22 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El canario ha 'sobrevivido' a escándalos como el los “paños menores” de 2018 y ahora afronta su posible inhabilitación por su viral acto en el Mundial

Luis Rubiales en la cuerda floja: Cinco años de polémicas en la RFEF y un beso de la discordia

El Cierre Digital en Rubiales, en el punto de mira por el beso a Hermoso
Rubiales, en el punto de mira por el beso a Hermoso
El presidente de la RFEF y antiguo jefe de la AFE lleva, desde que salió de la parte más activa del fútbol, saltando de polémica en polémica. Y el Mundial femenino ha sido la gota que ha colmado el tremendo vaso de su carrera. Después de un gesto inapropiado desde el palco, Rubiales besó sin consentimiento a Jenni Hermoso y continuó las “bromas” en los vestuarios. Ahora, hasta la izquierda y la derecha coinciden en un revuelto panorama político: el presidente de la federación tiene que dimitir.

El caso de Rubiales y Jenni Hermoso, dos días después, sigue ocupando todas las portadas y dejando en segundo plano la victoria del conjunto español femenino. Miquel Iceta, Ministro de Cultura y Deportes, exigió una explicación al presidente de la Real Federación Española de Fútbol y una disculpa por el inapropiado comportamiento del que hizo gala al pitido del final del encuentro entre España e Inglaterra.

Luis Rubiales, después de intentar (con ayuda de Jorge Vilda, seleccionador) que Jenni participara en el vídeo de disculpa que grabó en la escala de Doha, terminó exponiendo una explicación a su comportamiento solo ante la cámara, con más excusas que disculpas. Pedro Sánchez, actual presidente del Gobierno en funciones, ha calificado las disculpas de Rubiales de “insuficientes” y ha dicho que son inadecuadas. Y, dando un paso más, la videpresidenta en funciones, Yolanda Díaz, ha pedido la dimisión del cabeza de la RFEF.

Además de besar a Jenni Hermoso sin su consentimiento en la entrega de medallas, hecho al que ha intentado (tanto él como Televisión Española en su documental de La 2) restarle importancia, Luis Rubiales se llevó la mano a los genitales durante la celebración de la victoria en el palco en el que estaban la Reina Letizia y su hija, la infanta Sofía. Y cuando empezaron las reacciones al beso en las redes sociales, el presidente tachó a los críticos de “idiotas”, sus comentarios de “gilipolleces” y dijo que eran “tontos del culo”, además de “pringados que no saben ver lo positivo”.

El beso que ha pesado más que la estrella

El presidente de la RFEF ha ido año tras año esquivando las polémicas, pero lo del Mundial le ha puesto de nuevo en el foco. Después de la incredulidad que causó el beso en las redes sociales, el presidente apareció en los directos de las jugadoras en el vestuario, acaparando la atención. Besó en la mejilla a Olga Carmona, la jugadora del Real Madrid que marcó el gol contra Inglaterra, en pleno directo de la sevillana. Y, sobre el beso, digo que él y Jenni se iban a casar.

Jenni Hermoso (10) con el trofeo de la Copa del Mundo.

La petición de Miquel Iceta llegó al equipo de la RFEF en pleno vuelo, y el presidente aprovechó la escala en Doha para grabar el vídeo que le había pedido el Ministro. En el vídeo Rubiales sale solo, realizando un discurso en condicional y justificando el beso por la efusividad del momento, haciendo alusiones a la relación que guarda tanto con la jugadora como con su familia.

Posteriormente, el periódico deportivo Relevo ha podido saber, a través de fuentes, que el presidente intentó que Jenni Hermoso saliera en el vídeo para restarle hierro al asunto. La jugadora número 10 de la Selección Española se negó y le dijo que solo quería disfrutar de la victoria. También intentó convencerla el seleccionador, Jorge Vilda, que habló hasta con la familia de Jenni y recibió la misma respuesta. Hermoso respondió que, quien tuviera que pedir disculpas, que las pidiera.

Cinco años de escándalos con la RFEF

Luis Rubiales, natural de Las Palmas (1977) y criado en Motril, jugó varios años en equipos de divisiones inferiores antes de llegar al Levante, donde estuvo tres años. Allí le pusieron su nombre hasta a una peña, “Pundonor Rubiales”, por sus servicios y el legado que dejaba como defensa después de más de 300 partidos y de marcar un gol.

Rubiales.

Fue presidente de la AFE antes de saltar a la RFEF en el año 2018 con la destitución del anterior dirigente. Y, aunque se conoce su rivalidad con Luis Tebas, presidente de la Liga, y sus otros escándalos, tuvo otro de sus comentarios destacados con las jugadoras del panorama futbolístico español.

En pleno sorteo de La Liga, Rubiales invitó a las jugadoras a subir al escenario, pillando por sorpresa a las deportistas. Iban en pantalón corto (siendo verano), así que el presidente dijo: “¿Por qué nos las invitamos a subir? Sé que han venido un poco medio en paños menores pero bueno, venid aquí”. Amanda Sampedro, la jugadora que cogió el micro después, tuvo que disculparse, en medio del estupor y haciendo gala de improvisación.

Hace tiempo que la peña retiró el nombre honorífico a Luis Rubiales con la siguiente explicación: “Ya no le profesamos admiración alguna ni le consideramos portador de los valores que históricamente han distinguido a nuestro club. Luis Rubiales hace tiempo que dejó de ser Pundonor”.

Desde la FASFE, la Asociación de Accionistas y Socios de Fútbol en España, también han pedido la dimisión de Rubiales en un comunicado que han hecho público a través de sus redes sociales: "Creemos que es totalmente intolerable la conducta del máximo dirigente de nuestro fútbol al abusar de Jennifer Hermoso", exponían en el documento. "Lamentamos profundamente que, en el mejor momento de nuestro fútbol femenino, los usos más machistas y retrógrados de unos dirigentes anclados en el pasado nos vuelvan a recordar lo retrasados que están nuestro fútbol y sus estructuras de Gobierno. [...] Creemos que Luis Rubiales no puede seguir ni un minuto más dirigiendo y representando a nuestro fútbol".

Ahora, falta por ver el alcance de su último escándalo internacional, del que se han hecho eco hasta The Guardian y el clásico medio deportivo francés L’Equipe.

COMPARTIR: