27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El serbio Norbert Feher responde del asesinato a tiros de dos guardias civiles y un pastor en la localidad turolense de Andorra en 2017

Arranca el juicio contra "Igor el Ruso" por tres asesinatos: Así es su conflictiva y amenazante vida en prisión

Igor el Ruso conducido por la policía.
Igor el Ruso conducido por la policía.
La Audiencia de Teruel ha comenzado el juicio este lunes contra el serbio Norbert Feher, conocido como Igor el Ruso, por tres asesinatos, el de un ganadero y dos guardias civiles en diciembre de 2017 mientras huía de otro intento de homicidio. El juicio durará toda la semana entre fuertes medidas de seguridad, ya que Feher agredió a cuatro funcionarios este domingo para intentar no ir a juicio y está considerado uno de los presos más peligrosos de España. Así es su conflictiva vida en prisión.

Veinticuatro horas antes de comenzar a ser juzgado Igor "el ruso", en realidad Norbert Feher, de nacionalidad serbia, ya comenzó a generar problemas. La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) denunciaba este domingo una nueva agresión del interno Norbert Feher, alias 'Igor el Ruso', a cuatro funcionarios del Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia) con un azulejo tras negarse a abandonar su celda para ser juzgado este lunes como autor confeso por el triple asesinato ocurrido en Andorra (Teruel) en 2017.

Igor el Ruso, clasificado como extremadamente peligroso y con un amplio historial de incidentes regimentales, se negó ayer a abandonar voluntariamente su celda para ser conducido a los tribunales; ante esta actitud, se personaron en el departamento los jefes de Servicio para convencerlo de que saliera pacíficamente, pero no lo consiguieron y recibieron las amenazas del interno de que, si entraba algún funcionario para sacarlo, lo "mataría" porque sus muertes "le salen gratis".

Cuando a las 09:15 horas se personaron los jefes de Servicio y un numeroso contingente de funcionarios con los equipos de intervención, se procedió a entrar en la celda del interno. Ese fue el momento en el que se abalanzó sobre ellos con un trozo de azulejo afilado y consiguió agredir a cuatro de ellos. Tras un gran forcejeo, consiguieron reducirlo. Los funcionarios tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos de diferentes contusiones y fueron a urgencias para valoración de sus lesiones.

Tres asesinatos

La Audiencia Provincial de Teruel acoge desde este lunes el juicio con jurado de Igor el Ruso como presunto autor del triple asesinato de un ganadero y dos guardias civiles cometido en Andorra (Teruel) el 14 de diciembre de 2017.

Hoy se constituirá el jurado y tendrá lugar la declaración del acusado y las alegaciones previas de las partes, mientras que el martes y el miércoles declararán los testigos y los días 15 y 16 los peritos, entre ellos los forenses, agentes de criminalística, balística y del Instituto Nacional de Toxicología.

Los hechos que se van a juzgar, según se señala en el auto, pueden ser constitutivos de tres delitos de asesinato con alevosía, tres de robo con violencia, dos de atentado, uno de pertenencia a organización criminal, y uno de tenencia ilícita de armas.

Los hechos se produjeron cuando el ganadero José Luis Iranzo, de 40 años, acudió a una explotación agrícola en el paraje de El Saso, propiedad de la familia, para recoger a su padre, y, al entrar en la vivienda, Norbert Feher le disparó, presuntamente, con una pistola y le causó la muerte.

El padre de la víctima avisó a la Guardia Civil al oír los disparos y, a su llegada a la zona, los dos agentes desplazados fueron sorprendidos por el encausado, quien, supuestamente, los disparó varias veces por la espalda, de forma indiscriminada y con una pistola en cada mano, provocándoles la muerte.

El Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares en nombre los familiares de las víctimas (el ganadero José Luis Iranzo y los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero), de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) y el sindicato agrario UAGA, solicitan que se le imponga al acusado prisión permanente revisable. La defensa, por su parte, alega que su patrocinado actuó en legítima defensa, desde la creencia de que iba a ser atacado.

Las medidas de seguridad que han rodeado este juicio han sido extremas, dada la peligrosidad de este exmilitar serbio asesino. Norber Feher estuvo ingresado en la cárcel de Zuera, desde allí fue trasladado al Centro Penitenciario de Teixeiro, A Coruña, y posteriormente a la cárcel de Dueñas, en Palencia, donde ahora ha protagonizado estos nuevos incidentes.

Inicialmente pasó más de 20 días aislado en módulo de seguridad de Texeiro, donde permaneció 21 de las 24 horas del día dentro de su celda, en un espacio de diez metros de ancho y tres de altura. Una celda que mantenía perfectamente impoluta, ordenada y limpia, con la cama hecha, según cuentan fuentes penitenciarias a elcierredigital.com.

Tras las denuncias por amenazas efectuadas por algunos funcionarios de prisiones de la cárcel de Zuera antes de ser trasladado, en Texeiro cuidaba mucho sus actuaciones y comportamiento. Ocupaba la celda número 41 del módulo 15.

Desde su detención, Norber Feher es considerado por Instituciones Penitenciarias como preso FIES –Fichero de Especial Seguimiento-, por su peligrosidad y antecedentes.

Igor el Ruso vive prácticamente solo en la galería de aislamiento. A las ocho de la mañana es la hora de despertarle y hacer el recuento . Y a las nueve comienzan sus tres horas de patio diarias, que las hace solo. Suele andar y, a veces, correr por el patio. Aseguran fuentes penitenciarias, que no ve la televisión ni lee la prensa "por deseo propio" y que en el economato lo que más compra son zumos y bollería.

 La vida del peligroso asesino serbio: ¿Un psicópata?

Feher es uno de los asesinos más peligrosos que ha pasado por cárceles españolas. Su carrera delictiva comenzó en Italia, donde asesinó a Valerio Verri y a Davide Fabrri, en abril de 2017. Posteriormente huyo y su paradero se desconocía, hasta que meses fue descubierto en España.

La justicia italiana lo ha condenado a pasar el resto de su vida en prisión por los asesinatos ocurridos en la ciudad de Ferrara. Mientras permanecía recluido en la cárcel zaragozana de Zuera compareció por videoconferencia y escucho el veredicto en donde se le declaraba culpable, la sentencia estipulaba cadena perpetua y la imposición de 1,7 millones de euros que debía pagar a las familias de las víctimas.

Llegó a España en bicicleta, y se refugió en Albalote del Arzobispo, un pequeño municipio de la provincia de Teruel. El 5 de diciembre de 2017, hirió gravemente con un arma de fuego a dos lugareños que acudían a una masía para luego huir.

Se asentó en Teruel para "hacer negocios".

Tan solo unos cuantos días después, el 14 de diciembre, una patrulla de guardias civiles que buscaban al sospechoso sufrió una emboscada por parte del fugitivo. Los guardias civiles, Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, se encontraban con José Luis Iranzo, un famoso pastor de la localidad; el exmilitar aprovecho la ocasión para esconderse, tenerlos en punto de mira y abrir fuego contra ellos hasta diecisiete veces. Las víctimas no pudieron reaccionar.

Sus muertes conmocionaron Teruel por cómo ocurrieron y por la juventud de las víctimas. Víctor Romero tenía 30 años y era natural de Calanda (Teruel). Estaba casado y tenía una hija pequeña. Víctor Jesús Caballero tenía 38 años y era de origen gaditano. Su pareja no cobra la pensión al no estar casados.

José Luis Iranzo era un agricultor y ganadero muy querido que trabajaba en el municipio turolense de Andorra. Tenía 39 años, estaba casado y tenía un hijo. Su trabajo como líder de la organización UAGA (Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón) de la que estaba llamado a ser su secretario general, hizo que fuera muy popular en la zona. Además, era nieto de José Iranzo, más conocido como El Pastor de Andorra en el mundo de la jota. Feher aseguró durante el interrogatorio que eligió el territorio turolano porque había venido a España a “hacer negocios”.

Un exmilitar religioso

Igor “El ruso” fue en su momento uno de los hombres más buscados en Italia. Para huir de la Justicia ha llegado a obtener en los últimos años hasta 23 identidades diferentes en ocho países. Se trata de un exmilitar serbio de 43 años con una personalidad fría y considerado por las autoridades policiales como “extremadamente peligroso”.

Adoptó hasta veintitrés identidades distintas para huir de la justicia.

Se considera un amante de la Biblia, Feher pidió a los funcionarios nada más entrar en prisión que le proporcionaran el libro, a pesar de que, también consume otras lecturas como cómics.

COMPARTIR: