01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La enorme competencia en el mercado peninsular y la Ley de la Cadena Alimentaria provocan pérdidas millonarias al sector de las Islas

El Plátano de Canarias en la Comisión Europea: Asprocan denuncia la grave crisis que sufre la marca insular

Plátano de Canarias. /Asprocan
Plátano de Canarias. /Asprocan
Tras ser rechazadas por el PSOE las enmiendas que buscaban defender el Plátano de Canarias frente a lo expuesto en la Ley de la Cadena Alimentaria, y atendiendo a la gran competencia de mercado que se da en la Península con la banana americana, ASPROCAN (Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias) ha decidido denunciar la situación directamente en la Comisión Europea.

La mítica marca de Plátano de Canarias fue capaz de abandonar las islas y acaparar el completo mercado peninsular. No obstante, con los años la competencia se ha incrementado y el archipiélago se enfrenta, a día de hoy, a la producción masiva de la banana americana, que llega a España a un precio mucho menor.

Esta situación se nutre además, de las últimas modificaciones de la Ley de la Cadena Alimentaria, que entre otras cosas obliga a establecer un ‘precio mínimo’ que ha de cubrir los costes de producción. Esto provoca que se oferte el plátano canario a un precio bastante más elevado que el de la banana en la Península: unos 2 o 3 euros el kilo frente a los apenas 40 o 50 céntimos que suele costar la banana.

Atendiendo a todos los problemas a los que se enfrenta la marca insular, algo ya expuesto tras la retirada de unas mil toneladas de plátanos antes de la campaña navideña, ASPROCAN (Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias) ha decidido denunciar la situación ante la Comisión Europea (CE).

Según ha adelantado el diario Canarias 7, en relación a la información facilitada por la agencia EFE, la Asociación busca “denunciar las obligaciones e intervenciones de mercado”, algo que en este caso puede ir “en contra de los derechos de los productores de plátano”. EFE, en contacto con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), asegura que desde el citado departamento no encuentran “razones objetivas para excluirlo de los preceptos de la ley”.

El pasado mes de noviembre, CC (Coalición Canaria) y ASG (Agrupación Socialista Gomera) presentaron una serie de enmiendas que pretendían, justamente, defender la fruta isleña frente a lo expuesto en la Ley de la Cadena Alimentaria. No obstante, el PSOE rechazó las modificaciones y se vaticinaron pérdidas millonarias.

La última oportunidad de subsistencia

El archipiélago canario se posiciona como el único lugar de España en el que se percibe una producción de plátano. Esto, teniendo en cuenta que se trata de una región ultraperiférica, supone afrontar unos costes extras a la hora de transportar la marca hasta la Península. Si posteriormente el plátano no vende lo suficiente, miles de toneladas se retirarían del mercado cada año.

Para encarar todas las dificultades existe el POSEI (Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias). Estas medidas, que se recogen en el Reglamento del Parlamento Europeo, sirven de apoyo a la producción agraria canaria y contemplan, entre otras cosas, el mantenimiento de las actividades agrarias tradicionales para salvaguardar el tejido económico y social de las zonas rurales y evitar daños al paisaje tradicional o el incremento del porcentaje de autoabastecimiento de productos frescos en las islas. A su vez, también facilita el acceso de la producción isleña a otros mercados, algo que ayuda a mantener el volumen de envíos.

Gabriel Mato Adrover, eurodiputado del Partido Popular.

En defensa de la existencia del POSEI salió Gabriel Mato Adrover, eurodiputado del Partido Popular. En el Pleno del Parlamento Europeo defendió la situación de las RUT (Regiones Ultra Periféricas) y en especial, la de Canarias. Abogando por los grados de excepcionalidad del archipiélago y la compleja situación del plátano, aseguró que son “ultra importantes para Europa”.

“La asignación actual del POSEI es de 268 millones de euros, apenas el 0,1 por ciento del presupuesto global de la Política Agraria Común (PAC)”, explicó Adrover. “Su mantenimiento estable y a largo plazo es vital, porque la reducción del mismo supondría la desaparición del sector primario”, sentenció. En una primera instancia, se pretendía recortar el presupuesto a partir de 2021,  hasta los 258 millones, 10 millones menos.

Afortunadamente, la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea (CE) aprobó varias modificaciones del POSEI. Esto se tradujo en una serie de medidas, tales como una dotación de 3 millones de euros destinada a paliar la subida de los precios de los aranceles y exportaciones, o la elusión del recorte del presupuesto, que se mantiene en 268 millones.

Abogando por la excepcionalidad

Encarando un panorama que se vaticina complejo, 2021 supondrá un desafío para el Plátano de Canarias. Fernando Clavijo, miembro de Coalición Canaria y senador por la Comunidad Autónoma de Canarias ya recogió en el pasado diversas razones que justifican el grado de excepcionalidad de las islas y, por ende, de su principal marca de fruta.

La condición de región ultraperiférica, recogida en el artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, fue nombrada por el senador para evidenciar la posibilidad de que el plátano canario fuese una excepción dentro de las medidas de la Ley de la Cadena Alimentaria.

Clavijo también aseguró que la nueva ley afectaría a todos los productores: “No hay ningún pequeño agricultor que esté fuera de ASPROCAN y que esté fuera de este tratamiento singular”. La economía canaria, fundamentada principalmente en el turismo, ya ha recibido duros golpes durante la crisis sanitaria.

COMPARTIR: