15 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los cuatro hijos, de entre 9 y 17 años, son deportistas pero el recorrer el continente con una mochila no es fácil y han pedido apoyo en su camino

La historia de una familia que ha recorrido en bici 8.600 kilómetros hasta Argentina para buscar una mejor vida lejos de Venezuela

Foto de familia publicada por el padre.
Foto de familia publicada por el padre.
Un padre y sus cuatro hijos, de 9, 12, 16 y 17 años, podrían lograr una de las grandes hazañas del deporte latinoamericano, convirtiéndose en la primera familia en recorrer los más de 8.600 kilómetros que separan Venezuela de Argentina. La peculiaridad de este viaje es que no aparecerá en las portadas deportivas, como otras 4 millones de personas, según Naciones Unidas, esta familia huye de un país devastado.

Su historia ha sido recogida por el diario venezolano El Pitazo, que cuenta como las cinco personas, solo ataviadas con un morral, han comenzado el viaje por uno de los continentes más largos del mundo. Como relata el padre de los jóvenes, la situación en Venezuela ha sido la causa de esta travesía familiar.

Se trata de una familia con tradición deportista, que emprendieron el viaje en bicicleta con solo una mochila a cuestas. Según reseña el medio local, los ciclistas han creado por medio de una comunidad en Facebook varias redes con las que han conseguido apoyo de otros ciclistas que los reciben en las ciudades y pueblos que deben recorrer en la larga ruta hasta Argentina.

Según cuentan Joseph Escalante, el padre de familia, en un vídeo publicado por una de las personas que los acogió en su paso por Ecuador, el siguiente tramo de la ruta sería la costa peruana. Elcierredigital.com ha intentado contactar con la familia Escalante, pero no ha sido posible, 12 días después de la última publicación realizada en Facebook ya deberían haber recorrido la costa peruana.

El viaje comenzó el 6 de julio, según relató la familia en el vídeo de Facebook: “Buscando el futuro de mis hijos”. En el vídeo también agradecía a todos los que han colaborado en su viaje.

“Gracias a todos por el apoyo. Yo me dirijo a Argentina con mis hijos. Me duele mucho dejar mi país, pero tengo que buscarles un futuro a mis hijos. Muchas gracias a todos los que me han ayudado y me van a ayudar de aquí en adelante”, dijo Joseph Escalante, padre de los cuatro jovencitos, quien es cabeza y guía del grupo.

La familia Escalante ya recorrió Colombia y Ecuador donde fueron recibidos por personas que les dieron cobijo y comida durante su estancia. Aún con el apoyo y siendo todos deportistas, el viaje  no ha sido fácil.

"Llegamos a la 1:00 am al lugar donde nos esperaban en Quito, tuvimos que pedalear desde el terminal de Carcelén al centro histórico (18km). Hemos ido soltando peso en el camino. En Colombia, Ricardo (de 9 años) tuvo un accidente que gracias a Dios no tuvo consecuencias para él, pero el tenedor de la bicicleta requiere reparación" relató Escalante a su paso por Ecuador.

La selva Amazonas hace imposible una ruta directa, así que los ciclistas deben sortear sies países.

Los hijos mayores quieren estudiar medicina, siguiendo los pasos de su padre que en Venezuela era médico. El más pequeño quiere ser corredor de marathon y comenzar a entrenar cuando llegue a Argentina. La familia Escalante deja claro en todos sus vídeos que no lo hace por diversión, sino por necesidad. Las bicicletas fueron la única herramienta que les permitió salir de Venezuela.

La peor crisis del continente

Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la de Venezuela es la segunda peor crisis migratoria del mundo, superada solo por Siria. La organización cifra a los migrantes y refugiados del país en más de 4 millones y estima que para el año 2020, llegue a los 8 millones, convirtiéndose en una de las peores crisis humanitarias de la historia.

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha solicitado colaboración a los países de la región para atender la crisis migratoria en la que ya participan misiones de Estados Unidos, la Unión Europea y Naciones Unidas. Según la ONU, Colombia lidera la acogida con más de 1,2 millones de venezolanos, le sigue Perú con más de 700.000, mientras Argentina roza ya los 300.000 venezolanos.

Como asegura la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la crisis lejos de mejorar se profundiza con las políticas implementadas por los líderes chavistas. El goteó de migrantes al resto de Sudamérica es constante y va en aumento. En este contexto, la familia Escalante es una más que ha decidido buscar su futuro fuera del alcance de Maduro.

COMPARTIR: