05 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Habria confesado ante los investigadores que lo interrogan en el cuartel de Carcaixent que descuartizó el cuerpo y lo arrojó en varios contenedores

Se entrega a la Guardia Civil Jorge Ignacio Palma, principal sospechoso en la desaparición de Marta Calvo

Marta Calvo, de 25 años, desapareció el 7 de noviembre.
Marta Calvo, de 25 años, desapareció el 7 de noviembre.
Jorge Ignacio Palma, sospechoso de la desaparición de Marta Calvo, se ha entregado en un cuartel de la Guardia Civil. El colombiano, de 37 años, ha dejado pasar un mes desde que lo buscaba la Guardia Civil para entregarse y colaborar con las autoridades para esclarecer esta misteriosa desaparición que se produjo el pasado 7 de noviembre.

El principal sospechoso por la desaparición de la joven valenciana Marta Calvo en Manuel se ha entregado a las autoridades después de casi un mes de búsqueda, según ha adelantado Nacho Abad en Espejo Público. El hombre se habría entregado a los agentes del cuartel de Carcaixent a las tres de la madrugada y habría confesado haber descuartizado y arrojado el cadáver de Marta a varios contenedores, según ha publicado ABC.

El sospechoso, Jorge Ignacio Palma, de 37 años y con antecedentes penales por tráfico de drogas en Italia, llevada en paradero desconocido desde el 7 de noviembre, el día que desapareció la joven y mandó la ubicación de donde se encontraba a su madre. Jorge Ignacio ya fue investigado en España por el fallecimiento de una prostituta tras consumir grandes dosis de cocaína.

El sospechoso detenido.

El delegado de Gobierno de la Comunidad Valenciana ha comparecido ante la prensa a las nueve y media de la mañana para explicar que el sospechoso "está detenido y se va a proceder a su interrogatorio".

 
 

"No hay constancia de la situación de Marta pero la principal hipótesis es que no solo desapareció, sino que sufrió una agresion violenta que le hizo perder la vida", ha explicado el delegado.

El rastro de Marta Calvo se perdió cuando acudía a una cita en la localidad valenciana de Manuel con un joven al que supuestamente no conocía y con el que había contactado por Internet. Las fuerzas de Seguridad investigaron tanto en la casa de Manuel donde se le perdió la pista como en L´Ollería, otra localidad valenciana a 25 kilómetros de distancia, donde el sospechoso tenía alquilada otra casa.

COMPARTIR: