04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil realizó un operativo en los accesos del Camp Nou para la detención de entradas falsificadas

Las víctimas que deja ‘El clásico’: Destitución inminente de Lopetegui, entradas falsificadas y una reyerta entre ultras y mossos

Julen Loptegui en el clásico
Julen Loptegui en el clásico
Más allá de lo ocurrido en el campo y la destitución de Julen Lopetegui, hubo trifulca entre los Boixos Nois y los Mossos d’Esquadra y las supuestas entradas falsificadas para ver el partido estuvieron bajo la lupa de la Guardia Civil

Un Barcelona – Real Madrid siempre tiene noticias por doquier, sobre todo dentro del terreno de juego. Una de ellas es la destitución inminente del técnico blanco, Julen Lopetegui, que ya venía cuestionado y que tiene las horas contadas en el club, sobre todo tras derrota abultada ante su acérrimo rival por 5-1.

Pero, más allá de lo transcurrido en el campo, también fue noticia lo que ocurrió fuera del estadio, en concreto un tumulto entre los ultras del Barcelona, los Boixos Nois, con los Mossos d’Esquadra. Además, los agentes cercaron el Camp Nou para continuar con la operación  contra la red de falsificación de entradas que se destapó el pasado viernes.

Los Boixos Nois aparecieron de nuevo

Los ultras del FC Barcelona, los Boixos Nois, protagonizaron altercados con los Mossos d’Esquadra en la previa del encuentro. Los agentes catalanes se vieron obligados a realizar cargas contra miembros de este grupo radical.

El protocolo de seguridad de partido conllevó que la Travessera de Les Corts fuese cortada a la altura de la calle Numancia dos horas antes del inicio del encuentro. Esto lo aprovechó este sector de la afición para realizar una marcha, ya que ellos tienen vetada la entrada al estadio.

La Plaça de les Corts fue el lugar donde se concentraron los Boixos Nois a las 11:30 y desde allí partieron en un trayecto en el que se fueron produciendo poco a poco los incidentes, incluso los testigos afirmaron ver lanzamientos de sillas por parte de estos aficionados radicales a los mossos.

Pero, esta no es la primera actuación de los Boixos en esta temporada. El 19 de septiembre antes del partido entre el Barcelona y el PSV Eindhoven de la Champions League, este grupo y los Supporters del PSV provocaron una multitudinaria pelea, en la que acabó herido un aficionado tras recibir varios golpes con una silla de una cafetería.

Los Mossos d’Esquadra detuvieron entonces a un aficionado holandés que participó en la pelea por provocar contusiones con una porra extensible. Este suceso, en el que se vieron implicadas decenas de personas, se produjo en la calle Felip Pau.

Posible venta de entradas falsificadas

También, un dispositivo estuvo en los aledaños del Camp Nou buscando a personas que portaran entradas falsificadas consecuencia de la red desmantelada el viernes pasado por parte de la Guardia Civil que había conseguido un beneficio de 1,5 millones de euros vendiendo entradas falsas para ‘El clásico’.

La Unidad de Policía Judicial de la Zona de Cataluña de la Guardia Civil detuvo el viernes por la mañana a 10 personas e hizo 9 registros dentro del marco de la ‘Operación Duarte’, instruida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona.

La investigación se inició a instancias de la Fiscalía Provincial de Barcelona por la detección de 2.822 entradas de carácter falso para el encuentro que disputaron el FC Barcelona y el Real Madrid el pasado 6 de mayo y la posibilidad de repetir la operación en el partido de este pasado domingo.

 

COMPARTIR: