21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EN EL FOCO DE LA INVESTIGACIÓN SE HALLAN TRINIDAD, MADRE DE LUCÍA LA PAREJA DE UNO DE LOS MENORES, Y SU COMPAÑERO CRISTIAN ARRESTADO POR OTRO DELITO

Caso menores Carabanchel: "Con tantos indicios deberían haber ya detenido al entorno de la novia de Fernando"

El Cierre Digital en / Menores encontrados en el ecoparque de Toledo.
/ Menores encontrados en el ecoparque de Toledo.
En los últimos días se ha detenido a Cristian, la pareja de la madre de la novia de Fernando, el mayor de los menores fallecidos. Sin embargo, el arresto se debe a otra causa que Cristian tenía pendiente previa a la muerte de los menores. Desde la aparición de los cadáveres de los menores de Carabanchel, Fernando y Ángel, el 15 de diciembre y el 11 de enero respectivamente, el portavoz y la defensa de las familias han luchado por demostrar que no se trató de una muerte accidental.

Hace más de un año que aparecieron los cadáveres de los menores de Carabanchel, Fernando y Ángel en el ecoparque de Toledo. La familia de los jóvenes siempre ha defendido que se trató de un asesinato, mientras que el informe final de la Policía Nacional señala que se trataba de una muerte accidental. Actualmente el juez instructor del Juzgado de Instrucción nº3 de Toledo mantiene abierta la causa. 

De hecho el juez advirtió a la familia de Lucía, la novia de Fernando a la que ambos menores fueron a visitar a Toledo, de que existen indicios que podrían implicarles. Por este motivo el juez citó a declarar a Trinidad Pardo —madre de la novia de Fernando— y a Cristopher Mendoza, alias Cristian —pareja de Trinidad— el 15 de noviembre. Trinidad acudió a la vista, sin embargo, Cristian no lo hizo.

Desde verano de 2023 Cristian se encontraba en paradero desconocido, pero hace unos días fue localizado y detenido en una casa okupa de Cádiz, donde se encontraba junto a Trinidad y sus cuatro hijos menores. El hecho de que les relacionasen con los hechos acontecidos supuestamente les provocó temor a sufrir represalias y por ese motivo decidieron irse de Toledo. La detención de Cristian se debió a otras dos órdenes de busca y captura previa a la muerte de los menores.

@cristianhernadez38

 

♬ sonido original - cristianhernadez38

 

 

 

En una conversación con elcierredigital.com el portavoz de la familia y presidente de la Sociedad Gitana Española, Sinaí Giménez, señala que “al principio del caso se solicitó un rescate de 30.000 euros y hemos podido saber que las autoridades dieron con los dueños del teléfono desde el que se hizo esa solicitud. Por este motivo se detuvo a dos personas que dijeron que le habían dejado su documentación a Cristian para que comprara el teléfono. Por otro lado, dijeron que no habían mantenido contacto con los niños, algo que era mentira porque antes y durante de ir los niños a Toledo se intercambiaron llamadas con los niños". 

Es incomprensible cómo habiendo tantos indicios no se ha detenido a la familia de Lucia hasta el día del juicio. En otros casos similares o de menor gravedad si se ha procedido a la detención de los presuntos, pero justo en este caso no se ha hecho. Hay mucho secretismo en torno a la familia de Lucía, pero al parecer está en libertad. También hemos podido saber que supuestamente a Cristian ya se le tomó declaración por el caso de los menores", concluye Sinaí Giménez.

La posible relación de la familia de Lucía con las muertes

La muerte de los menores se relacionó con la familia de Lucía, que no aprobaba la relación entre Fernando y la joven. Tras levantarse el secreto de sumario, elcierredigital.com tuvo acceso al estudio previo de actuaciones, donde se indica que la madre de Lucía llamó por teléfono a Fátima, hermana de Cristian, diciendo que el menor desaparecido estaba "en casa de su hija atado". 

En su declaración policial Trinidad dice no tener contacto con Fernando desde que Lucía y él terminaron la relación, aproximadamente en junio. Sin embargo, en la pericial del móvil de Fernando aparecen llamadas entre Fernando y el teléfono de Trinidad: tres llamadas en septiembre, octubre y diciembre, y otra el 10 de diciembre de 2022, día en el que desaparecieron los menores. 

Respecto a Cristian, su hermana Vanesa entregó a la Policía un teléfono Nokia, que aseguraba que era de Fernando y que Cristian le había dado a ella. Vanesa guardó el teléfono que Trinidad no quería que se le entregase a nadie y cuando su hermana Fátima lo vio, indicó que pertenecía a Fernando, ya que recordó que era el mismo que tenía "cuando fueron en verano a comer al río ya que tenía un golpe característico". 

Ecoparque de Toledo.

Tras saberlo, Vanesa le intentó devolver el teléfono a Cristian, quien le dijo que no lo quería y que lo tirara al río. Finalmente Vanesa entregó el teléfono a la Policía, quien averiguó que Trinidad, pareja de Cristian, había utilizado este terminal desde el 12 de diciembre hasta el 19 de diciembre.

A esto se le suma que una vecina de Trinidad y Cristian aseguró haber escuchado comentarios como “mete al niño más al fondo del contenedor”. La hija de esta vecina también escuchó una discusión entre Trinidad y Cristian el 14 de diciembre. En una conversación entre la vecina que escuchó los comentarios y otra persona, se dijo que “los niños fueron engañados, era todo un plan de la familia de Lucía”.

Las tres personas que vieron con vida a los menores

La tercera persona citada el 15 de noviembre por el juez instructor del Juzgado de Instrucción nº3 de Toledo es el vigilante de seguridad de la estación de autobuses que aseguró a la policía, sin ningún género de dudas, haber hablado con los menores la mañana siguiente a su supuesto fallecimiento, según los informes de autopsia. Este vigilante es una de las tres personas diferentes que posicionan a los niños en la ciudad de Toledo durante la tarde del día 11 de diciembre. Se espera que las otras dos personas sean citada por el juez instructor.

“Estas tres declaraciones donde se asegura haber visto a los menores con vida a lo largo del día 11 de diciembre se contradicen con lo expuesto en el informe.  El primero de estos testimonios es el del vigilante de seguridad de la estación de autobuses, que declaró haber mantenido una conversación con los niños al mediodía, que le preguntaron sobre los horarios de los autobuses que iban para Madrid”, señalaba el cabo primero de la Guardia Civil Antonio Martín.

Toledo tendrá nuevos Juzgados de lo Social y Primera Instancia e Instrucción

Juzgados de Toledo.

También asegura haberlos visto en la tarde del día 11 de diciembre un recepcionista del hotel Zentral de Toledo, que fue donde les se vio el 10 de diciembre. El tercer testimonio es el de la dueña de un establecimiento comercial que se encuentra muy cerca de donde vivía Lucía y su familia. 

Según relataba Antonio Martín “se recoge en las diligencias que la dueña de esta tienda vio pasar a los niños durante la tarde del día 11 de diciembre. De hecho, también dijo que cuando pasó un camión de basura escuchó unos gritos fuertes que pudieron ser de los niños. Estos tres testimonios tiran por tierra todo lo hasta ahora dicho sobre que los niños habían fallecido en la madrugada del 10 al 11 de diciembre tras refugiarse en un contenedor de basura”.

COMPARTIR: