03 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La presidenta de la sala de la Audiencia de Baleares ha declarado que el interrogatorio al ‘Rey de la noche’, Bartolomé Cursach, empezará este lunes

El Tribunal del 'caso Cursach' no cede: El juicio sigue tras rechazar la petición de nulidad con una Fiscalía impasible

El Cierre Digital en
/ Jucio del 'caso Cursach'.
La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares ha dictado un auto que desestima la petición de anular las actuaciones judiciales del exfiscal Miguel Ángel Subirán y el exjuez Manuel Penalva en el caso Cursach. Estos fueron acusados recientemente por delitos de amenazas, coacciones y obstrucción a la justicia. De este modo, el macrojuicio que conocerá de los presuntos delitos de Bartolomé Cursach seguirá adelante con su declaración este lunes.

Continúa el macrojuicio del caso Cursach. Pese a la petición de anular las actuaciones judiciales previas debido a la reciente acusación del exfiscal y del exjuez del casoMiguel Ángel Subirán y Manuel Penalva—, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares ha dictado un auto para desestimarlas. De este modo, el juicio contra Bartolomé Cursach y el resto de implicados en la presunta trama de corrupción de la noche mallorquina seguirá su curso.

Otra de las peticiones de las defensas solicitaba expulsar del proceso a las acusaciones particulares. Aunque esta petición también ha sido desestimada, sí que se ha limitado el alcance en algunos de los acusados.

La siguiente fase del macrojuicio comenzará este lunes con los interrogatorios a los acusados por el caso Cursach, que lo harán en el orden en el que los implicados aparecen en el escrito del Ministerio Fiscal, por lo que la declaración de Bartolomé Cursach será la primera.

Bartolomé Cursach Mas, también conocido como Tolo o el 'rey de la noche' de Mallorca, es uno de los magnates del ocio nocturno mallorquín con más influencia. El propietario de las discotecas más grandes de la isla (además de hoteles, gimnasios e incluso restaurantes) está siendo investigado por corrupción desde el año 2014 aunque no fue hasta 2017, con la acusación de algunos empresarios de la isla, cuando se empezó a poner el foco en sus negocios.

Sobre Tolo Cursach recae actualmente un presunto delito de organización de grupo criminal y otro por prevaricación administrativa, por los que se enfrenta a un año y medio de prisión. Elcierredigital.com informó sobre la rebaja de condena que recibió recientemente 'el rey de la noche’, así como sobre el presunto delito fiscal y a la Seguridad Social que fue archivado en el año 2018.

Las implacables mujeres que juzgan el caso Cursach

Las tres magistradas que se encargarán de dictar la sentencia para Bartolomé Cursach y el resto de implicados en la trama delictiva que se inició en 2014 se presentan como 'implacables'. Los tres nombres son Samantha Romero, Rocío Martín y Gloria Martín. Las dos primeras son las magistradas conocidas por haber dictado la mediática sentencia del caso Nóos que condenó a Iñaki Urdangarin a cinco años y diez meses de prisión.

Samantha Romero y Rocío Martín.

Según ha podido saber elcierredigital.com a través de fuentes cercanas al caso, estas dos mujeres “aguantaron muchas presiones durante el Nóos y ahora son como impenetrables”, lo que las hace una buena opción para juzgar un caso que ha estado marcado por sus irregularidades.

La sala está presidida por Samanta Romero, que también presidió el juicio del caso Noós, y tiene como ponente a Rocío Martín —con más experiencia en la Audiencia de Palma que el resto—. Su última incorporación ha sido la magistrada Gloria Martín.

 

El cambio en la acusación de Anticorrupción

Antes de estos hechos —y cuando solo quedaban doce días para el macrojuicio del caso Cursach— la Fiscalía Anticorrupción retiraba la acusación contra siete de los 23 investigados, acotando los hechos por los que reclamaba condenas por el proceder de catorce agentes de la Policía Local de Palma —que se enfrentaban a hasta doce años y medio de cárcel— y sus posibles conexiones con Bartolomé Cursach Mas.

Bartolomé Cursach.

Sin embargo, los empresarios que vieron sus negocios afectados por este caso se reafirmaban en su acusación y mantenían sus peticiones de cárcel sin exculpar a ninguno de los procesados. Esta decisión obliga a empresarios, policías locales de Palma y políticos a asistir al juicio por sus presuntos delitos. Los empresarios afectados y sus representantes legales insistían en que Bartolomé Cursach y sus empleados —entre los que se encuentran algunos de los procesados— se beneficiaron de su influencia sobre las instituciones de Palma para acabar con la competencia.

Según un escrito registrado ante la Audiencia Provincial, el Ministerio Público eliminaba su acusación contra el funcionario del Ayuntamiento de Calvià, Jaime Nadal, la exdirectora general de Turismo, Pilar Carbonell y el funcionario del Govern, Bernadí Coll —estos dos últimos acusados de prevaricación por permitir que se realizaran obras sin licencia en el Megapark—.  También apartaba el foco de la investigación inicial del celador de Cort, Julián Garau, y de tres cargos del Grupo Cursach: el director de Tito's y el jefe de sala de la discoteca, Jaime Lladó, y Arturo Segade y Antonio Bergas, supuesto 'número tres' de la trama.

Por otro lado, la Fiscalía también rebajó las peticiones de condena de los 16 procesados restantes del caso Cursach. Para 'el rey de la noche' de Mallorca reclamaba un año y medio de prisión frente a los ocho y medio solicitados en un principio. Para Bartolomé Sbert, director general del Grupo Cursach, se pedían tres años y medio de prisión. Inicialmente, a ambos se les investigaba por delitos de grupo criminal, prevaricación, cohecho y coacciones, pero la fiscalía ha retirado varios de ellos por "falta de pruebas". De esta manera a Cursach solo se le imputan delitos de grupo criminal y prevaricación.

Miguel Estarellas, agente de la Patrulla Verde y uno de los implicados en el caso Cursach, resultó también exculpado a pesar de haber fallecido durante la tramitación de la causa y antes de que se celebre el macrojuicio. Además, la Fiscalía renunciaba a casi 40 testigos propuestos en el escrito inicial de acusación.

COMPARTIR: