19 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Quintela Bezerra suministró una cantidad mayor de anestesia y, oculto tras una sábana, introdujo su pene en la boca de la paciente sedada en Brasil

Un anestesista viola a una embarazada durante el parto: Casos de abusos por sanitarios

Giovanni Quintela Bezerra
Giovanni Quintela Bezerra / Anestesista detenido por violar a una mujer embarazada.
Una mujer embarazada ha sido violada en Brasil por su anestesista. El facultativo habría suministrado más anestesia de la requerida a la mujer y, mientras le realizaban una cesárea y tapado por una sábana, habría introducido su pene en la boca de la paciente. El caso vuelve a poner sobre la mesa otros casos de profesionales de la salud que abusan de su posición. Abusos sexuales a ancianas, bebés y mujeres que acuden a la atención primaria son algunos de ellos.

Los hospitales y centros de salud son lugares que deben infundir confianza a los pacientes que acuden a ellos. Sin embargo, algunos “profesionales” de la salud abusan de su posición en estas instituciones para dar rienda suelta a su parte más oscura. Recientemente se ha dado a conocer la violación a una mujer embarazada en un hospital brasileño mientras le estaban haciendo una cesárea. El responsable del hecho delictivo fue su anestesista, que habría violado con anterioridad a otras mujeres.

Su nombre es Giovanni Quintela Bezerra, un anestesista que había trabajado seis meses en otros hospitales hasta llegar al Hospital de la Mujer en Río de Janeiro, donde fue detenido. La violación fue denunciada a las autoridades gracias a un vídeo que grabaron las enfermeras, que llevaban tiempo notando un comportamiento fuera de lo normal en el médico.

Según el relato de las enfermeras, el anestesista solía administrar más dosis de anestesia de lo que era habitual y también había solicitado aumentar la altura de la sábana que separa la parte superior del cuerpo de la paciente de la zona donde se realiza la cesárea. Esas exigencias poco frecuentes hicieron que sus compañeras de quirófano se decidieran a grabar una de las intervenciones.

En el vídeo publicado se puede apreciar cómo el anestesista viola a la mujer embarazada con sus compañeros al lado. Al resguardo de una sábana, el hombre se saca el pene de los pantalones y abre la boca de la mujer inconsciente. Tras unos diez minutos, según confirman diversos medios, limpia con una gasa la boca de la paciente y su pene para posteriormente tirarla a la basura y eliminar las pruebas.

Después de la grabación, tanto la gasa como la anestesia utilizada fueron incautadas y el anestesista detenido. Su detención provocó que más mujeres denunciaran haber sido víctimas del facultativo.

El médico que abusó de una anciana de 91 años

El caso de este anestesista no es el único de profesionales de la salud que abusan de su posición. El 17 de mayo de 2020, en Colombia, el médico Gustavo Adolfo Lozano Naranjo acudió a la casa de una paciente de 91 años para llevar a cabo una consulta médica. Tras pedir quedarse a solas con la paciente, el facultativo aprovechó el momento para abusar sexualmente de ella.

Este caso fue el que alertó de la peligrosidad del médico. Después de que la familia de la víctima denunciara y dos años después del suceso, Lozano Naranjo fue condenado a 16 años de prisión. No obstante, esta violación no fue la única de su carrera como profesional de la salud.

En 2009 el médico colombiano fue detenido en Chile por haber abusado de una mujer durante un tacto anal. En lugar de hacerlo con guantes y con el dedo índice, le introdujo el pene alegando que era un “nuevo método de diagnóstico clínico”.

Gustavo Adolfo Lozano Naranjo.

El fiscal del caso declaró que Lozano Naranjo era un “peligro vivo para la dignidad de sus pacientes”. Y es que, para aquel entonces, sobre él ya pesaban dos denuncias de abusos sexuales. Entre ellas, una de una mujer de 74 años a la que habría obligado a realizar sexo oral.

Según informaban los medios locales, este no es el único caso que se ha dado en el país, que ha notado un aumento de los abusos sexuales por parte de médicos. Uno de los últimos fue el perpetrado por Néstor Coutin Roykovich a una paciente de 26 años con discapacidad.

El caso del fisioterapeuta que violó a una niña de dos años

España también ha sido escenario de este tipo de delitos. Sucedió en la localidad de Torrent, en la Comunidad Valenciana, e involucró a un fisioterapeuta de 30 años que violó, presuntamente, a una niña de dos años con parálisis cerebral.

La menor se encontraba en una de sus sesiones de rehabilitación cuando sus padres la escucharon llorar. Se dispusieron a entrar en la sala pero esta se encontraba cerrada con llave, por lo que tuvieron que echar la puerta abajo.

Una vez en la sala, se encontraron a la niña de dos años desnuda, al presunto agresor sin ropa de cintura para abajo y tirando un preservativo con restos de sangre que fue encontrado posteriormente por la policía.

En las declaraciones que dio al juez, el presunto culpable explicó que se trataba de una terapia de “estimulación anal con lubricación” que practicaba por primera vez. La policía, sin embargo, sospechaba que no se trataba de un caso aislado.

Médico.

Galicia y el médico que realizaba tocamientos a sus pacientes

El facultativo gallego Andrés Soto-Jove Bernaldo de Quirós también fue denunciado por varias víctimas por presuntos tocamientos realizados en su consulta de Atención Primaria en Padrón. Sus supuestos actos delictivos fueron denunciados a través de redes sociales, según publicaba El País.

Esta denuncia tuvo efecto multiplicador y otras víctimas de este facultativo se decidieron a denunciar lo sucedido en las consultas. Desde tocamientos en pechos y pubis por una diarrea hasta una inspección vaginal sin guantes por unos hongos fueron algunos de los testimonios que ofrecieron.

El médico se habría ganado fama en el pueblo por sus actos, lo que provocó que muchas mujeres acudieran acompañadas a sus consultas o cambiaran de facultativo. Tras las denuncias, el médico dimitió de su cargo.

COMPARTIR: