20 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cuarentena a la que están sometidas las prisiones, sin visitas de familiares ni vis a vis, comienza a generar desesperación entre los internos

Video: Detenido tras lanzar un paquete con droga y teléfonos moviles desde la calle al patio de la prisión de Tenerife II

Última hora La prisión de Tenerife II.
La prisión de Tenerife II.
La Guardia Civil que vigila el exterior del centro penitenciario Tenerife II ha detenido a un hombre de 25 años, vecino de la localidad de Santa Cruz de Tenerife, como presunto autor de un delito contra la salud pública, tras lanzar un paquete con droga y telefónos móviles desde la calle al interior del patio de la citada prisión. El joven ha sido ya puesto a disposición judicial.

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Destacamento de Seguridad del Centro Penitenciario Tenerife II, han detenido a un hombre de 25 años de edad, vecino del municipio de Santa Cruz de Tenerife, como presunto autor de un delito contra la salud pública, en concreto tráfico de drogas, por lanzar un paquete hacia el interior del recinto carcelario con hachís.

El ahora detenido fue interceptado por la patrulla de la Guardia Civil que se encontraba prestando servicio de seguridad en el exterior del citado Centro Penitenciario. Los agentes lo sorprendieron lanzando un paquete hacia el interior del recinto. Este paquete contenía 3 teléfonos móviles con sus correspondientes cargadores y 4 piezas de hachís, con un peso aproximado de 68 gramos.

El detenido, junto con las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Santa Cruz de Tenerife.

Desde el comienzo de la pandemia y la puesta en cuarentena de las prisiones, con la prohibición de visitas y entradas de familiares el tráfico de drogas se ha reducido considerablemente dentro de las prisiones. Lo que está provocando problemas por el síndrome de abstinencia de los internos.

De hecho, como ha publicado elcierredigital.com, en la prisión madrileña de Soto del Real, Madrid todo un pabellón está aislado y los presos no pueden salir de sus celdas por temor a infectarse con el Covid-19 y la droga, por su escasez, ha subido de precio dentro de los recintos penitencarios.

COMPARTIR: