21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A día de hoy el clan se encuentra dividido en torno al título del Ducado que ostenta Alejandra Romero y que ha generado una ruptura con su tío Adolfo

Así vive la saga de los Suárez, diez años después de la muerte del ex presidente Adolfo Suárez

/ La familia Suárez-Illana.
/ La familia Suárez-Illana.
El político y padre de la democracia española Adolfo Suárez González falleció el 23 de marzo de 2014 a sus 81 años debido a una infección respiratoria. No obstante, dejó un importante legado en la sociedad y tuvo cinco hijos con Amparo Illana Elórtegui, que falleció en 2001 debido a un cáncer de mama. Su hija Mariam también falleció debido a un cáncer. El resto de hijos, Laura, Adolfo, Sonsoles y Francisco Javier se mantienen alejados del foco mediático a día de hoy.

El 23 de marzo de 2014 el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez González fallecía a los 81 años de edad en la clínica Centro de Madrid a causa de una infección respiratoria derivada de una neumonía que padecía. Durante los últimos años, su estado de salud se había mermado en gran medida y no era capaz de reconocer a sus hijos ya que sufría de una enfermedad neurodegenerativa por la que, incluso, creía que su hija Mariam seguía con vida. El ex político abulense fue la figura más emblemática y decisiva de la Transición y, de hecho, es considerado el 'hombre de la Transición'.

Tras la muerte de Francisco Franco se emprendió el camino hacia la instauración definitiva de la democracia española y de manos de Carlos Arias Navarro. Sin embargo, el que fuera presidente del Gobierno durante la dictadura franquista fue relevado por Suárez en julio de 1976. La elección de Suárez fue entendida por muchos nostálgicos del régimen como una manera de dinamitar el franquismo. Varias de sus acciones clave fueron la legalización del Partido Comunista, los Pactos de la Moncloa o la aprobación de la Constitución Española.

Adolfo Suáez.

El exlíder abulense se consagró como uno de los políticos más aclamados y logró la victoria al frente de la UCD en las elecciones generales de 1977.  Superó con creces las expectativas que el rey don Juan Carlos tenía en él. Junto al monarca forjó una amistad marcada por los altibajos, aunque el vínculo entre ambos era fuerte.

Suárez nació en Cebreros, Ávila, el 25 de septiembre de 1932 y allí conocería a su gran amor. Antes de todas sus hazañas políticas y sociales Adolfo Suárez se casaría el 15 de julio de 1961 con Amparo Illana Elórtegui. Su amor se forjó en el municipio abulense, donde la joven madrileña pasaba las vacaciones de verano junto a su familia. Amparo Illana siempre tuvo claro que junto a su marido formaría una familia numerosa y así fue, el matrimonio dió la bienvenida a cinco hijos : Mariam, Sonsoles, Laura, Adolfo y Francisco Javier.

A día de hoy, la dinastía se encuentra dividida en torno al título del Ducado de Suárez que ostenta Alejandra Romero, primogénita de Mariam y que ha generado la ruptura entre Adolfo Suárez Illana, hijo mayor del político, y su sobrinaA día 

El cáncer, la herencia maldita


El matrimonio no estuvo exento de hacer frente a las adversidades familiares que no tardaron en llegar, quizás el golpe más duro fue el cáncer que le detectaron en 1992 a su primogénita Mariam cuando se encontraba embarazada de Fernando, su segundo hijo. Una enfermedad grave por la que Amparo rogaba a dios que le pasara a ella. Sus plegarias se hicieron realidad, pues en 1994 le detectaron un cáncer de mama y aunque tras una operación, se eliminó, regresaría de nuevo en 1998.

La enfermedad de Amparo estuvo marcada por fuertes tratamientos de quimioterapia a los que la familia hizo frente con su patrimonio económico, es más, Suárez tuvo que recuperar su sueldo de expresidente al que había renunciado. El diagnóstico de Ámparo era demoledor y el político no dudó en trasladarse junto a ella a un chalet que adquirió en la isla de Mallorca para vivir lejos del ruido mediático y en búsqueda de la paz que tanto necesitaba Amparo. Su muerte en 2001 dejaría huérfana a una saga marcada por la tragedia.

Retrato de la familia Suárez a finales de los años setenta.

La familia Suárez-Illana.

Al igual que el caso de Amparo, la enfermedad de Mariam fue duro 'mazazo' para la saga y, en especial, para su padre ya que siempre fue su "ojito derecho". Mariam llegó al mundo en 1963 y, desde pequeña siempre se mantuvo fiel junto a su progenitor por el que sentía devoción, por ello, la llegada de su enfermedad fue un golpe muy duro para él. En cuanto a su vida personal, la abogada contrajo matrimonio con Fernando Romero en 1988 junto al que vivió una relación bastante tormentosa e incluso si se hubiera encontrado con más fuerzas, habría solicitado el divorcio.

La primogénita de Adolfo Suárez fue madre de dos hijos, Alejandra y Fernando, por el que retrasó su tratamiento de quimioterapia tras encontrarse en plena gestación cuando le diagnosticaron cáncer. La abogada se sometió a tratamientos y operaciones durante once años e incluso publicó el libro “Diagnóstico : Cáncer : Mi lucha por la vida” en el que relató los momentos vividos durante su enfermedad. Finalmente, tras someterse a infinidad de tratamientos y varias operaciones, no logró superar la grave dolencia y falleció en 2004. 

Además de Mariam y Amparo, Adolfo, el primogénito varón del ex presidente, Sonsoles y Laura también han tenido que luchar contra esta dura enfermedad.  

Adolfo Suárez Illana, el más ligado a la política

Adolfo Suárez Illana fue el segundo hijo del matrimonio y nació en 1964. Antes de su incursión en la política estudió la carrera de Derecho y trabajó para el Banco Popular para luego montar su propio bufete. Sin embargo, a pesar de su carrera como abogado, decidió probar suerte como torero. Pero su verdadera vinculación con la tauromaquia llegaría por otro lado. En 1998 se casó con Isabel Flores, hija del ganadero Samuel Flores, heredero y propietario de una de las ganaderías de bravos más importantes de nuestro país. Con ella tuvo dos hijos: Adolfo y Pablo.

Isabel Flores, mujer de Adolfo Suárez Illana: la 'candidata' colateral del  Partido Popular

Adolfo Suárez y su mujer Isabel Flores.

De todos los vástagos del ex presidente, Adolfo fue el único que decidió seguir los pasos de su padre en el ámbito de la política. Fue diputado por el Partido Popular, de hecho, en 2003 fue la gran apuesta del ex político José María Aznar con el fin de intentar arrebatar a la presidencia de Castilla-La Mancha al socialista José Bono. Sin embargo, no lo logró, a pesar del  apoyo que quiso ofrecerle su padre durante la campaña. Un hecho que quedó deslucido al hacerse evidentes algunas señales de la enfermedad que padecía el expresidente del Gobierno. 

Adolfo Suárez Illana en su despedida del Congreso

Adolfo Suárez Illana el día de su despedida del Congreso.

En 2014 tuvo que hacer frente a un cáncer de cuello que afortunadamente fue detectado a tiempo. No fue hasta 2022 cuando Adolfo renunció a su acta de diputado del PP y se despidió del Congreso de los Diputados donde, en su día, protagonizó polémicas como el momento en el que decidió dar la espalda a la diputada de EH Bildu durante una intervención en la tribuna de oradores. Fue entonces cuando decidió retomar su carrera profesional vinculada al Derecho y, en la actualidad, trabaja en el bufete Adolfo Suárez Abogados que él mismo fundó. 

Laura, Sonsoles y Francisco Javier

La tercera en llegar a la familia fue Laura Suárez Illana, quien nació en 1966 y siempre ha tratado de mantenerse alejada del foco mediático. Se diplomó en Conservación y Restauración de bienes culturales, especialmente en pintura, y en la actualidad trabaja como restauradora siendo la más artista de la familia. Al igual que su madre, Laura tuvo que hacer frente a un cáncer de mama por el que fue intervenida en 2012.

Así son y así se llevan los hermanos Suárez Illana, marcados por la lucha  contra el cáncer - Bekia Actualidad

Isabel Flores junto a sus cuñadas Laura y Sonsoles.

Un año después de su hermana Laura llegó al mundo Sonsoles Suárez Illana, que se licenció en periodismo en Zaragoza. El año 2004 fue uno de los “annus horribilis“ para la saga, pues la periodista también tuvo que hacer frente a un cáncer de mama, lo que le obligó a realizar un parón en su profesión debido a la intensidad de los tratamientos a los que se sometía.

Años atrás, Sonsoles había decidido dar un cambio radical a su vida y viajó como voluntaria a Mozambique para ayudar a refugiados. Fue en el país africano donde conoció al músico Paolo Wilson, su pareja, con quien contrajo matrimonio en 2012, hasta noviembre de 2017 cuando decidieron poner fin a su historia de amor. Tras poner fin a esta relación desapareció del foco mediático.

Para Sonsoles no fue su único matrimonio, puesto que en 1992 le dio el sí quiero al mediático aristócrata Pocholo Martínez Bordiú. El hijo mayor de los barones de Gotor y sobrino de los marqueses de Villaverde tenía 30 años y la benjamina del expresidente, 24 años. Ambos sellaron su historia de amor en una multitudinaria ceremonia celebrada en el Monasterio de Piedra (Zaragoza).

La boda de Sonsoles Suárez y Pocholo Martínez-Bordiú: un evento con grandes  faltas, solo dos años de matrimonio y vidas muy diferentes | Mujer Hoy

Imagen de la boda de Sonsoles Suárez y Pocholo Martínez-Bordiú.

El último de los cinco hermanos fue Francisco Javier, que nació en 1969. Javier es oto de los más desconocidos de la familia y es el único que no ha tenido que hacer frente al cáncer. Al igual que su hermano Adolfo y sus sobrinos, es un gran aficionado a la tauromaquia y en la actualidad trabaja como bróker en el sector financiero.

Francisco Javier Suárez y su pareja Tatiana Von Breisky.

Desde hace años mantiene un noviazgo con la baronesa Tatiana Von Breisky, quien se dedica al sector de la organización de eventos y a la que conoció en la ciudad portuguesa de Cascais, donde residía su hermana Sonsoles junto a su exmarido Paulo Wilson.

COMPARTIR: