08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil busca también a Jorge, un colombiano de 29 años con antecedentes policiales por trapicheo de drogas, con el que se había citado

Marta Calvo, desaparecida en Valencia, se anunciaba como Niky en una página de contactos antes de que se perdiera su rastro

Exclusiva Marta, en la web donde aparece su perfil.
Marta, en la web donde aparece su perfil.
Marta Calvo Burón, desaparecida en Valencia el pasado 7 de noviembre, tenía un perfil en el que se hacía llamar Niky en una de las páginas web donde supuestamente se anunciaba, una página de citas. La joven se presenta con su edad real de 25 años y se califica como "una chica dulce, simpática y agradable". Ahora la Guardia Civil también busca al hombre con el que se había citado, desde que a las 5.55 de la madrugada enviase un whatsapp a su madre con la ubicación del lugar donde se encontraba.

"Hola chicos!! Soy Niky y tengo 25 años. Me considero una chica dulce, simpática y agradable (...) Edad 25 años". Ésta es parte del anuncio en una conocida web de contactos al que ha tenido acceso elcierredigital.com con el perfil y fotografías de Marta Calvo Burón, una joven desaparecida el 7 de noviembre a las 5.55 horas en el pueblo valenciano de Manuel.

Marta, en la página donde se publicita su perfil.

El perfil de Marta, que se hace llamar Niky en la web, posee seis fotografías de la joven tomadas por ella misma, algunas de ellas en actitudes sugerentes que elcierredigital ha decidido no publicar por respeto a su familia. El anuncio de Niky especifica que se encuentra en Valencia Nuevo Centro. Fue visto en 13.756 ocasiones y 988 personas vieron el teléfono, además, la joven recibió dos mails, según recoge la estadística de la página, accesible a cualquier persona mayor de edad.

Elcierredigital ha podido comprobar que el teléfono de Marta es el mismo del anuncio y su whatsapp aparece "congelado" a las 5.55 horas del 7 de noviembre, que coincide con el último mensaje mandado a su madre con la ubicación del lugar donde se encontraba. Ahora salta el contestador de Vodafone.

La madre habló con el sospechoso

Según publicó el diario "Las Provincias",  la madre de Marta Calvo, Marisol Burón, se desplazó hasta la casa donde su hija había estado el día 9 de noviembre e incluso llegó a hablar con el inquilino, un colombiano llamado Jorge, que ahora se ha convertido en sospechoso al encontrarse en paradero desconocido, negando éste conocer a ninguna mujer llamada Marta.

Pantallazo del whatsapp de Marta con la hora de conexión.

Marisol también preguntó a varios vecinos y, tras no poder encontrarla, denunció la desaparición de su hija. Cuando los especialistas de la Guardia Civil entraron en la casa percibieron un fuerte olor a lejía en este domicilio. Jorge había limpiado en profundidad y se había ido.

Nada se sabe desde entonces el paradero de Marta, desde el 7 de noviembre cuando se le perdió el rastro en la localidad valenciana de Manuel, en la comarca de la Ribera Alta. Manuel es un municipio al suroeste de Valencia, a unos 100 kilometros de Albalat, donde vivía Marta y tiene apenas 2.500 habitantes.

La última señal de Marta es de las 5:55 de la madrugada de aquel jueves y la sitúa en la vivienda alquilada de Jorge, un hombre de nacionalidad colombiana y 29 años en la citada localidad de Manuel. Jorge pagaba 250 euros de alquiler, que sufragaba su madre, residente en Mallorca directamente a Christian, propietario de la vivienda. El joven colombiano que ahora también se encuentra en paradero desconocido tiene antecedentes policiales por trapicheo de drogas.

Cartel con la desaparición de Marta Calvo.

Los vecinos han descrito a este hombre como una persona de tez morena, con gafas, barba, de 1,70 metros de estatura y de unos 35 años.  Supuestamente la joven quedó con un desconocido a través de la citada página de citas en internet, una versión que, según informa 'Las Provincias', niega un familiar: "El hombre que están buscando conoció a Marta en una discoteca y no a través de Internet como se ha publicado".

La familia de Marta ya está "preparada para lo peor", según fuentes cercanas al entorno de la joven. Mientras, un grupo de Homicidios de la Guardia Civil, que sigue investigando la desaparición,  calificada de inquietante ha hecho un llamamiento "urgente" a través de redes sociales para localizarla.

Las últimas noticias apuntan a que Jorge habría limpiado la casa con lejía antes de desaparecer. Marta Calvo Burón tiene 25 años y vive en Albalat del Taronchers, una localidad situada al norte de Valencia, a unos 35 kilómetros del centro de la capital y unos 100 kilómetros de Manuel. La joven mide 1,65 metros de estatura y es de complexión delgada, ojos marrones y pelo castaño, según la descripción difundida por la asociación SOSDesaparecidos.

Marta en otra imagen de la misma web.

Al parecer, la joven confiaba mucho en su madre, le contaba dónde iba cuando salía de fiesta e incluso utilizaba la aplicación de WhatsApp para enviarle su ubicación y tranquilizarla si estaba preocupada o si le preguntaba dónde estaba en ese momento. Gracias a eso la madre pudo seguir el rastro hasta el domicilio de la localidad de Manuel. Marisol, la madre de Marta está recibiendo ayuda psicológica tras la desaparición.

Algunos días después de la desaparición, la Guardia Civil realizó batidas en el municipio con perros adiestrados y un helicóptero, e incluso registraron la vivienda de la calle de San Juan Bautista donde residía el hombre que quedó con Marta. El martes registraron por segunda vez la casa de Jorge. La Guardia Civil también ha buscado en los pozos de la zona y precintó la casa del sospechoso. Jorge tiene un coche azul oscuro y vivía en Manuel desde marzo de este año.

Según los vecinos el sospechoso "pasaba desapercibido porque estaba todo el día fuera. Sabíamos que se encontraba en casa cuando encendía el farol de la fachada", comentan. Sin embargo, hasta que la Guardia Civil no comenzó a investigar en el pueblo los vecinos no se dieron cuenta de que la luz estaba apagada desde hace días.

Los investigadores de la Guardia Civil sí han logrado localizar el vehículo del sospechoso, un monovolumen de color azul oscuro. También investigan las actividades de Marta en este tipo de páginas de internet para tratar de acotar un poco más el entorno de la joven y saber dónde estuvo exactamente el día de su desaparición.

COMPARTIR: