14 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ANTES DEL PARTO, LA GRANADINA MARÍA DE MORALES COMPARTIÓ VARIOS ARCHIVOS QUE "CORROBORAN" QUE JESÚS OLMOS ES EL PROGENITOR DE LA NIÑA

Una influencer señala en redes al padre de su bebé y ahora le impide verla: "Se perderá los primeros años de su hija"

El Cierre Digital en / La influencer María de Morales, Jesus Olmos y su hija de 11 años junto con un predictor.
/ La influencer María de Morales, Jesus Olmos y su hija de 11 años junto con un predictor.
El supuesto padre de la niña y pareja de la influencer María de Morales durante tres años ha solicitado que se le realice la prueba de paternidad, ya que la madre del bebé se niega a reconocerle como padre. Al principio del embarazo María compartió varias fotografías y vídeos en redes sociales que "demuestran" que Jesús es el padre de la niña, sin embargo, tras una discusión y unos meses complicados decidió denunciarle por abusos y maltrato psicológico, y no reconoce como padre a Jesús.

Todo se remonta a finales de junio de 2023, cuando la influencer María de Morales y su pareja por aquel entonces, Jesús Olmos, se enteran de que van a ser padres después de tres años de relación. Ambos recibieron la noticia el 30 de junio y un mes después, el 29 de julio, deciden embarcarse en un crucero por el Mediterráneo junto con la hija de Jesús Olmos, de 11 años de edad. 

El portavoz de Jesús Olmos, el experto en criminalística Carlos García Barrett señala ante elcierredigital.com que “esta relación con la instagramer, es una relación de idas y venidas, pero nunca con grandes peleas. Estando muy felices con el tema del embarazo hacen incluso algunos reportajes de fotografía profesional en los que salen con un predictor en la mano. De hecho, María habló con la abuela de Jesús para enseñarle el género del bebe, que en este caso ha sido niña. De hecho, en redes sociales ella señaló que Jesús es el padre del año”. 

Sin embargo, estando en el crucero  comenzaron las complicaciones para Jesús. El 30 de julio, un día después de llegar al crucero, “ambos discutieron porque María regañó exageradamente a la hija de 11 años que Jesús tiene con otra pareja anterior. Jesús le dijo que creía que se había pasado con la niña y ella se enfadó con él. A raíz de aquí empezó la odisea”, añade el portavoz de Jesús Olmos.

El día que llegaron al crucero Jesús y María conocieron a una pareja que tenía una niña de la misma edad que la hija de Jesús. Barrett explica que “tras la pelea Jesús decidió juntarse con la otra pareja para que su hija tenga compañía y se sienta arropada, ya que María se cerró en banda y no quiso saber nada de él. Durante el resto de días María mantuvo su postura”. 

Jesús Olmos, su hija de 11 años y María de Morales en Pisa durante el crucero.

Finalmente volvieron a España el día 5 de agosto, concretamente al aeropuerto de Málaga. “Fue allí donde María amenazó a Jesús con hacerle la vida imposible. Ante esto él decidió irse del aeropuerto con su hija y dejar allí a María. Posteriormente, Jesús decidió llamar a la madre de María para comentarle que su hija le quería denunciar y amargarle la vida. Parece ser que la actitud de María se produjo al sentir que le habían hecho el vacío en el crucero”, señala el portavoz de Jesús. 

Los problemas para Jesús tras el parto


Pasaron unos días y el 19 de agosto María amenazó a Jesús vía SMS con abortar mediante asistenta social. Sin embargo, no abortó y la relación continuó hasta que la primera semana de diciembre decidieron ponerle fin. Finalmente el 19 de febrero María denunció a Jesús por abuso sexual en el crucero y maltrato psicológico durante tres años. Barrett señala que “en ese momento ella decidió que quería tener el hijo sola. A Jesús le pusieron una orden de alejamiento”. 

Jesús se enteró mediante las redes sociales de que María iba a dar a luz y decidió acudir al hospital. Una vez allí la seguridad no le dejó entrar pese a su insistencia en ver a su hija. Finalmente, apareció la Policía Nacional y no le dejaron entrar. 

“Lo que ocurre es que ahora María no quiere reconocer que la hija es de Jesús, cuando siempre lo ha hecho, incluso en redes sociales. Por este motivo ha decidido ponerle solo sus apellidos. Lo único que quiere hacer Jesús es luchar por la paternidad, está destrozado porque lo único que ha visto y sabido de su hija es lo que María sube a redes sociales. Todavía no ha podido ver al bebé. Hay muchos videos y fotos que corroboran que Jesús es el padre de esa niña pese a que ella diga que puede ser de cualquier persona. Ella en sus redes aparece  diciendo que la niña no tiene padre. Ahora estamos esperando a que se realice la prueba de paternidad y se reconozca a Jesús como padre de la niña”, concluye Carlos García Barrett.

La defensa de Jesús Olmos representada por el abogado Francisco García Ballesteros, señala que "la madre está impidiendo que Jesús conozca a su hija de manera premeditada. Esto supondrá que se va a perder los dos primeros años de su vida y no los va a recuperar de ninguna forma por mucho que luego le den la razón", concluye.

COMPARTIR: