15 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA SALA HA DESESTIMADO SU RECURSO ALEGANDO QUE EL ACUSADO DE ASESINATO "PLANTEA DOCE CUESTIONES DE LAS CUALES NINGUNA MERECE REVOCACIÓN"

Varapalo para Pablo Ibar: El Tribunal de Apelaciones de Florida confirma su pena de cadena perpetua

Pablo Ibar.
Pablo Ibar.
El Tribunal de Apelaciones 4º de Florida ha confirmado la condena a cadena perpetua impuesta a Pablo Ibar en 2019 acusado de asesinato, del que se declara inocente. La sala ha desestimado, “sin fundamentar la decisión”, todos los argumentos esgrimidos por su abogado Joe Nascimiento. Según indica la asociación Pablo Ibar-Juicio Justo "el Tribunal solo ha analizado uno de los motivos, pero no ha explicado su decisión sobre las otras 11 cuestiones".

El pasado 28 de febrero la defensa de Pablo Ibar solicitó la revocación de la cadena perpetua que actualmente cumple y la celebración de un nuevo juicio. Tras la solicitud y la comparecencia de Joe Nascimento el Tribunal de Apelaciones 4º de Florida, con sede en West Palm Beach, ha confirmado la sentencia a cadena perpetua de Pablo Ibar. Tras esto la defensa del condenado está estudiando el fallo y analizando las vías posibles de recurrir esta confirmación ante el Tribunal Supremo de Florida. 

Tras 16 años en el corredor de la muerte, Ibar se encuentra actualmente cumpliendo su condena a cadena perpetua en la cárcel de Okeechobee (Raiford, Florida) por haber asesinado, presuntamente, a Casimir Sucharski, mánager del club Nickelodeon, a la modelo Marie Rogers y a la modelo Sharon Anderson.

Pablo Ibar.

Pablo Ibar.

Los magistrados del Cuarto Distrito de Apelación, que confirman la pena a cadena perpetua que le fue impuesta en 2019 a Pablo Ibar, afirman que “en esta apelación, el acusado busca anular las condenas y sentencias por tres cargos de asesinato en primer grado, un cargo de robo a mano armada cargo de robo a mano armada, un cargo de robo a mano armada, y un cargo de intento de robo con un cargo de robo con arma mortal. Plantea doce cuestiones, ninguna de las cuales merece una revocación".

La sala ha desestimado, sin fundamentar la decisión, todos los argumentos esgrimidos por Joe Nascimiento. El Tribunal solo ha analizado uno de los motivos, el que se acusaba al juez Dennis Bailey, el magistrado del último proceso, de absoluta parcialidad en la actuación con un jurado que denunció haber sufrido presiones por parte de sus compañeros para que emitiera un voto favorable a la condena. En la sentencia los magistrados firmantes recuerdan que tres días después de ser declarado culpable, un miembro del jurado llamó al despacho del juez  Dennis Bailey para expresar su "pesar" por el veredicto, aunque añaden los jueces de West Palm Beach que este mismo jurado  "no mencionó ningún acto indebido".

El único motivo justificado en esta sentencia


Respecto a esto la defensa solicitó que se entrevistara al jurado, a lo que el juez se opuso, indicando "que la expresión subjetiva de pesar por un miembro del jurado era insuficiente para invadir las deliberaciones del jurado”. El magistrado Bailey señaló que su autoridad para entrevistar a los jurados se limitaba a supuestas violaciones de la instrucción del tribunal que prohibía a los miembros del jurado hablar públicamente de su servicio como jurado.

ibar

Pablo Ibar.

Asimismo, desde la asociación Pablo Ibar- Juicio Justo señalan que “esta resolución rememora que casi simultáneamente en el tiempo a estos hechos, la Fiscalía puso en conocimiento del juez que un miembro del jurado, sospechoso de ser el mismo que contactó con el despacho del juez, había publicado comentarios en redes sociales en los que expresaba su arrepentimiento, a la vez que pedía consejo. En esta ocasión, el juez sí solicitó entrevistarse con el jurado, a lo que la defensa se opuso. Pese a ello, el tribunal entrevistó al jurado. Este admitió haber publicado los comentarios al tiempo que accedió, por indicación del juez, a eliminarlos y a cerrar las cuentas asociadas a dichos comentarios”.

“En esta situación y cuando aún quedaba pendiente la fase de sentencia, el fiscal pidió que se expulsara a este jurado. La defensa, sin embargo, objetó y argumentó  que la conducta del citado miembro ‘no era sustancialmente perjudicial’  y no solicitó la anulación del juicio, un nuevo juicio o la eliminación del miembro del jurado. No obstante. el juez Bailey decidió echar al citado componente  del jurado por  violar la instrucción que les prohíbe comentar nada sobre el juicio. Su puesto fue ocupado por un suplente” reclaman desde la asociación. 

"El Tribunal de Apelación ha perjudicado a Pablo Ibar"


En la esta última apelación la defensa de Pablo Ibar mantuvo que el tribunal de primera instancia de Broward County "abusó de su discrecionalidad" en unas situaciones y otras, se "equivocó". Nascimento afirmó que el juez “entre otras cuestiones, claramente violó el derecho constitucional del acusado al debido proceso tras rechazar la moción de la defensa de prohibir cualquier referencia a los procedimientos de identificación impropios y sugestivos y proporcionar al jurado instrucciones especiales para guiar sus deliberaciones, y al rechazar asimismo la moción de la defensa de anulación del juicio basada en argumentos impropios de la acusación".

imagen-asociacion-pablo-ibar

Imagen de la asociación Pablo Ibar - Juicio Justo

En la justificación del único motivo explicado por el Tribunal de Apelaciones se argumenta que "el registro en este caso revela que el miembro del jurado simplemente se arrepintió de su veredicto. El mero remordimiento de un miembro del jurado es insuficiente para justificar una intromisión en las deliberaciones del jurado. Sencillamente no había pruebas que sugirieran que el miembro del jurado estuviera influenciado por ningún factor externo ni que hubiera dado consentimiento a un acuerdo entre los miembros del jurado para hacer caso omiso de sus juramentos e instrucciones", se indica en  la resolución. Los magistrados del Tribunal  de Apelación del Cuarto Distrito de Florida concluyen que "no hubo supuestos actos perjudiciales manifiestos ni influencia externa".

El sumario en este caso supera las 20.000 páginas, y la defensa presentó 125 páginas de argumentos que contenían 12 motivos sustanciales por las que Ibar no recibió un juicio justo. “El Tribunal de Apelaciones del Cuarto Distrito de Florida, al no explicar su decisión sobre las otras 11 cuestiones con una opinión escrita, ha perjudicado sustancialmente la capacidad de Ibar de solicitar revisión por parte del Tribunal Supremo de Florida. Así pues, el abogado de Ibar presentará una moción solicitando a dicho Tribunal de Apelaciones que reconsidere su decisión y que elabore una opinión escrita que aborde todas las cuestiones para poder apelar posteriormente apelarse ante el Tribunal Supremo de Florida” concluyen desde la asociación Pablo Ibar- Juicio Justo. 

COMPARTIR: