16 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La nacionalidad venezolana es la que más solicitudes de asilo registró hasta mayo, 17 venezolanos por cada sirio

Día Mundial de los Refugiados: España y el resto del mundo, desbordados ante las solicitudes de asilo de los venezolanos

Refugiados venezolanos.
Refugiados venezolanos.
Las guerras, persecuciones y violencia son las principales causas del desplazamiento de millones de personas en todo el mundo. El año 2018 se cerró con 70.8 millones de refugiados, una cifra récord registrada por la Agencia de ONU para los Refugiados (ACNUR). En España la situación más destacada es la de los venezolanos, las solicitudes de protección internacional casi se duplican y en lo que va de año casi alcanzan el número de solicitudes de todo 2018.

Este jueves, 20 de junio, se conmemora el Día Mundial de los Refugiados y la ACNUR expresa su preocupación por el número de desplazados, que ya dobla las cifras de hace 20 años. Si los refugiados ocuparan un país de la Unión Europea, se posicionarían como el segundo más poblado, después de Alemania. El organismo internacional también aclara que “La crisis en Venezuela, en particular, aún no se ha reflejado por completo” y añade en su informe que los desplazados superan los cuatro millones, siendo “una de las mayores crisis actuales en el mundo”.

En España, los venezolanos lideran desde hace años el ranking de solicitudes de asilo: hasta mayo, han sido abiertos 16.846 trámites de refugio de personas procedentes del país caribeño. El mismo periodo del 2018 se registró 8.865, lo que supone un aumento del 90% de las solicitudes de protección de esta nacionalidad, que en poco más de un mes superará el total de los expedientes abiertos en 2018.

El Ministerio de Interior informa que las cifras de solicitudes registradas entre el 1 enero y el 31 de mayo de este año, alcanzan las 46.596. Entre la cifra destacan los venezolanos que se ubican en un 36,1% del total, seguida de los colombianos que se sitúan en un 22% de los trámites.

En 2018, 20.015 venezolanos solicitaron protección en España. El aumento es sostenido desde 2011, no solo en España sino a nivel mundial. El año pasado se registraron un total de 341.800 solicitudes de asilo en todo el mundo, lo que posiciona a los desplazados de Venezuela como los primeros en número de nuevas solicitudes a escala mundial, según ACNUR.

Ante el incremento de solicitudes en España, la Audiencia Nacional comenzó en 2018 a autorizar la residencia “por motivos humanitarios”, una medida que el gobierno aplicará a venezolanos cuya solicitud de asilo sea denegada. Hasta el momento 400 personas han sido beneficiadas con esta medida.

“Los cadáveres los enterraban en bolsas de basura”

María Castaño, nombre ficticio, es venezolana y llegó a España a comienzos de este año. Al llegar presentó solicitud de asilo y ha recibido la tarjeta roja unos días antes del celebrarse el día del refugiado. Castaño salió de Escuque, una pequeña población de 17 mil habitantes en el Estado Trujillo, al oeste de Venezuela.

En una conversación con elcierredigital.com, María cuenta los motivos que la impulsaron a huir de su país. En su localidad, tenía un programa de radio y era muy conocida entre los vecinos, la mayoría de ellos defensores del régimen. Durante los años que emitió recibió amenazas y ataques de otros habitantes y de funcionarios públicos. Sin embargo, fue el diagnóstico de e. coli la que forzó a María, de 58 años, a salir de su país.

“Yo contraje la bacteria por la pésimas condiciones sanitarias del municipio: no teníamos agua, luz, ni recogida de residuos, por lo que muchas personas teníamos que enterrar la basura en los jardines de las casas”, relata María, “Lo peor de todo fue que cuando aumentó la crisis, las personas que morían no podían ser enterradas en ataúdes porque no había. El Ayuntamiento comenzó a repartir bolsas negras de basura para guardar los cadáveres y enterrarlos”, añade.

En 2018, más de 20.000 venezolanos pidieron refugio en España.

María afirma que fueron las terribles condiciones de salubridad del pueblo las que llevaron a contraer la bacteria, que pudo haber sido tratada de no ser por la escasez de medicamentos y la politización del precario sistema sanitario en las zonas rurales del país. “A mí me pedían el carné del partido socialista para poder tener atención médica y yo nunca lo tuve” asegura María.

Llegó a España donde tiene dos hijas, una de ellas trabaja y mantiene la casa en la que viven. María tendrá que esperar seis meses después de obtener su “tarjeta roja”, que la identifica como solicitante de asilo, para poder trabajar. Pasa su tiempo como voluntaria de una ong enseñando español a mujeres de Bangladesh. Aunque reconoce que no tuvo problemas con la cita, ni el trámite de asilo, está segura de que el sistema podría colapsar ya que cada vez “vendrán más y más venezolanos”.

Interior acumula expedientes sin resolver

El Ministerio de Interior es el encargado de tramitar la solicitud de protección internacional y para el 31 de mayo acumulaba miles de expedientes sin resolver. Según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) son 102.890 los casos de asilo sin resolver. Mientras que fuentes de Interior afirman a ElCierreDigital.com que la cifra es de 85.128, aunque no pueden asegurar que la cifra de la CEAR sea incorrecta.

El Ministerio también asegura que actualmente se resuelven 1.700 solicitudes por mes, un número superior a las 1.074 solicitudes resueltas mensualmente en 2018. Actualmente hay 60 funcionarios trabajando en materia de asilo, a su vez, estos son apoyados por 176 funcionarios interinos que fueron asignados como refuerzo. Se espera que el número de interinos llegue a 219.

Desde la institución han asegurado que se está tramitando una Oferta de Empleo Público Extraordinario para ocupar 231 nuevas plazas. No obstante, hasta el momento no se ha adelantado fechas del proceso de selección. Desde 1992, la Oficina de Asilo y Refugio cuenta con 60 funcionarios.

“España te regala un año  gratis”

Teresa Lugo, solicitante de asilo venezolana denuncia malos tratos de parte de los funcionarios de la Policía Nacional en Ibiza. Su hijo vive en España desde hace varios años y hace un mes ella y su marido vendieron sus cosas y dejaron su trabajo de profesores para “pedir ayuda en España”.

Según relata, cuando se apersonó en las oficinas para presentar la solicitud de asilo, fue maltratada verbalmente por un policía nacional y una funcionaria que inició el trámite. “La funcionaria nos llamó ignorantes” y cuando tomó la foto nos dijo “Se les va a quitar la sonrisa de la cara cuando veáis la fecha de la cita”.

Hasta el momento, Teresa pudo solicitar una cita para 2020, en la que presentará la solicitud de asilo. Después de que formalice la solicitud de protección, deberá esperar seis meses más para poder trabajar de forma legal. Al salir de la oficina, el policía nacional aseguro que tenían que alegrarse porque “era un año gratis que les regalaba España”, según relata Lugo.

Un 256% más solicitudes de colombianos

Los colombianos aumentan su número de solicitudes de forma exponencial. En los primeros cinco meses del año se han registrado 10.122 peticiones, cifra que contrasta con las 3.124 del mismo periodo del 2018. Lo que implica que ya han superado el total de solicitudes del año pasado: 8.811.

En tercer lugar, se sitúan los nicaragüenses que sumaron 2.698 solicitudes de asilo, una cifra posterior a los meses de manifestaciones contra Daniel Ortega que se han saldado con varios muertos, heridos y desplazados. El año pasado se registraron apenas 56 peticiones de asilo, un aumento de 4.800%.

Las solicitudes de asilo de nicaraguenses son las que más crecen en 2019.

En España también destacan las solicitudes de los hondureños que aumentan 168% hasta las 2.666, frente a las 995 del 2018. Y cierran el “TOP 5” los salvadoreños con 2.078 peticiones.

COMPARTIR: