06 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ana Isabel Peña, letrada de César Román: "No se puede permitir la mentira y el daño no sólo a una persona física, sino también a la Justicia"

'El Rey del Cachopo' toma medidas legales contra varios testigos "por el circo montado"

La Defensa de César Román ha tomado medidas de índole penal contra varias de las personas que participaron en la supuesta investigación y procedimiento. Entre ellas destacan Natividad Rodríguez Pascual, Sara Lacorte Salcedo, Gloria Bulnes y otros más, entre los que se encuentra un funcionario que además actuaba como testigo/perito. El más conocido como 'rey del Cachopo' fue condenado el pasado 21 de junio a quince años de prisión por homicidio con el agravante de parentesco y género.

Según la abogada de la Defensa, Ana Isabel Peña: “los delitos que se presentan ante estos hechos son tanto públicos como privados, y van desde el falso testimonio, que consiste en un delito contra la Administración de Justicia, hasta querellas por injurias y calumnias e incluso querella por daños morales como es el caso de Natividad y Gloria”.

"En esta caza de brujas", continúa diciendo la abogada; "han participado demasiados actores, y no se puede permitir la mentira y el daño, no sólo a una persona física sino incluso a la Administración de Justicia. Ya es hora de que se imparta Justicia contra los que realmente incurren en ilicíto penal".

"El circo montado por los supuestos testigos de “hechos” van a tener que dar cuenta de su actuación ante los Juzgados de Instrucción, y si no se retractan, pueden llegar a obtener una pena de prisión de hasta tres años; que, en el caso del perito, además se impondría en su mitad superior y consecuencias más graves que pueden afectar a su oficio.  No se van a quedar fuera ni el famoso taxista ni otros como Raúl Inestroza o Celestino Martínez, entre otros muchos” concluye la jurista.

La última noticia que se tenía del caso era que hace apenas unos días la Sección 26 de la Audiencia Provincial de Madrid desestimó el recurso de súplica presentado por la representación procesal de la familia de Heidy Paz, que solicitaba  la entrega del cuerpo de la joven de 25 años, cuyo torso fue hallado el 13 de agosto de 2018 en una nave del distrito madrileño de Usera-Villaverde, dentro de una maleta y tras detectarse un pequeño incendio. 

El tribunal, "entendiendo el deseo de la familia de proceder a darles un entierro digno", pospone no obstante la autorización "porque la sentencia recaída en la instancia ha sido recurrida en apelación, instándose en el recurso su nulidad y la del juicio con Tribunal del Jurado celebrado".

Heidy Paz y César Román.

En este sentido, la familia alegaba en su escrito que "es innecesario que se mantenga depositado en el Instituto Anatómico Forense a disposición de esta Ilustrísima Sala durante más tiempo" y para ello aducían los resultados de las pruebas de ADN, que establecen un grado de parentesco entre el torso hallado y Gloria Bulnez, la madre de la joven, del 99,99998125%. "Puestas en relación con el resto de pruebas periféricas dan por acreditado y probado, totalmente, que los restos humanos encontrados pertenecen a Dña. Heidy Johana Paz".  

El torso de Heidy, que lleva más de tres años en el Instituto Anatómico de Madrid porque constituía una prueba en la vista oral, no obstante, continuará en España.

Condenado a quince años de prisión 

El pasado 21 de junio, veintiún días después del veredicto del jurado popular que por unanimidad le declaró culpable de homicidio y profanación de cadáver, César Román fue condenado a quince de años de prisión, así como a quince años de libertad vigilada y a indemnizar tanto a los hijos de la víctima con 142.229 euros a cada uno como a su madre con 100.000, por un delito de homicidio con los agravantes de parentesco y género. 

Según se determinó entonces, la pareja se conoció a comienzos de mayo de 2018. A los pocos días empezaron un noviazgo y se fueron a vivir juntos. Sin embargo, dos meses después, ella empezó a tener dudas sobre su futuro, le abandonó y le dejó una nota en la que le explicaba que necesitaba unos días "para pensar en la relación que ambos mantenían". Sobre las 5.52 horas del 5 agosto de 2018, "la víctima llamó por teléfono al acusado y acto seguido se dirigió al domicilio que habían compartido".

Entre ese momento y las 16.21 horas de ese mismo día, César, "movido por el hecho de ser Heidy mujer y no aceptar que ella quisiera distanciarse de él, con la intención de quitarle la vida, o al menos, representándose dicho resultado, le causó la muerte".

El podcast del 'Rey del Cachopo': se compara con los presos del 'procés'

El rey del Cachopo.

Para evitar la identificación del cadáver, "sin importarle el ultraje y la deshonra que ello suponía para el cuerpo sin vida, seccionó, separando del cuerpo la cabeza y los miembros superiores e inferiores, y se deshizo de ellos, sin que se haya podido determinar la forma en que lo hizo".

Respecto del tronco de la mujer, César Román, "después de meterlo en una bolsa de plástico negra, lo introdujo en una maleta". Sobre las 16.21 horas del 5 de agosto, pidió un taxi que trasladó el cuerpo de la víctima desde el domicilio hasta una nave industrial en Madrid, que había sido alquilada el 15 de febrero de 2018 por César Román, en representación de la entidad Delice Experience S.L., de la que era gerente.

Entre el 5 y el 13 de agosto, el acusado, "nuevamente" para evitar que se pudiera identificar el cadáver y "sin importarle la deshonra que ello suponía para el cuerpo sin vida" de la mujer, lo roció con sosa caustica "y valiéndose de un cuchillo, le cortó los senos, que tenían unos implantes de silicona, y junto con un colgante y otros efectos personales, el 13 de agosto de 2018, intentó quemarlos, haciendo un fuego en la plataforma del montacargas de la planta del sótano de la nave industrial".

Ese mismo día, tras enterarse de que el cuerpo de Heidy Paz había sido hallado, huyó a Zaragoza donde, el 16 de noviembre de 2018, finalmente fue detenido.

COMPARTIR: