25 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su filial Hispam, que cuenta con presencia en ocho países latinos, acumula casi 2.000 millones de euros en pérdidas en los dos últimos ejercicios

Los negocios en Hispanoamérica se convierten en pesadilla para Telefónica: Pallete inyecta más de 1.500 millones en rescatarlos

El Cierre Digital en
/ Álvarez-Pallete
José María Álvarez-Pallete está siendo incapaz de encauzar las inversiones latinoamericanas de Telefónica, que opera en ocho países como Hispam. Esta filial ha recibido inyecciones por valor de más de 1.500 millones en el último año tras presentar pérdidas de casi 2.000 millones en los dos últimos cursos.

José María Álvarez-Pallete se está mostrando incapaz de encauzar los negocios de Telefónica en Latinoamérica. La filial de la teleco, Hispam, ha recibido en el último año inyecciones por valor de más de 1.500 millones tras haber sumado pérdidas cercanas a los 2.000 millones en los dos últimos ejercicios (1.548 millones en 2021 y 401 millones en 2022)

Hispam, a 31 de diciembre de 2022, ostentaba un fondo de maniobra negativo de 3.304 millones de euros, lo que le colocaba en causa de disolución. Esta circunstancia ha obligado a Telefónica a asumir una ampliación de capital por valor de 380 millones tras haber desembolsado otros 1.192 millones en otras dos recientes operaciones. 

Muchos de los problemas de Hispam se centran en Perú, país en el que Telefónica acaba de vender el 64% de su compañía de fibra mayorista, Pangeaco, que ha pasado a estar controlada por la compañía KKR Entel Perú. 

Cambios que no han surtido efecto

En 2019 Álvarez-Pallete intentó cambiar la dinámica de Hispam. Para ello, colocó al frente a un nuevo equipo de gestión. El directivo reconocía los problemas que tenían al otro lado del charco: "Tenemos que buscar la manera de reforzar las operaciones que tenemos en Latinoamérica. Y para eso, para reforzarlas, todas las opciones están abiertas. Es el momento de cambiar, de reinventarnos, de buscar cuál es la nueva fórmula de estar expuestos de manera rentable a esos mercados". 

"Necesitamos cambiar. Si queremos ser sostenibles en la región tenemos que ser dueños de nuestro propio destino. Si no hacemos nada, el modelo se agota y perdemos relevancia", aseguró entonces el presidente de Telefónica. 

Cabe recordar que Hispam cuenta con activos superiores a los 10.000 millones e ingresa más de 2.200 millones al año. Dentro de esta compañía no se incluye el negocio de Telefónica Brasil, que cuenta con mejor salud económica que sus compañeros. 

¿Qué es Telefónica Hispam?

Telefónica Movistar Hispanoamérica es una de las mayores compañías regionales de servicios de conectividad móvil y de banda ancha fija al hogar y a las empresas, principalmente mediante fibra óptica de alta velocidad, y una amplia gama de servicios digitales. 

"Contamos con más de 110 millones de clientes residenciales y empresariales en los ocho países donde tenemos presencia", apunta Telefónica. Los países en los que opera Hispam son Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay y Venezuela.

José María Álvarez-Pallete. 

La teleco asegura que están "focalizados en la creación de valor de largo plazo, de manera sostenible, innovadora y rentable, a través del desarrollo de nuevos modelos operativos, teniendo como objetivo hacer lo mejor para nuestros clientes y la sociedad en general"

Europa también provoca quebraderos de cabeza en Telefónica

El veto de la Unión Europea a fabricantes chinos como Huawei y ZTE está castigando en Bolsa a Telefónica, que cae alrededor de un 8% en el último mes. La teleco podría tener que desembolsar 700 millones por su red en Alemania. 

El comisario comunitario de Mercado Interior, Thierry Breton, cree que el veto está "absolutamente justificado" y dice que "la Comisión ha publicado una comunicación que confirma que la decisión tomada por ciertos Estados miembro de restringir o excluir completamente a Huawei y ZTE de sus redes 5G está absolutamente justificada y en línea con las recomendaciones de Bruselas".

"Hemos sido capaces de reducir o eliminar en tiempo récord nuestra dependencia en otros sectores como el energético, cuando muchos pensaban que era imposible, y la situación con el 5G no debe ser diferente", señala Breton. 

La red alemana de O2, de Telefónica, está suministrada al 50% por Huawei, que cuenta con 14.000 equipos de radio que deberían sustituirse. El coste de cada equipo ronda los 50.000 euros, por lo cual la teleco debería desembolsar en torno a 700 millones. 

Telefónica intenta que este veto total en 5G, tal y como sucedió en Reino Unido, se aplace hasta 2030, lo cual le inyectaría oxígeno. 

COMPARTIR: