06 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En los próximos días el Rey Emérito deberá abandonar ya definitivamente el Palacio de la Zarzuela y se baraja la posibilidad de instalarse en Galicia

Juegos de Tronos en Palacio: Documentos sobre Juan Carlos I, Felipe VI y la Reina Letizia, podrían ser usados por unos u otros

Juan Carlos I y Felipe VI.
Juan Carlos I y Felipe VI.
La situación en la Casa Real española es de máxima tensión. El enfrentamiento entre los reyes Juan Carlos I y Felipe VI es cada vez más enconado, con una relación ya nula. Según varios medios y fuentes monárquicas,el Emérito baraja publicar información confidencial sobre la Reina Letizia, después de que su hijo marcase distancias totales con él, al repudiar su herencia y retirándole la asignación anual de 194.000 euros, tras el escándalo de las cuentas en Suiza. Este miércoles Felipe VI habla.

La situación de la Casa Real española es cada vez más complicada. En plena crisis nacional y sanitaria por el Covid-19, la división entre los reyes Juan Carlos I y Felipe VI es cada vez más evidente. Algunos medios y periodistas, como David Lorenzo en Periodista Digital, han informado de la fuerte división, con posible cruce de documentos confidenciales, entre el que fuera monarca durante cuatro décadas y el actual Jefe de Estado y que afectarían a la Reina Letizia Ortiz.

El Rey Felipe VI ha decidido poner fin a su relación familiar y que no se le vincule con su padre, sobre todo después de que el diario The Telegraph hiciera público que el actual monarca era beneficiario de las millonarias cuentas de las Fundaciones Zagatka y Lucum, radicadas en paraísos off shore . Esta última Fundación es objeto de investigación por parte de la Fiscalía Anticorrupción de Suiza por recibir una supuesta donación del Rey de Arabia Saudí de 100 millones de dólares.

Todo un guantazo sin manos del actual monarca español a su padre y predecesor, que viene a escenificar no sólo la necesidad de Felipe VI de sobrevivir a las sombras del reinado anterior, sino también a un enfrentamiento entre una familia que algunos califican ya de desestructurada.

Felipe no piensa igual que sus hermanas, Elena y Cristina, respecto a la actitud de su padre. Ni nunca lo hizo, ni siquiera cuando se mantuvo entre ellos una fuerte discusión familiar tras la continua presencia de Corinna Larsen por las dependencias de La Zarzuela, a raíz de la ubicación de la exprincesa alemana y su hijo Alexander en la finca La Angorrilla, ubicada en el Monte de El Pardo a escasos metros de distancia del Palacio de La Zarzuela, por donde campeba a sus anchas con gran disgusto de Felipe VI que sufría por su madre la reina Sofía.

Elena y Cristina siempre han decidido apoyar a su padre, tal vez porque se sienten tan repudiadas como su progenitor por parte de su hermano pequeño. De hecho, ellas no se han sumado a la iniciativa de Felipe VI de renunciar a la millonaria herencia de su padre, lo cual ha causado sorpresa en algunos círculos monárquicos.

La Reina Letizia y Juan Carlos I. 

Sin embargo, según publica David Lorenzo, el Rey Emérito, que también se ha quedado sin su asignación anual de 194.000 euros, podría estar planeando una venganza brutal contra su hijo utilizando el elemento más débil de su reinado: Su esposa la Reina Letizia. Juan Carlos I estaría barajando la posibilidad de filtrar indirectamente todo el material documental del que dispone, para menoscabar la imagen de Letizia Ortiz. Todo parece indicar que se trataría de la misma documntación que el mismo dio orden en su día a Zarzuela de eliminar para intentar ocultar, el pasado de la periodista, cuando ésta llegó a la vida del entonces Príncipe de Asturias.

Una información que ya habría apuntado el famoso David Rocasolano, el primo de Letizia, en su libro Adiós, Princesa que se editó en 2013.  Pero como afirmó al director de elcierredigital.com estaría estudiando realizar una continuación de aquel polémico libro. Quienes saben de su existencia aseguran que Rocasolano tendría ya escrito un texto bruto de 500 páginas con sorprendentes revelaciones sobre los exitosos y variados negocios de Letizia Ortiz Rocasolano y sus inversiones en el extranjero, como también se narran los de algún relevante miembro de la Casa Real española.

Sin embargo, David Rocasolano nunca ha afirmado que ese libro vaya a ver la luz algun día, pese a las ofertas que ya tuvo. Muy al contrario, el abogado se ha alejado de España y no se sabe de él. Aunque, según contó en su día al director de elcierredigital.comJuan Luis Galiacho, "tiene guardados en diferentes cajas fuertes repartidas por distintos puntos los manuscritos junto con los correspondientes documentos, algunos de ellos muy comprometidos". 

Un futuro complicado 

El futuro del Rey Juan Carlos I se presenta complicado, no monetariamente pero sin personalmente. En los próximos días deberá abandonar ya definitivamente el Palacio de la Zarzuela, donde hasta ahora tenía sus dependencias oficiales, aunque ultimamente y pasaba temporadas en una suite de un hotel de lujo de la capital de España.

Su salida más inmediata puede ser Galicia, junto a sus amigos y su anfitrión Pedro Campos, con el que también comparte muchos días del año en su mansión de la costa gallega, donde el regatista ha construido unas dependencias para uso exclusivo del Rey Emérito. O bien marchar al extranjero, que sería la posibilidad ideal para la Casa del Rey Felipe VI, previsiblemente a República Dominicana o Miami.

Los problemas judiciales para Juan Carlos I parecen haberse recrudecido fuera de España, en Suiza, donde le investiga el fiscal anticorrupción Ives Bertossa y, quizá, en el Reino Unido si Corinna Larsen hace efectiva su amenaza de denuciarle por un supuesto acoso hacia ella de los servicios secretos españoles, tras su ruptura a raíz de la famosa cacería de Botsuana. Países donde la figura de Juan Carlos de Borbon no es inviolable ni inimputable. Por tanto, puede ser investigado y juzgado.

Para ello, el que fuera Jefe de Estado durante casi cuatro décadas ha requerido los servicios de un nuevo letrado. Se trata de Javier Sánchez-Junco Mans, que sustituirá a José Manuel Romero Moreno, el Conde de Fontao, el abogado real durante años, por ejemplo, en el caso Noos donde asesoró a Iñaki Urdagarin por indicación del entonces todo poderoso Rey Juan Carlos.

Corinna y Juan Carlos I. 

Tampoco hay que olvidar las jugadas estratégicas a realizar por Corinna Larsen, quien en su día acudió a un notario para ratificar que las afirmaciones del comisario José Manuel Villarejo en el programa de Jordi Évole acerca de las amenazas y la campaña del exdirector del CNI Félix Sanz Roldán contra la aristócrata alemana  se correspondían con lo que ella había vivido y trasladado en 2015 al excomisario, hoy en prisión provisional investigado por varios delitos.

En ese acta notarial, Corinna Larsen justificó disponer de documentación comprometedora para la familia real española: “El 10 de mayo de 2012, [la empresa de seguridad] Algiz me mandó un correo electrónico para decirme que iban a transportar las 8 cajas negras y 16 cajas fuertes al apartamento. Se trataba de una referencia a las cajas en las que me dijeron que metiera los documentos que probaban asuntos personales y privados, así como correspondencia oficial, informes políticos confidenciales, y transacciones financieras y comerciales en las que se había involucrado al Rey Emérito y a otros miembros de la Casa Real”, dice Larsen en el punto 17 del acta notarial dada por eldiario.es.

En el mismo acta notarial, la comisionista alemana señala que mandó que los documentos se trasladaran hasta Londres, donde ahora reside, "para que los custodiaran mis abogados posteriormente”. Documentos que también podrían ser usados en estos Juegos de Tronos.

COMPARTIR: