07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El facultativo colombiano Gustavo Adolfo Lozano Naranjo tenía antecedentes por abusar sexualmente de otros pacientes de edad en su país

Un médico abusa de una anciana de 91 años a la que fue a pasar consulta a su casa

Gustavo Adolfo Lozano Naranjo.
Gustavo Adolfo Lozano Naranjo. / El médico condenado a 16 años que abusó de una anciana de 91.
El facultativo Gustavo Adolfo Lozano Naranjo acudió hace dos años a casa de una anciana de 91 años para una consulta médica y acabó abusando de ella sexualmente en Colombia. Dos años después, la justicia ha dado la razón a la familia y el médico se encuentra ya en la prisión de Medellín para cumplir 16 años de condena, que ya tenía antecedentes de abusos sexuales a pacientes. Por algunos de ellos se le pedían diez años de prisión.

El 17 de mayo de 2020, el médico Gustavo Adolfo Lozano Naranjo fue a visitar a una paciente de 91 años a su hogar por una consulta médica. Sin embargo, cuando el médico pidió quedarse a solas con su paciente, en lugar de atender a su consulta, abusó sexualmente de ella. Dos años después de que el suceso fuera denunciado por la víctima, Lozano Naranjo ha sido condenado a 16 años de prisión.

“La Fiscalía general de la nación obtuvo la sentencia de 16 años de prisión en contra de un médico de 45 años de edad por el delito de acceso carnal abusivo con incapaz de resistir agravado”, anunciaba la Fiscalía de Colombia a través de su cuenta de Twitter.

La familia pidió a una entidad prestadora de servicios de salud a domicilio que se atendiera a la mujer y el encargado de acudir al hogar fue Lozano Naranjo que, según explican en este mismo mensaje, “se retiró del lugar sin dejar constancia del servicio prestado”.

Un caso por el que ahora ha sido condenado pero que no es el único que pesa sobre el varón de 45 años que ya acumulaba sucesos parecidos.

El médico que violaba a sus pacientes

En 2009, cuando Lozano Naranjo tenía 32 años, fue detenido en Chile por haber abusado de una mujer durante un tacto anal. En lugar de haberlo realizado con guantes y con el dedo índice, lo realizó con el pene, alegando que era un “nuevo método de diagnóstico clínico”.

El fiscal del caso declaró que Lozano Naranjo era un “peligro vivo para la dignidad de sus pacientes”. Y es que para aquel entonces, sobre él ya pesaban dos denuncias de abusos sexuales. Entre ellas, una de una mujer de 74 años a la que habría obligado a realizar sexo oral.

Las edades de las mujeres oscilaban desde los 30 años hasta los 74 de esta última y en 2010 la pena que se le imponía era de 10 años de cárcel. Su abogado, sin embargo, defendía que los hechos por los que se le acusaban no eran delito.

Otro de los casos en los que estuvo implicado, sin embargo, acabó siendo cerrado debido a que la víctima —de la que habría abusado en circunstancias parecidas a las de la mujer de 91 años— falleció.

Por su denuncia más reciente fue arrestado el 7 de abril de 2021 y negó haber cometido tales actos delictivos. Sin embargo, la Fiscalía finalmente ha dado la razón a la familia pese a los esfuerzos de su defensa por exculparle de los hechos. Actualmente, Gustavo Adolfo Lozano Naranjo se encuentra encerrado en una cárcel de Medellín, de la que tendría que salir dentro de 16 años.

Según informan los medios locales, este no es el único caso que se ha dado en el país, que ha notado un aumento de los abusos sexuales por parte de médicos. Uno de los últimos es el perpetrado por Néstor Coutin Roykovich a una paciente de 26 años con discapacidad.

COMPARTIR: