10 de diciembre de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Además del guitarrista o el intérprete la artista estrella de GH VIP estuvo casada con el popular peluquero Juan Miguel con quien tuvo a su hija Rocío

Los amores de la cantante Karina: De su romance con Tony Luz a su idilio con Carlos Manuel Díaz

El Cierre Digital en Montaje sobre la cantante Karina y algunas de sus parejas.
Montaje sobre la cantante Karina y algunas de sus parejas.
La cantante Karina se ha convertido en la 'estrella' del reality GH VIP. Tras ser salvada por la audiencia este pasado martes, su defensor y exmarido, el actor Carlos Manuel Díaz, era felicitado por el resto de colaboradores. El intérprete se convirtió en el segundo amor de la artista tras su ruptura con el guitarrista Tony Luz. Posteriormente llegaron amores polémicos, como el del peluquero Juan Miguel Martínez o el del escritor Domingo Terroba. Su última historia fue junto a Miguel León.

La han bautizado como la 'abuela de España'. Este pasado martes la cantante Karina vivía uno de sus momentos más especiales en su regreso televisivo. Tras haber sido nominada durante la gala del reality show 'GH VIP' emitida el pasado jueves, la intérprete de Las Flechas del amor era la primera salvada por la audiencia. 

Su defensor, y padre de su primera hija Azahara, el actor granadino Carlos Manuel Díaz, se abrazaba al resto de colaboradores, quienes ovacionaron a la que se ha convertido en una de las concursantes favoritas de la nueva edición del programa. Además del intérprete, la artista ha vivido una intensa vida amorosa marcada por cuatro matrimonios. 

El pionero del pop y la cantante 'yé-yé'

A principios de la década de los sesenta fueron muchos los intérpretes que en España se convirtieron en referentes del género musical 'ye-ye', habitual de las emisoras de radio y de los icónicos guateques. Una de las artistas agregadas a este boom fue la cantante jienense María Isabel Llaudes Santiago, a quien el artista Torrebruno bautizó como 'Karina'. La joven apareció por primera vez en Televisión Española en el programa Escala en Hi-Fi y comenzó a labrarse una brillante carrera musical marcada por éxitos como Concierto para enamorados, Hierba verde, Viviré o A quien pueda interesar. 

Fue en 1971 cuando la jienense pasa a formar parte de la historia de Eurovisión a través de su participación en el Festival, que se celebró en la ciudad irlandesa de Dublín. Con su interpretación del hit En un mundo nuevo logró la segunda posición. Una canción compuesta por el guitarrista madrileño Tony Luz, que se convirtió en el primer amor de la cantante.

Muere Tony Luz, guitarrista histórico del rock & roll ...

Imagen de la boda entre Karina y Tony Luz.

La historia amorosa entre la cantante y el músico comenzó en 1961. Él era una de las estrellas musicales del momento a raíz de su ingreso en la histórica formación de 'Los Pekenikes' y ella una de las cantantes 'yé-yé'. En esa época, Karina firmó su primer contrato discográfico con Hispavox, donde grababa el conjunto musical en el que Luz era guitarrista. Allí coincidían en muchas ocasiones y allí se gestó una larga historia de amor, o lo que ellos llamaban un "noviazgo de los antiguos", que culminó el 30 de marzo de 1973 con una boda con la que Paco Llaudes, manager y hermano de la cantante, no estaba muy conforme y que tuvo lugar en la localidad toledana de Illescas.

Según declaro Karina a los medios de comunicación, escogieron aquel enclave para evitar el "tumulto de los fans". El banquete posterior a la ceremonia se celebró en el complejo del que era propietario el empresario hostelero José Luis Solaguren. Tras la boda, el ya matrimonio puso rumbo a México donde durante un mes disfrutaron de su luna de miel. 

No obstante y a pesar de ese largo noviazgo, el matrimonio no duró mucho puesto que la pareja lo dio por finiquitado a finales de 1974. En 1975 obtuvieron la anulación matrimonial. Ambos artistas emprendieron vidas separadas y caminos diversos en el mundo que les unió: la música.

El que fuera guitarrista de 'Los Pekenikes' falleció el 29 de noviembre de 2017 a los 74 años de edad. Una pérdida que afectó mucho a la intérprete musical, quien declaró años más tarde que aunque "su unión fuera más profesional que amorosa" guardaba "recuerdos muy positivos" de aquel noviazgo. 

Y llegó el actor

Tras la separación del guitarrista de 'Los Pekenikes' la artista continuó lanzando exitosos temas musicales y mantuvo su popularidad hasta 1978 cuando decide trasladarse a México, donde comienza a publicar nuevos álbumes.

A su regreso, a principios de la década de los ochenta, conoce a su segundo amor, el actor Carlos Manuel Díaz. Tiempo después, la interprete reveló en una entrevista que fue su madre "quien le abrió los ojos y le dijo que se fijara en él". En 1981 se casaron por lo civil y un año después dieron la bienvenida a su hija Azahara María. En el bautizo de la pequeña actuaron como padrinos el actor Leo Alza y la locutora almeriense Encarna Sánchez, quien no pudo asistir a la ceremonia.

Tal y como revelan Juan Luis Galiacho y Pedro Pérez en el libro 'Encarna en carne viva', la cantante eligió a la locutora como madrina por la gran amistad que mantenían. Una amistad que se remonta a 1964, con la promoción de su primer disco Corazón/Dile, con música del exitoso grupo Los Pekenikes. Por entonces, Encarna, conocida como Encarnita Sánchez, trabajaba en La Voz de Madrid con sus programas musicales 'Esto es España, señores' y 'Aplauso musical'. 

Karina junto a Carlos Manuel Díaz.

Desde ese momento, Karina y Encarna iniciaron una gran relación de amistad que nunca se perdió con el paso de los años. Fue en la primavera de 1981 cuando, al regreso de una gira por Latinoamérica, Karina fue entrevistada por Encarna en los estudios de Radio Miramar de Barcelona. La cantante andaluza ya estaba embarazada de la que sería su hija Azahara. Al finalizar la entrevista, las dos amigas estuvieron dialogando sobre el embarazo y Encarna le dijo de repente a Karina: «María Isabel, yo quiero ser la madrina de lo que llevas ahí dentro»

Azahara nació el 27 de abril de 1982 y Karina se puso en contacto con Encarna para informarle de la «buena nueva». Había que bautizar a la pequeña. Intentó infructuosamente hablar con Encarna para cerrar una fecha para el bautizo. No fue posible. Alguien del equipo del programa comunicó a Karina que Encarna no podía asistir al evento al ser en Granada, pero que sí mandaría un escrito asumiendo su compromiso de madrina. Y así lo hizo.

La cantante jienense recibió el mandamiento de la locutora y, como tal, se lo dio al sacerdote oficiante para que constara a nivel eclesial. El 9 de octubre de 1982, sábado, Azahara fue bautizada en la iglesia de Santa María de la Alhambra, de Granada. La madrina sustituta de Encarna fue Mari Carmen Llaudés, hija de Paco, hermano de la cantante. Nunca Azahara, en vida de Encarna, recibió un presente. Ni una cadena, ni una medalla, ni un solo regalo. Ningún recuerdo del paso de su madrina Encarna Sánchez. Jamás Karina le pidió explicación alguna a su amiga Encarna. Ni le solicitó detalle alguno. Ni reclamó parte de su herencia para Azahara, su ahijada. Ese dolor por el olvido de la locutora se lo guardó la cantante jienense en su interior. Solo para ella. Y nunca Karina hizo propaganda ni publicidad de que su hija era la ahijada de Encarna Sánchez. Muchos ni lo sabían. 

Karina y su ex Carlos Manuel Díaz, dos abuelos coraje que luchan contra la  enfermedad de su nieta

Carlos Manuel Díaz junto a Karina. 

Karina y Carlos Manuel Díaz mantuvieron su unión durante seis años y en 1987 anunciaron su separación. Una ruptura que a la artista jienense le costó asimilar que no quería que aquella unión finalizara. "Él no estaba bien. Yo le decía que tuviera libertad si quería, pero que no nos separásemos porque a mí me dolía mucho mi hija", recordó la artista.

No obstante desde que finalizaran su relación, la pareja se ha mantenido unida por el bienestar de su hija Azahara y en la actualidad por sus nietos, los pequeños José Carlos, Elena y Ana. Esta última, tal y como reveló su abuela, "padece una enfermedad rara". En la actualidad, Carlos se ha convertido en una figura fundamental en la carrera profesional de Karina, es más, protagoniza junto a ella la obra de teatro 'Yo soy Karina', que se estrenará este próximo 7 de noviembre en el Teatro Bellas Artes de Madrid

Una boda por el rito tahitiano y un matrimonio tormentoso

Un año después de su ruptura con el actor Carlos Manuel Díaz, Karina vuelve a encontrar el amor. Un amor que estuvo marcado por la polémica, la opulencia y el esoterismo. Con el mediático peluquero Juan Miguel Martínez contrajo matrimonio en mayo de 1988, en la isla de Moorea, en Tahití. Aquella fue una de las bodas más sonadas de la época por la excentricidad del acto que, para muchos, nada tenía que ver con la artista jienense, aunque ella misma afirmó que "querían casarse en un destino muy original". 

Karina defiende a su ex: recordamos su 'indescriptible' boda

Imagen de la boda de Karina y Juan Miguel en Tahití. 

Un año después del enlace en uno de los archipiélagos de la Polinesia Francesa, la pareja dio la bienvenida a su hija Rocío. Posteriormente, ambos dejan Madrid y fijan su residencia en la provincia de Castellón de la Plana, donde 'Juanmi' abrió una peluquería para señoras. La cantante de Buscando en el baúl de los recuerdos aceptó a regañadientes aquella decisión y le costó dejar la capital española.

Fue en la ciudad valenciana donde Karina vivió algunos de los episodios más duros de su matrimonio con el peluquero. Apenas podía ver a su hija pequeña, ya que 'Juanmi' acostumbraba a llevársela a la peluquería. Además, el que fuera concursante de 'Supervivientes' era muy aficionado al esoterismo por lo que la cantante le acompañaba en muchas ocasiones en sus visitas a tarotistas.

El comunicado de la hija de Karina sobre la enfermedad

Karina y sus dos hijas, Rocío y Azahara. 

Sin embargo, hay un hecho que provocó el hartazgo de la artista. Un día, al regresar a su domicilio, encontró a su marido junto a un joven en la cama que llevaba a su hija Rocío en brazos. Tras ese episodio, Karina abandonó la residencia familiar, a Juan Miguel, quien ya hacía su vida, y regresó a su Jaén natal. El divorcio de la pareja no fue para nada cordial y dio lugar a una dura batalla legal que ambos libraron por la custodia de su hija.

Esa batalla la perdió la cantante y, como consecuencia, su hija pequeña pasaba más tiempo con su padre. Un hecho que con el paso del tiempo llegó a confirmar la propia joven, que admitió no tener "un vínculo tan estrecho con su madre como su hermana Azahara"

Una relación convertida en montaje

En 1995, cinco años después de su polémica ruptura con el peluquero valenciano, Karina presentaba en sociedad a su nuevo amor. Un joven llamado Domingo Terroba. Una historia que ha estado marcada por un romance y boda ficticia en la ciudad sueca de Estocolmo que confirmó Terroba en 2002. 

Casi dos décadas después, Domingo Terroba lanzó unas durísimas declaraciones contra la cantante durante un programa de 'Sálvame Deluxe', al que Karina asistía como invitada. La expareja de la artista afirmó que la cantante "se aprovechó para tener popularidad y una vez que consiguió manager y discográfica, y que consiguió lo que ella quería, sacar un disco... Entonces me dio la patada, y me la dio de la peor forma que se le puede dar a una persona, inventándole lo peor del mundo". 

Terroba aseguró que "el daño que me hizo fue imborrable, eso es algo que no se puede subsanar a lo largo de una vida. De hecho, me mandó a tratamiento psiquiátrico y psicológico durante 18 años y con eso lo digo todo. Aún estoy, ya voy menos a la terapia, pero aún estoy". En la actualidad, Terroba reside en Escocia y trabaja como escritor de novelas de misterio. 

Miguel León, el último amor 

El último amor de la cantante llegó a finales de la década de los noventa. Se trataba del agente inmobiliario y expresentador de Televisión Miguel León a quien conoció en Torremolinos y del que decía que era el "hombre definitivo de su vida". Junto a él comenzó a vivir en un piso que alquilaron en la capital española y en enero del año 2000 contrajeron matrimonio mediante un rito celta en Galicia.

Karina:

Karina junto a Miguel León.

No obstante, la unión tan solo duró dos años. En 2002 la pareja ponía fin a su historia. Una ruptura en la que prevaleció la discreción.

En una reciente entrevista para 'Mujer Hoy', Karina se refirió a León como "un hombre muy respetuoso, pero se acabó y he agradecido su discreción". El que fuera presentador de televisión se convirtió en el último romance de la artista que ha pasado de conquistar Eurovisión a conquistar a la audiencia televisiva. 

COMPARTIR: