado y un retrato del pintor sevillano Diego Velázquez.
Hace 400 años que Diego Velázquez entró a formar parte de la corte de Felipe IV. Desde su Sevilla natal se desplazó hasta la capital española donde alcanzó la gloria artística. El pintor sevillano ha pasado a la historia como el maestro del siglo de Oro español y su obra está expuesta desde 1899 en el Museo del Prado de Madrid. En su cuarto centenario como pintor personal del 'rey planeta', la pinacoteca no contempla realizar ningún homenaje al autor de 'Las Meninas'.

La pintura española está marcada por grandes nombres como Salvador Dalí, Pablo Picasso, Francisco de Goya, Joaquín Sorolla o Diego de Velázquez. SI bien este año el artista malagueño celebra el año que honra su memoria, el pintor sevillano no contará con ningún homenaje en su cuarto centenario como pintor de la corte. 

Una fecha crucial para la vida del sevillano que el Museo del Prado, la pinacoteca donde están expuestas algunas de las obras más relevantes de su trayectoria frente a los lienzos, no ha reflejado en ninguna actividad que conmemore un aniversario tan relevante. Velázquez ha pasado a la historia como uno de los artistas más prodigiosos de la pintura nacional y por ello, entre los amantes del arte el hecho de que una de las pinacotecas más importantes del mundo y la más importante de su país no le dedique un homenaje no ha sido bien acogido.

Un ‘lobo solitario’ en la corte de Felipe VI

La sala 12 sigue siendo desde 1899 el lugar que el Museo del Prado escogió para albergar algunas de las obras más importantes de la historia de Diego de Velázquez. Sin embargo tal es la extensión de su legado que la pinacoteca ha añadido las salas 7,10 y 11 para aquellos que quieran deleitarse con la pintura del sevillano.

La sala 12 del Museo Del Prado.

Este proyecto de ampliación se presentó en 2010 y su fin era que Velázquez ganara superficie expositiva, ya que su obra pictórica es bastante amplia. El pintor sevillano llegó a la corte del monarca Felipe IV con tan solo 24 años, buscando otras oportunidades. En Sevilla había tenido que realizar novedosos bodegones y plasmar el costumbrismo andaluz aunque para él y su mentor, la ciudad hispalense se le había quedado pequeña. Los rumores de la época recalcan que en la capital estaba la gloria. 

Velázquez llegó a Madrid con una serie de lienzos que conquistaron al monarca y a su entonces valido, el conde duque de Olivares, que le otorgaron la categoría de pintor de la corte. A lo largo de su estancia en palacio, Velázquez tuvo fama de ‘lobo solitario’ y su tiempo libre lo pasaba entre pinceles y caballetes. Hizo varios autorretratos a diversos miembros de la familia real como la reina Isabel de Borbón, el príncipe Baltasar, el rey Felipe IV, la reina Mariana de Austria o la infanta Margarita .

Algunas de las obras De Diego Velázquez expuestas en el Museo Del Prado.

Sin duda, además de ‘La Fragua de Vulcano’, ‘La rendición de Breda’ o ‘Las Hilanderas’, uno de los cuadros más aclamados de la historia de Diego Velázquez como pintor de la corte es ‘Las Meninas’. También conocida como ‘La familia de Felipe IV’ ha pasado a la posteridad como la obra maestra del pintor, donde se retrata la escena en la que la infanta Margarita irrumpe rodeada de sus sirvientes el retrato de sus padres, los reyes Mariana de Austria y Felipe IV quienes están siendo pintados por el artista sevillano que además, se autorretrata. 

Sevilla sí le homenajeará

La ciudad que le vio nacer sí que tiene previsto un programa de actividades para homenajear al pintor. En primera instancia se pretende recuperar la casa natal donde vivió el artista que todavía se conserva y cuyo fin es abrirla como si fuera un museo. La vivienda del pintor es la más antigua de la ciudad hispalense.

Un grupo de particulares compra la casa de Velázquez para convertirla en  museo

Casa de Velázquez (Sevilla).

Está localizada en la calle de la Gorgoja, en el centro de la Morería y cuya restauración pretende recuperar la etapa artística más relevante, es decir, el siglo de Oro de la ciudad de Sevilla en el primer tercio del siglo XVII. Fue en aquella época donde Velázquez consolidó su estilo propio al haber trabajado todos los géneros: mitológicos, históricos o religiosos. Aún se desconoce la fecha oficial de la apertura de la vivienda donde residió uno de los prodigios de la obra pictórica. 

COMPARTIR: