14 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Supuestas falsedades, incongruencias y juicios de valor llenan una instrucción calificada como poco creíble por algunos sectores judiciales

Más mentiras en el caso Julen: La Fiscalía habla erróneamente de antecedentes por prostitución de David Serrano, dueño de la finca

Exclusiva David Serrano.
David Serrano.
La instrucción del Caso Julen a pesar de estar cerrada sigue generando sorpresas. La útima ha quedado reflejada en el escrito de conclusiones de la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Málaga, al que ha tenido acceso elcierredigital.com, donde el fiscal afirma que David Serrano, dueño de la finca donde tuvo el accidente el pequeño Julen, tiene "antecedentes penales por prostitución", algo totalmente falso, ya que Serrano carece de antecedentes penales de cualquier tipo.

El pasado 2 de julio la magistrada Maria Elena Sancho, titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, declaró concluida la fase de instrucción del caso Julen y ordenó que continuasen las actuaciones penales contra el dueño de los terrenos donde se ubicaba el famoso pozo de Totalán, David Serrano, donde perdió la vida el pequeño Julen Roselló.

La jueza ha decido que la instrucción no tiene necesidad de realizar más diligencias de prueba. Así, el asunto queda listo para que se celebre el juicio en el que se dilucidará la responsabilidad o no de David Serrano, único imputado. Serrano se enfrenta a una petición de tres años de cárcel, realizada por la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Málaga.  

La tragedia de Julen no sólo impactó a toda España, sino que, también, supuso la ruptura de las relaciones entre los padres de Julen y su primo político David Serrano. De hecho, Antonia Barba, la abogada de los padres, ha presentado un escrito en el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga en el que pide "la continuación del procedimiento contra el dueño de la finca donde está dicha prospección, David Serrano", quien está investigado por un presunto delito de homicidio imprudente.

 “Ante una tragedia de esta magnitud la sociedad necesita un culpable y parece que han elegido a David” asegura a elcierredigital.com Antonio Flores Vila, abogado de Serrano. La actitud de la jueza María Elena Sancho, que según algunas fuentes tuvo en el pasado a José Roselló, padre de Julen, sentado en el banquillo de los acusados por destrozar un cajero, no ha agradado a la defensa del dueño de la finca de Totalán. “Es sorprendente que no haya aceptado la petición de careo entre David y José Roselló o que no haya requerido a Antonio Sánchez, el pocero, el Plan de Seguridad/ Salud que alega tener en su casa” explica el abogado Flores.

La legislación vigente sobre Seguridad y Salud en las obras de construcción obliga al promotor a que se incluya en los proyectos de obras este tipo de planes que deben contener toda la información técnica y económica de las medidas preventivas que se incorporarán.

Escrito de la Fiscalía. 

También la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Málaga ha dado desagradables sorpresas a la defensa de David Serrano ya que en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso en exclusiva elcierredigital.com asegura que David Serrano tiene “antecedentes penales por prostitución, en sentencia de 31/ 1/ 2018”. Sin embargo, en el sumario del caso se afirma que no tiene antecedentes.

“Es un error muy grave. Se podían haber esmerado un poquito más. Esto puede poner de manifiesto una posible falta de neutralidad” explica el abogado Antonio Flores que anuncia que tomará medidas al respecto.

En dicho documento se recoge que “el acusado (Serrano) en la explanada en la que había realizada una obra con una canalización o zanja en forma de ‘L’; con la finalidad de asentar un muro que pretendía construir; y se dispuso a mostrar la misma a José Roselló Jiménez”, confirmando así que el padre del pequeño conocía la existencia del famoso pozo. Algo que luego negaría en su declaración en el Juzgado, pero que sin embargo confirmó en su primera declaración a la Guardia Civil como ya adelantó elcierriedigital.com. 

Este error de la Fiscalía redunda en la idea que parte del entorno de David Serrano de que éste podría convertirse en un ‘cabeza de turco’. Idea que ya expresó en su día en una entrevista concedida a elcierredigital.com.

 "Asumo mi parte de responsabilidad, la que marque la ley, pero de ahí a que sea yo el único culpable hay un trecho muy largo, creo que cada uno debería hacer examen de conciencia y reconocer su responsabilidad" declaraba.

Antonio Flores Vila, abogado de David Serrano. 

También explicó en nuestro periódico como su relación con los padres de Julen cambió de la noche a la mañana: “Mi mujer era la madrina de su primer niño y José y yo tenemos el mismo tatuaje con la imagen de su primer hijo. Entraban mucho en casa, José llegó a decir que consideraba a mi mujer como su hermana, la madre de José, tía de mi mujer, también venía a visitarnos. Pero de la noche al día dejaron de hablarnos. Primero bloquearon a Adriana (su mujer) en wassap y luego a los dos en todas sus redes sociales. Dijo su abogada que no llegamos juntos al juzgado, pero omite que les llevamos a su despacho el día que iban a declarar y que luego los recogió mi hermano mayor en su coche cuando salieron”.

Una tragedia que conmovió a España

Julen se precipitó al pozo el pasado 13 de enero en la finca de David Serrano en la localidad madrileña de Totalan, mientras estaba con sus padres pasando un domingo festivo. El agujero medía 25 centímetros de ancho y unos 70 metros de profundidad.

Según la investigación, el niño habría arrastrado tierras de las paredes irregulares del propio pozo hasta las profundidades, ya que no estaba encamisado con ningún tubo para asegurar las paredes. Este tapón era de algo más de un metro de largo y se especuló con la posibilidad de que pudiese ser rota con una gavilla para después succionar el material que se desprendiera. Durante estas tareas se encontró una bolsa de gusanitos y un vaso de plástico que el niño llevaba en las manos. Los análisis de estos restos confirmaron que Julen se encontraba dentro del pozo.

Según el informe, los técnicos tuvieron miedo de profundizar con mayor violencia por no hacer daño al niño, ya que el protocolo seguido era buscar a una persona viva. Los ingenieros decidieron entonces hacer un pozo paralelo y un túnel para evitar el tapón. Finalmente, el niño fue encontrado sin vida el 26 de enero, trece días después del accidente. Hoy la controversia sigue adelante y no se sabe con certeza que ocurrió de verdad.

COMPARTIR: