20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una treintena de agentes con perros y equipos especiales esperan hallar el cadáver de la joven, que desapareció en Manuel el 7 de noviembre de 2019

Buscan el cuerpo de Marta Calvo en tres nuevos puntos tras rastrear el móvil de su presunto asesino

Marta Calvo.
Marta Calvo.
La Guardia Civil reactivaba en la mañana de ayer la búsqueda del cadáver de Marta Calvo, la joven desaparecida el 7 de noviembre de 2019 en Manuel, Alicante. Los especialistas han seleccionado varias ubicaciones tras estudiar los datos de geolocalización de uno de los móviles que utilizaba el presunto asesino en serie Jorge Ignacio P. J., el narcotraficante acusado de matar a Marta y otras dos mujeres.

Una treintena de agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y varios grupos de la Comandancia de Valencia reactivaban ayer las labores de rastreo en una cantera próxima al pueblo de Villanueva de Castellón para buscar el cadáver de Marta Calvo, la joven desaparecida el 7 de noviembre de 2019 en Manuel, Valencia. 

En concreto, la Guardia Civil ha perimetrado una nueva zona en este término municipal, donde se perdió el rastro de Marta hace casi dos años, a raíz del rastreo del móvil del autor confeso de la desaparición, Jorge Ignacio P.J., en prisión preventiva desde diciembre de 2019 acusado de tres asesinatos -el de Marta y los de Lady Marcela Vargas y Arliene Ramos- así como de otros ocho en grado de tentativa.

En este sentido, y después de la costosa e infructuosa búsqueda del cuerpo en el vertedero de Dos Aguas, los investigadores de la Guardia Civil sospechan que el presunto asesino en serie mintió en su declaración y que no habría arrojado el cadáver a varios contenedores tras descuartizarlo, sino que lo ocultó en los municipios de Manuel, Villanueva de Castellón o Llosa de Ranes, en base a la geolocalización de su dispositivo móvil que los sitúa el día posterior a que se produjeran los hechos en el entorno de estas ubicaciones durante un periodo aproximado de tres horas. 

Marta Calvo. 

Tras ser informada del operativo policial, la madre de Marta Calvo difundía un comunicado para agradecer el gran esfuerzo que está realizando la Guardia Civil para buscar el cadáver de su hija. "Todo apunta a que estamos más cerca de recuperar mi niña", manifestó Marisol Burón.

La desaparición de Marta 

Marta Calvo Burón, valenciana de 25 años, desapareció el 7 de noviembre de 2019. Ese mismo día, a las 5.55 horas, su rastro se desvanecía en la localidad valenciana de Manuel, cuando le mandó un WhatsApp a su madre, Marisol, desde el número 9 de la calle de San Juan Bautista.

Esta, preocupada porque su hija no aparecía, se presentó en el lugar de su última ubicación, y habló con el autor confeso del crimen, que negó conocer a la joven. El día 9 de noviembre, a las 21.15 horas, Marisol interpuso una denuncia en la Comisaría de Policía, que derivó el caso a la Guardia Civil, de quien era competencia, al encontrarse la desaparecida en un medio rural. 

Comenzó entonces una intensa búsqueda que perdura hasta hoy, como confirma la familia, que agradece que la Benémerita no haya dejado de buscar a Marta  desde su desaparición en noviembre de 2019. 

El cuerpo, clave para la investigación

El hallazgo del cadáver de la joven será clave para determinar si su muerte se produjo de manera violenta o de forma accidental y, por lo tanto, será decisivo para de cara a la pena del acusado, Jorge Ignacio P.

Jorge Ignacio se entregó el 4 de noviembre, a las tres de la madrugada, en el cuartel de Carcaixente, donde aseguró a los investigadores que había conocido a Marta en una web de contactos, y que la joven habría muerto accidentalmente el día 7 de noviembre tras consumir cocaína, en lo que denominó "una fiesta blanca".

La vida de Marta, alias Niky en las redes

Elcierredigital.com publicó en exclusiva parte de la historia de Marta Calvo y su actividad en las redes donde se anunciaba. 

"Hola chicos!! Soy Niky y tengo 25 años. Me considero una chica dulce, simpática y agradable (...) Edad 25 años". Ésta es parte del anuncio en una conocida web de contactos al que tuvo acceso elcierredigital.com con el perfil y fotografías de la joven.

Marta, en la página donde se publicita su perfil.

El perfil de Marta, que se hace llamar Niky en la web, poseía seis fotografías  tomadas por ella misma, algunas de ellas en actitudes sugerentes que elcierredigital decidió no publicar por respeto a su familia. El anuncio de Niky especificaba que se encontraba en Valencia Nuevo Centro. Fue visto en 13.756 ocasiones y 988 personas vieron el teléfono, además, la joven recibió dos mails, según recogía la estadística de la página, accesible a cualquier persona mayor de edad.

Elcierredigital también pudo entonces comprobar que el teléfono de Marta era el mismo del anuncio y que su WhatsApp aparece "congelado" a las 5.55 horas del 7 de noviembre, que coincide con el último mensaje mandado a su madre con la ubicación del lugar donde se encontraba. 

COMPARTIR: