08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Javier Tebas argumenta que el Sevilla juega Europa League este jueves y la semana que viene hay parón por selecciones

LaLiga señalada por el Gobierno tras la detención de 28 ultras antes del derbi sevillano del 10-N

Imagen del último derbi entre el Real Betis y el Sevilla en el Benito Villamarín
Imagen del último derbi entre el Real Betis y el Sevilla en el Benito Villamarín
El organismo dirigido por Javier Tebas decidió no cambiar la hora del derbi entre Betis y Sevilla, programado para las 21:00 del domingo 10 de noviembre en el mismo día de las elecciones, pese a la petición de la Subdelegación de Gobierno y Ayuntamiento de Sevilla. Los dos advirtieron a LaLiga que el encuentro podría correr peligro ante la falta de efectivos policiales por las Elecciones.

La Liga de Javier Tebas podría haberse metido en un aprieto después de la detención de 28 ultras del Sevilla, “Biris Norte”, y los del Betis, “Supporters Gol Sur”. El organismo liguero no quiso cambiar de día el encuentro entre el Betis y Sevilla en el Benito Villamarín, programado para el domingo 10 de noviembre, que coincide con el día de las Elecciones.

La Subdelegación de Gobierno y el Ayuntamiento de Sevilla solicitaron el cambio de día, ya que el encuentro podría correr peligro debido a la falta de efectivos policiales por las elecciones. Además, de sobra es conocido, la fuerte rivalidad que existe entre el Betis y el Sevilla, por lo que la pelea entre ambas facciones, ha incentivado aún más que se requiera un esfuerzo mayor al habitual en este tipo de partidos.

La Liga rechazó que se adelante el partido al sábado 9 de noviembre debido a que el Sevilla juega el jueves 7 partido de la UEFA Europa League. También se ofreció la propuesta de jugar el lunes 11, pero debido a que hay otro parón liguero por selecciones nacionales, España recibe el día 15 a Malta y el 18 a Rumanía, por lo que los jugadores internacionales de ambos conjuntos deben esta convocados para el mismo lunes.

En las alegaciones de la Subdelegación del Gobierno y Ayuntamiento de Sevilla, aseguraban hace semanas que la coincidencia de las Elecciones y el derbi hispalense para el 10 de noviembre “hacen necesario elaborar sendos planes de protección, socorro y apoyo, para lo cual se requiere un número de funcionarios policiales de los que para ese día se va a carecer”.

Aficionados_Betis_y_Sevilla

Aficionados del Betis (izda.) y del Sevilla (dcha.)

Advierten, además de los “desgraciados antecedentes de enfrentamiento entre aficionados ultras del Betis y del Sevilla”, lo que implicaría un despliegue policial de más de 300 miembros.

Unas detenciones que han encendido la mecha del derbi

La Policía Nacional ha detenido a 28 miembros de Biris Norte (13) y Supporters Gol Sur (15), como presuntos autores de los delitos de riña tumultuaria y desórdenes públicos. También se ha arrestado a un joven perteneciente a la sección ultra del Atlético de Madrid, “Suburbios Firm”.

La Policía Nacional comenzó una investigación hace unas semanas para evitar situaciones de violencia entre aficionados radicales de los distintos equipos de fútbol, ya que se tuvo conocimiento de una serie de hechos indicativos sobre una posible acción futura de violencia.

Los sucesos comenzaron al principio de temporada cuando aparecieron unas pintadas en la calle Tajo, zona de reunión del grupo ultra de los Supporters Gol Sur, en las que se utilizaban términos vejatorios y desafiantes. A los pocos días se realizaron otras de contenido similar, en esta ocasión en la zona de reunión habitual de la afición radical del Sevilla.

Pintada_SGS

Pintada de los Biris Norte en contra de los Supporters Gol Sur

Posteriormente una patrulla de Seguridad Ciudadana identificó a altas horas de la madrugada y en las proximidades del estadio del Real Betis un vehículo con cinco ocupantes, pertenecientes al grupo Supporters, a los que se les intervino un total de 24 palos de madera de grandes dimensiones en el interior del coche.

Gracias a las labores de investigación desarrolladas posteriormente se tuvo conocimiento de una «quedada» organizada entre ambos grupos radicales para desarrollarse en condiciones de 17 contra 17 y sin utilización de armas ni objetos contundentes. Esta “quedada” tuvo lugar en septiembre en un descampado de Sevilla Este. La reyerta fue disuelta por efectivos de Seguridad Ciudadana y se produjeron dos heridos, uno de arma blanca con carácter grave y otro con la rotura de un brazo.

COMPARTIR: