28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Miles de hinchas parisinos acudirán a la capital de España este miércoles para animar a su equipo en un partido de alto riesgo ante el Real Madrid

Así es la llamada 'CUP', los temidos ultras del PSG: Gran despliegue policial en Madrid

Ultras del PSG.
Ultras del PSG.
El partido de vuelta de la Champions entre el Real Madrid y el Paris Saint Germain, que se disputará este miércoles, ha sido declarado de alto riesgo por el Ministerio del Interior. Las calles aledañas, zonas puntuales de Madrid y el Estadio Santiago Bernabéu vivirán un despliegue máximo de seguridad para evitar cualquier incidente que pueda provocar el grupo de radicales parisinos, la llamada CUP, que ya ha causado graves altercados varias veces en España.

La capital de España se prepara con el fin de recibir a los hinchas del PSG que acuden a Madrid para animar a su equipo en la vuelta de los octavos de final de la Champions League frente al Real Madrid. La alerta en la capital se ha disparado al conocerse una reunión, horas antes del partido, de varios grupos ultras de Real Madrid. Sabiendo que el club merengue tiene vetada la entrada al Santiago Bernabéu de los ‘Ultra Sur’.

Desde París se prevé la llegada a Madrid de más de 1.800 hinchas franceses con entrada, pero se espera la llegada de muchos otros, la mayoría radicales, sin entrada. Ante las previsiones, los cuerpos de seguridad tendrán que extremar los cuidados para que no haya que lamentar incidentes.

Con este fin, las Fuerzas de Seguridad duplicarán sus esfuerzos y vigilaran y escoltarán a los ultras franceses desde su aterrizaje.

Es importante resaltar que la Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte declaró el pasado jueves de “alto riesgo” este encuentro, lo que conlleva que el Real Madrid refuerce las medidas de seguridad y el aumento del dispositivo de las fuerzas de seguridad.

El partido está considerado ‘caliente’ dentro y fuera del césped. El PSG viene a Madrid con la ventaja (1-0) que les dio el gol de Kylian Mbappé en los instantes finales del partido de ida y podría suponer la eliminación de los de Ancelotti en su competición favorita. Y aunque lo habitual es que este tipo de partidos sean catalogados de alto riesgo, con los ultras del PSG se deberá tener una mayor atención.

Los seguidores radicales del conjunto parisino son conocidos por su alto nivel de conflictividad. En nuestro país este grupo de aficionados ya ha creado incidentes, como los que sucedieron en Barcelona en 2013 y en 2014. Por ello, las fuerzas de seguridad tendrán a todos los aficionados del PSG identificados y la vigilancia se extremará tanto en el estadio Santiago Bernabéu como en el centro de Madrid, ya que es habitual que los aficionados de los equipos rivales se reúnan en la Plaza Mayor. Desde allí, serán escoltados hasta el estadio Santiago Bernabéu, donde entrarán de manera controlada para evitar cualquier tipo de incidente.

Hace apenas unos días, la Policía ya tuvo que emplearse a fondo con los hooligans del Manchester United que se desplazaron a la capital de España para presenciar el duelo que enfrentó a los de Cristiano Ronaldo contra el Atlético de Madrid. Además, con el protocolo habitual también han sido declarados de alto riesgo el partido del Galatasaray contra el Barcelona en el Camp Nou, y el del Real Betis Balompié y el Eintracht de Frankfurt en Sevilla.

Los ultras del PSG

El PSG es un club relativamente joven, fundado en 1970.  En sus inicios ponía las entradas muy baratas para captar aficionados, lo que provocó el acercamiento de unos jóvenes que en los años 80 fundaron Boulogne Boys, un grupo de ultraderecha que tenía como ejemplo a la mítica grada de Anfield, The Kop.

En los años 90, el club decidió acabar con los conflictos que había entre sus ultras separándolos, provocando que se creasen dos facciones radicales, cada una situada en un fondo y con ideología contraria. En Auteuil, donde predominaban los inmigrantes y había una mayor diversidad racial, abrazaron el ideario político de la extrema izquierda.

Miedo en Madrid a los ultras del PSG: así es el riesgo de disturbios en el  centro de la ciudad y en el Bernabéu - EcoDiario.es

Ultras PSG.

Durante más de una década los episodios de violencia fueron aumentando, hasta el punto de que se produjeron dos muertes por los enfrentamientos y la intervención del Gobierno Francés. Ante esta circunstancia, Robin Leproux, expresidente del PSG, retiró los abonos a los miembros de ambos grupos, una medida que se  mantuvo hasta que Nasser Al Khelaifi, en febrero de 2017, permitió su vuelta. Decisión que provocó la indignación de las autoridades francesas.

Actualmente, la CUP (Collectif Ultra Paris) es el grupo más numeroso de seguidores del PSG y ocupa habitualmente el fondo norte del estadio en los partidos en el Parque de los Príncipes.

Incidentes en la ida

En los primeros minutos del partido entre el PSG y el Real Madrid, los aficionados franceses dejaron claro que no iba a ser un encuentro cómodo para los madridistas. De la misma forma que ya pasó en el último choque que les enfrentó en el estadio parisino, el sector más agresivo del conjunto galo se hizo notar.

Las bengalas, elemento prohibido por la normativa de la UEFA, se hicieron ver. En una de las esquinas del campo, justo en el lado que defendía el conjunto merengue, aparecieron llamaradas y su consecuente humo. 

A diferencia de lo que ha ocurrido en este mismo estadio en partidos anteriores, la lluvia ligera que caía en París evitó que se produjese una neblina preocupante que interfiriese en la visión de los jugadores o que provocase problemas en las cámaras de televisión. A pesar de que no hubo que lamentar mayores problemas, y el protagonismo de los ultras se quedó solo en los cánticos, la entrada de bengalas al partido dejó claro que la seguridad del Parque de los Príncipes no funcionó como es debido. Si se confirma este fallo de seguridad, el PSG se arriesgaría a un aviso en forma de multa.

Por otra parte, en la visita del Real Madrid, los ultras del PSG fueron protagonistas de la noche anterior al partido. Los radicales se acercaron al hotel para montar bulla e impedir que los futbolistas blancos pudieran descansar en condiciones.

COMPARTIR: