20 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El Cierre Digital ofrece en exclusiva las declaraciones de los protagonistas: José Roselló, padre de Julen, y David Serrano, dueño de la finca

Mentiras en el caso Julen: El padre del pequeño declaró a la Guardia Civil que David Serrano, dueño de la finca, sí le había advertido sobre el pozo

Exclusiva David Serrano vs. José Roselló
David Serrano vs. José Roselló
José Roselló, padre del pequeño Julen, declaró ante la Guardia Civil, horas después de que su hijo se precipitara por el pozo, que su amigo David Serrano, dueño de la finca, sí le avisó de que la existencia de dicho pozo. Una declaración a la que ha tenido acceso elcierredigital.com, que contradice a la que posteriormente ha expuesto ante la Jueza de Instrucción número 9 de Málaga que ha decidido dar por concluida la instrucción tras solicitar la Fiscalía tres años de cárcel para David Serrano.

El pasado 2 de julio la magistrada Maria Elena Sancho, titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, declaró concluida la fase de instrucción del caso Julen y ordenó que continuasen las actuaciones penales contra el dueño de los terrenos donde se ubicaba el famoso pozo de Totalán, David Serrano, donde perdió la vida el pequeño Julen Roselló.

La Jueza argumenta que David Serrano adquirió la finca de Totalán en octubre de 2018 y que, para obtener agua en el paraje, contrató de forma verbal al pocero Antonio Sánchez, quien durante los días 17 y 18 de diciembre realizó una primera perforación y una segunda de unos 110 metros de profundidad en dicho terreno. Pero, al no encontrar agua en el segundo orificio, se sacó el tubo metálico utilizado para su ejecución y se colocó una piedra encima del pozo para cerrarlo.

De este modo y tras la intervención del pocero, se realizó una zanja en forma de 'L' para hacer un muro de contención el 5 de enero, quedando al final de ella un foso donde se perforó el pozo en el que no se encontró agua. Según la instrucción judicial, David Serrano tapó ese mismo día la apertura de la prospección con una piedra y regresó días después a la finca para realizar unas mediciones, dejando al descubierto esta vez el agujero del pozo al marcharse sin cerrarlo de los terrenos, según afirma la magistrada en sus escritos.

Declaración ante la Guardia Civil  de José Roselló.

Desde ese momento, el dueño no volvió a la finca de Totalán hasta el día en el que el que quedó con el matrimonio Roselló-García para pasar el 13 de enero de 2019 un día de campo. fecha en la que julen, el niño de dos años, se precipitó por la estrecha boca del pozo, sin que sus padres, José Roselló y Victoria García, pudieran hacer nada.

Un careo productivo y negado

La Jueza María Elena Sancho rechazó la petición del abogado de David Serrano, Antonio Flores Vila, para celebrar un careo con José Roselló, padre de Julen, y confrontar así sus versiones.

Según la jueza instructora la petición de estas nuevas diligencias no eran “pertinentes ni necesarias”. Sin embargo, desde el despacho de abogados de Flores Vila, Lawbird Legal Services, que representa a Serrano, consideraron que el careo era necesario para aclarar las diferencias que indicaban se apreciaban ya en los testimonios presentados por ambos tanto ante la Guardia Civil como en sede judicial.

Antonio Flores Vila, abogado de David Serrano.

En la declaración de José Roselló ante la Benemérita, a la que ha tenido acceso en exclusiva elcierredigital.com, el padre de Julen aseguró que “cuando llegaron a la parcela sabían que en el lugar estaba el pozo” y que “se lo dijo David”. Además, recalca que el agujero “estaba tapado por los dos cantillos (bloques de hormigón)”.

La declaración se realizó el 14 de enero a las 19,54 horas en las inmediaciones de la finca de Totalán. Según su narración ante la Guardia Civil: "llegaron a la parcela sobre las 13 horas del día anterior. Una vez en la parcela, David quiso hacer la comida pero le ayudó el compareciente, quedando su pareja Victoria María y Adriana al cuidado de sus respectivos hijos. Pasado un tiempo, su pareja María Victoria llamó por teléfono a su encargado del trabajo para decirle que no iba a ir porque se encontraba mal. en ese momento el dicente, que estaba echando unas ramas al fuego, vio como su hijo corría por la zanja hacia la esquina donde había un pozo, estando el dicente a unos 10 o 15 metros, por lo que salió corriendo para cogerlo y no llegando y viendo como se cayó por el pozo. Escuchó a su hijo llorar dentro del pozo por lo que quitó todas las piedras y brozas que había alrededor del pozo y llamó a su hijo, al que estuvo escuchando llorar durante unos 30 segundos mientras el trataba de hablarle para tranquilizarle".

Preguntado por si vio que lo tapaba el agujero indicó que " junto a la boca del pozo había dos cantillos (bloques de hormigón) separados y en el medio quedaba el agujero". Al preguntarle si al llegar a la parcela sabía donde estaba el pozo afirmó "que sí, me lo digo David, pero estaba tapado por los dos cantillos".

Tres años de cárcel para David Serrano

La tragedia de Julen no sólo impactó a toda España, sino que, también, supuso la ruptura de las relaciones entre los padres de Julen y su primo político David Serrano. De hecho, Antonia Barba, la abogada de los padres, ha presentado un escrito en el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga en el que pide "la continuación del procedimiento contra el dueño de la finca donde está dicha prospección, David Serrano", quien está investigado por un presunto delito de homicidio imprudente. Por el momento, la instrucción no tiene necesidad de realizar más diligencias de prueba.

La Fiscalía ya ha pedido tres años de prisión para el dueño de la finca de Totalán (Málaga) al considerar que los hechos son consecutivos de un delito de homicidio por imprudencia grave. En su escrito de acusación solicita la apertura de juicio oral contra David Serrano e incide en que "no había señalizado ni advertido" de la presencia de la prospección. 

El ministerio público insiste en que el acusado "era el único conocedor" de la existencia del pozo por el que cayó el pequeño, añadiendo que "los demás desconocían" la presencia del mismo ya que "apenas se veía".

David Serrano acudiendo a los Juzgados de Málaga. 

Ahora, Serrano considera que tanto la familia del pequeño como la Fiscalía pretenden usarle como cabeza de turco. "Asumo mi parte de responsabilidad, la que marque la ley, pero de ahí a que sea yo el único culpable hay un trecho muy largo, creo que cada uno debería hacer examen de conciencia y reconocer su responsabilidad" declaraba Serrano a elcierredigital.com, en la que fue su primera entrevista concedida a un medio de comunicación.

También explicó en nuestro periódico como su relación con los padres de Julen cambió de la noche a la mañana: “Mi mujer era la madrina de su primer niño y José y yo tenemos el mismo tatuaje con la imagen de su primer hijo. Entraban mucho en casa, José llegó a decir que consideraba a mi mujer como su hermana, la madre de José, tía de mi mujer, también venía a visitarnos. Pero de la noche al día dejaron de hablarnos. Primero bloquearon a Adriana (su mujer) en wassap y luego a los dos en todas sus redes sociales. Dijo su abogada que no llegamos juntos al juzgado, pero omite que les llevamos a su despacho el día que iban a declarar y que luego los recogió mi hermano mayor en su coche cuando salieron”.

Una tragedia que conmovió a España

Julen se precipitó al pozo el pasado 13 de enero en la finca de David Serrano en la localidad madrileña de Totalan, mientras estaba con sus padres pasando un domingo festivo. El agujero medía 25 centímetros de ancho y unos 70 metros de profundidad.

Según la investigación, el niño habría arrastrado tierras de las paredes irregulares del propio pozo hasta las profundidades, ya que no estaba encamisado con ningún tubo para asegurar las paredes. Este tapón era de algo más de un metro de largo y se especuló con la posibilidad de que pudiese ser rota con una gavilla para después succionar el material que se desprendiera. Durante estas tareas se encontró una bolsa de gusanitos y un vaso de plástico que el niño llevaba en las manos. El análisis de estos restos confirmaron que Julen se encontraba dentro del pozo.

Rescate del pequeño Julen.

Según el informe, los técnicos tuvieron miedo de profundizar con mayor violencia por no hacer daño al niño, ya que el protocolo seguido era buscar a una persona viva. Los ingenieros decidieron entonces hacer un pozo paralelo y un túnel para evitar el tapón. Finalmente, el niño fue encontrado sin vida el 26 de enero, trece días después del accidente. Hoy la controversia sigue adelante y so se sabe con certeza que ocurrió de verdad.

COMPARTIR: