30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Nacido en Costa Rica, de profesión abogado, tuvo un pasado unido a Fuerza Nueva y controló desde 1987 el fútbol a través de su despacho Tebas&Coiduras

El gran beneficiado de la guerra contra Rubiales: La historia oculta del presidente de LaLiga Javier Tebas

/ Luis Rubiales y Javier Tebas.
Javier Tebas, amo y señor de La Liga de Fútbol Profesional, se presenta como el gran beneficiado en la guerra contra Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por los recientes audios de Gerard Piqué. Nacido en Costa Rica, pronto llegaría a España para convertirse en uno de los hombres más poderosos del deporte rey. De profesión abogado, el presidente de la LFP es un personaje con un pasado polémico y que ya protagonizó históricos enfrentamientos con Rubiales.

Los mediáticos audios de Piqué han desempolvado la ya histórica guerra del fútbol español entre el Presidente de Liga Nacional de Fútbol Profesional, Javier Tebas, y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales.

Anteriormente, el diario El Confidencial también había publicado otras conversaciones muy significativas dentro del mundo del deporte rey que implicaban a Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid. El todopoderoso empresario de la construcción y presidente de ACS también había tenido precisamente algún que otro 'encontronazo' con Javier Tebas, en esta ocasión por la Liga europea paralela que Florentino quería liderar. 

Pero uno de los principales ataques a Javier Tebas han sido los millonarios ingresos que ha percibido por su cargo deportivo en el negocio del balompié. Según ha podido saber elcierredigital.com, mientras que el sueldo percibido durante 2021 por Luis Rubiales fue de 634.518,19 euros brutos (que se traducen en 339.237,12 euros netos), el de Tebas rondó los tres millones de euros, teniendo en cuenta que su sueldo está condicionado por variables relacionadas con los negocios audiovisuales de los partidos de fútbol.

Con estos datos, Luis Rubiales se defiende y ataca de nuevo a Javier Tebas con estas afirmaciones: "No me voy a poner ni tres millones y medio como cobra el presidente de La Liga, ni dos millones y pico como cobra un CEO de cualquier equipo. Un club de fútbol o una Federación que tiene un CEO con unos ingresos 400 millones no cobra 600.000 euros, cobra muchísimo más y el que está en fútbol lo sabe", ha argumentado.

Pero quién es Javier Tebas Medrano, amo y señor de La Liga de Fútbol Profesional, que se presenta como el gran beneficiado en la guerra contra Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por los recientes audios de Gerard Piqué.

El abogado Javier Tebas Medrano, nacido en Costa Rica en 1962 y actual presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), no sólo controla el poder del negocio del balompié desde su cargo, sino que antes, durante muchos años, lo hizo con varios equipos del fútbol español a través de su despacho legal Tebas & Coiduras,  

Aunque criado en Costa Rica, pronto llegaría a España para convertirse en uno de los hombres más poderosos del deporte rey. De profesión abogado, el presidente de la LFP es un personaje con un pasado polémico, que ya protagonizó históricos enfrentamientos con Rubiales. 

Javier Tebas, su historia 

Durante su vida profesional Javier Tebas Medrano ha ejercido como asesor jurídico externo de diversos clubes y sociedades anónimas deportivas, tanto del ámbito español como del extranjero. Tebas controló en sus inicios el fútbol español a través de su despacho Tebas & Coiduras. Así lo hizo desde el año 1987. Su despacho se llegó a presentar a 23 concursos de distintos equipos de fútbol. Además, el despacho de Tebas figuraba también como representante jurídico de varios equipos del balompié español.

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que es una entidad privada, también llegó a montar todo un emporio empresarial de sociedades muy diversas bajo su dominio, en las que ha aparecido como administrador, consejero, socio o apoderado. Muchos son los ámbitos donde han estado inmersos los tentáculos de este abogado. Tebas ha llegado a figurar en más de 20 empresas en el Registro Mercantil español, desde fábricas de armas hasta empresas audiovisuales, pasando por asesorías y sociedades de exportación.

Fue en el año 2001 cuando dio su primer paso para entrar en la organización más importante del fútbol en España y fue elegido por primera vez vicepresidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional como representante del Badajoz. Dos años más tarde, elegirían a este empresario del fútbol como representante del G-30, el grupo de treinta clubes de Primera y Segunda División que se organizaron para negociar los derechos televisivos.

Javier Tebas, presidente de La Liga.

Pero no sería hasta el 15 de febrero de 2013 cuando dio el gran salto para dominar el mercado futbolístico, anunciando que se presentaría a las elecciones a la presidencia de la LFP. El 26 de abril de ese mismo año ​ganó la votación en la que 32 de los 42 clubes con derecho a voto le avalaron para convertirse en presidente. Tebas ostenta desde entonces el cargo del que ha ido siendo  reelegido elección tras elección.

Pero, Javier Tebas Medrano también tiene un pasado político estrechamente vinculado a la ultraderecha española. En su juventud fue delegado provincial en Huesca de las Juventudes de Fuerza Nueva, partido político fundado en 1976 y desaparecido en 1986, surgido de la mano del líder de la ultraderecha española Blas Piñar. A día de hoy, el controvertido presidente de La Liga sigue manteniendo sus ideales políticos que defienden posturas a favor de la unidad de España, católicas y antiabortistas.

A pesar de su notoria carrera, en la que ha ido escalando posiciones hasta ser el único dominador de los intereses del fútbol en España, la gestión de Tebas al frente de sus numerosos negocios siempre ha estado marcada por la polémica.

Periplo en el CD Badajoz

Su primer negocio futbolístico lo hizo en la compra del Club Deportivo Badajoz, actualmente desaparecido. Fue por entonces cuando Javier Tebas empezó a prestar servicios de asesoramiento al entonces poderoso Grupo Bahía, vinculado al argentino Marcelo Tinelli, un polémico empresario empeñado en controlar como Tebas el fútbol de su país.

También, con el asesoramiento de Tebas, este grupo intermediario tomó el control del equipo alicantino del Hércules a mediados de la década de los 90 y del Mallorca.

Pero la aventura del Grupo Bahía en el Badajoz sólo duró dos años, con el abandono del proyecto por parte de su dueño argentino y la cesión del club al abogado Javier Tebas para posteriormente realizar una venta especulativa al empresario portugués Antonio Barradas, con quien el club extremeño bajó a Segunda División B en la temporada 2002-2003.

En aquellos años, Javier Tebas llegó a trabajar junto a personajes tan singulares como el ucraniano Dimitri Piterman (Santander y Alavés), José María Ruiz Mateos (Rayo Vallecano) y Manuel Ruiz de Lopera (Betis).

Querella del Xerez

Otra de las jugadas llamativas en la labor profesional de Javier Tebas es la relacionada con el equipo de fútbol del Xerez, cuyos dirigentes le interpusieron una querella en los Juzgados.

Según las investigaciones judiciales, la LFP tenía un dinero del Xerez para cubrir posibles deudas, como llegó a pasar con los impagos a los jugadores por los que perdió la categoría y que, debido presuntamente a la labor de intermediación de Javier Tebas, ese dinero fue desviado a pagar una minuta de su despacho en vez de utilizarlo para el uso principal de cubrir deudas con jugadores.

Por entonces, le fue puesta una querella por estafa, delito societario y deslealtad profesional. Los entonces responsables del Xerez, la empresa Energy, consideraron irregular la actuación de Javier Tebas como abogado del concurso después de haber recibido en la secretaría del club varias facturas entre los meses de julio y octubre de 2013 procedentes del despacho Tebas y Corduras, facturas que no se tuvieron que abonar porque ya se había hecho cargo del importe de las mismas la Liga de Fútbol Profesional a través de la cuenta que tenía abierta allí este club andaluz.

Los dirigentes del Xerez siempre defendieron que su descenso administrativo a Tercera fue ilegal. En la querella se solicitaba la inhabilitación para Tebas alegando que presuntamente durante un cierto tiempo compaginó sus funciones de presidente de la LFP y las de abogado del concurso del Xerez, siendo cargos incompatibles y que, además, cuando presentó su dimisión concedió la venia como letrado a César Adeva, abogado del despacho 'Tebas Corduras asociados', que pertenece tanto a él como a su esposa.

Persona non grata

Son muchos los aficionados que han declarado la guerra a Javier Tebas por las medidas tomadas en cuanto a repartos televisivos y horarios que consideran poco favorables para llenar los estadios de Primera División. Pero, a pesar de contar con el beneplácito de la mayoría de los clubes profesionales, hay algunos equipos que tampoco ven con buenos ojos la gestión de este mandamás del fútbol español.

Tal fue la crispación que, en 2016, Javier Tebas fue nombrado persona no grata en el estadio de El Sadar por 221 votos de los 306 de los socios compromisarios del Club Atlético Osasuna, ante la "probada animadversión" que Tebas habría mostrado hacia el club. La historia se repitió otra vez años después, siendo nombrado de nuevo persona non grata por los socios compromisarios de Osasuna, con 149 votos a favor de 215.

Pero no son los únicos en abrirle frentes al abogado aragonés pues en abril de 2017, tras el revuelo organizado con el caso del fichaje Zolzuya por el Rayo Vallecano, Tebas fue declarado persona non grata en Puente de Vallecas por "menoscabar los derechos de libertad de expresión de los que todos los ciudadanos gozan", tras presentar una querella criminal contra 17 aficionados que se posicionaron en contra del fichaje del jugador ucraniano.

Vínculo con el Zaragoza

También Tebas colocó en la Liga de Fútbol Profesional al que fuera director financiero del Real Zaragoza, José Guerra, durante el mandato del controvertido constructor soriano Agapito Iglesias, que llevó al equipo maño a la ruina deportiva y financiera dejando una deuda en el club de más de 113 millones de euros, un concurso de acreedores, diferentes procesos fiscales y una fractura social muy importante.

Agapito Iglesias, constructor que llevó a la ruina al Real Zaragoza.

José Guerra fue hombre clave en algunas de las sociedades de Iglesias y también estuvo como Director Financiero del Real Zaragoza, S.A.D. desde junio de 2011 a agosto de 2014.

Tebás le colocó en la LFP nada más dejar éste el Real Zaragoza y tras la obligada salida del “jefe” Agapito Iglesias. Así, desde septiembre de 2014 hasta octubre de 2015, es decir durante un año y dos 2 meses, José Guerra figuró como responsable del departamento económico de la Liga de Fútbol Profesional. También ocupó un cargo más relumbrante aún: Head of Financial Services & Research, es decir, jefe de finanzas y responsable de investigación de la LFP. Después ostentó el cargo de Director de Operaciones Corporativo desde el año 2016.

José Guerra cobraba por entonces sus honorarios, 80.000 euros, a través de una sociedad interpuesta, Bapro Madrid, una empresa de Javier Bazaco, el también controvertido socio de Agapito en sus negocios inmobiliarios y deportivos donde comparten sillones y participaciones en varias sociedades. Bapro Madrid tiene su sede social en el parque empresarial madrileño “La Finca”, justo al lado de donde residían jugadores como Cristiano Ronaldo o Iker Casillas.

Guerra figuró durante años como apoderado mancomunado y consejero de la sociedad anónima deportiva del Real Zaragoza, ya que era una persona de la máxima confianza de Agapito Iglesias, que lo puso al frente de las cuentas del club maño sustituyendo a Javier Porquera. Ya en su día fue liquidador del Grupo Empresarial Esmeralda, que pertenecía al grupo empresarial de Agapito Iglesias en su etapa en el Real Zaragoza, dedicado a la construcción de edificios residenciales en la ciudad maña.

Problemas con Hacienda

Javier Tebas Medrano también fue investigado por la Agencia Tributaria por un posible fraude de cinco millones de euros en el año 2017.​ Dicho fraude implicaba a varias empresas relacionadas con Tebas y también a su esposa, Marta Coiduras.​ Por ello pidió un préstamo a LaLiga, que le adelantó su sueldo de un año para pagar a Hacienda.

Los clubes aceptaron la proposición del presidente de LaLiga y le concedieron 750.000 euros para esta situación. Esos beneficios “tienen el objetivo de cubrir necesidades generales por situaciones extraordinarias”, afirmaron algunos presidentes por aquel entonces. El dinero que Tebas pidió fue para ir haciendo frente a la propuesta de liquidación que la Agencia Tributaria le realizó en relación con las declaraciones presentadas por la empresa New Aged A.I.E., correspondientes a los Impuestos de Sociedades de 2011, 2012 y 2013.

Cobra cuatro veces más

En el mes de enero del 2018 la Serie A realizó una oferta a Javier Tebas para asumir la dirección de la liga italiana, con el objetivo de aplicar los conocimientos del directivo e invertir la tendencia decreciente del fútbol italiano en el contexto mundial. Ante esta posible salida, los clubes de la liga española reaccionaron aprobando por 35 votos de los 42 posibles "una mejora salarial vinculada a una cláusula de no competencia que impida el fichaje de Tebas por cualquier otra liga del mundo".

De esta manera, renovó el contrato para cobrar la cantidad de 1,2 millones de euros. De cobrar 879.033 euros en la última temporada (629.033 de salario y 250.000 por honorarios) a 1,2 millones de euros de sueldo base más unos 250.000 como honorarios por unas variables de fácil cumplimiento.

Ironías de la vida, cuando Tebas llegó en 2013 a LaLiga se bajó el sueldo hasta los 348.000 euros porque consideraba que su predecesor, José Luis Astiazarán, cobraba demasiado (395.000). Tan sólo un año después, la Asamblea aprobó una subida hasta los 425.000 tras disparar los ingresos de los clubes de fútbol. Ahora, el sueldo de Tebas ronda los tres millones de euros, teniendo en cuenta que está condicionado por variables relacionadas con los negocios audiovisuales de los partidos de fútbol. Su mejora actual hará que multiplique por más de diez su salario en tan solo una década. Todo un récord.

COMPARTIR: