25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El proceso se ha prolongado durante 25 años, de los cuales el condenado lleva 16 en el "corredor de la muerte"

El español Pablo Ibar se salva de la pena de muerte, pero es condenado a cadena perpetua en Florida

Pablo Ibar en vista oral
Pablo Ibar en vista oral / Europa Press
El hispanoamericano Pablo Ibar ha evitado la pena de muerte, al no haber unanimidad en el jurado durante la sentencia. La Fiscalía no logró la condena solicitada por un triple asesinato, ocurrido el 27 de junio de 1994 en Miramar, en el Estado de Florida. Un jurado popular lo ha condenado a cadena perpetua, mientras la defensa ya prepara un recurso que busca su libertad inmediata.

Ibar lleva 25 años en prisión, 16 de ellos en el “corredor de la muerte” de la cárcel de Raiford, Florida. En 2016 la Corte Suprema de Florida anuló el juicio, al considerar que hubo una “defensa ineficaz” y que las pruebas eran “débiles y escasas”. La sentencia llega en el cuarto juicio por el caso del asesinato de Casimir Sucharski, propietario de un club nocturno, y las bailarinas Sharon Anderson y Marie Rogers.

El jurado del Tribunal de Fort Lauderdale, compuesto por 7 mujeres y 5 hombres, determinó como sentencia la cadena perpetua, después de haberlo declarado culpable el 19 de enero de 2019. No obstante, no se espera que sea el último juicio, ya que la defensa ha anunciado que prepara un recurso al disponer de un "armamento probatorio más que sobrado".

Pablo Ibat durante la vista oral / Europa Press

En este último juicio la Fiscalía deshechó la solicitud de pena capital, pero declaró que Ibar no era “un buen hombre”, sino “un asesino”. El principal argumento de la fiscalía recae en un vídeo de la cámara de seguridad de la casa de Casimir Sucharski en el que se observa a dos hombres golpear y disparar contra sus víctimas. El video no dispone de nitidez, pero la Fiscalía afirma que se trata de Ibar. Durante el juicio, el fiscal dijo al jurado: "Ustedes son testigos oculares de la pesadilla”.

El video fue clave en el año 2000, cuando el acusado fue condenado a pena de muerte para luego repetir su juicio por tercera vez. En esta última ocasión, el vídeo no fue suficiente, pero si la solicitud de investigar los delitos de robo y allanamiento de morada, por los que Pablo Ibar fue condenado a 8 años, ya cumplidos.

No es la pena definitiva

Los 25 años de proceso judicial no terminan con esta sentencia, ya que se recurrirá ante el Tribunal de Apelaciones del Cuarto Distrito de Florida, para solicitar que se elimine la condena y se celebre un quinto juicio.

Andrés Krakenberger, portavoz 'Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar', ha declarado que esta vista oral ha estado "plagada de irregularidades", por lo que tienen esperanzas de que se anulado. No obstante, la Asociación considera que esta revisión podría prolongarse hasta 6 años y una posterior vista oral, 2 años más.

COMPARTIR: