13 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fue hombre de confianza del futbolista en sus últimos años, pero mantiene una relación de enemistad con varios hijos y exparejas del “pelusa"

Matías Morla: El abogado y representante que tiene la única llave de la herencia de Diego Armando Maradona

Matías Morla junto a su amigo Diego Maradona.
Matías Morla junto a su amigo Diego Maradona.
El papel de Matías Morla, representante y abogado de Diego Maradona, tras la muerte del eterno “Diez” de la selección argentina se antoja fundamental en lo tocante a la herencia del exfutbolista. Morla era una de las personas más relevantes del círculo íntimo de Diego y gestionaba buena parte de sus negocios. Muchas voces le acusan de haber manipulado a Maradona durante sus últimos años. A continuación, analizamos su polémica figura y la situación del patrimonio del astro argentino.

El fallecimiento de Diego Maradona a los 60 años como consecuencia de un paro cardiaco ha conmocionado al mundo entero y, en particular, al planeta fútbol. En este sentido, elcierredigital.com ha analizado ampliamente todas las implicaciones de este trágico suceso. Hace unas semanas, este medio informaba sobre el historial médico del “pelusa”, que desde sus años en activo hasta su reciente muerte se había sometido a infinitud de operaciones.

En aquella publicación, ya se destacaba la importancia de su abogado y representante, el también argentino Matías Morla, que fue uno de sus hombres de mayor confianza. Ahora, Morla se erige como una figura clave en lo que concierne a la herencia del “barrilete cósmico”. Antes de abordar este tema, cabe preguntarse, ¿quién es realmente Matías Morla?

La mano derecha de Diego

El gran apoyo de Maradona en los últimos tiempos, que actualmente tiene 41 años, nació en una familia de clase media afincada en la zona sur de Buenos Aires (Argentina). Tras finalizar sus estudios en Derecho, comenzó a ejercer como abogado y adquirió fama a raíz de un caso en el que estaba implicada una celebrity argentina dedicada al mundo del espectáculo. De hecho, el abogado ya ha anunciado demandas para todos los que difundan las fotos del astro argentino muerto que se hicieron junto a él tres empleados.

No obstante, el verdadero parteaguas de su carrera profesional llegó al conocer al inolvidable futbolista Diego Maradona. Morla pronto se hizo un hueco en el círculo más íntimo del delantero, para el que empezó a trabajar. Así, el abogado asesoraba a Maradona y se encargaba de la gestión de sus contratos.

Matías Morla y Diego Maradona en un coche.

El crecimiento de la influencia de Morla no fue bien recibido por la entonces esposa de Diego, Claudia Villafañe, y sus dos hijas, Gianinna (casada con el futbolista Kun Agüero) y Dalma. Estas defienden que la imagen pública del exfutbolista se deterioró desde que trabó amistad con Morla, a quien acusan de haber manipulado a Maradona en los últimos tiempos. No obstante, lo cierto es que ambos habían trabado una profunda amistad y se habían defendido mutuamente de las críticas llegadas del exterior del entorno del exfutbolista.

Morla emitió este jueves por la mañana un comunicado para criticar la tardanza de las ambulancias en llegar hasta la casa de Tigre donde murió el astro argentino.

Tuit de Morla.

Desde que Maradona fue hospitalizado, Morla estuvo atento a su salud y, a través de las redes sociales, ha publicado varios mensajes de ánimo dedicados a su representado. El último llegó con el fallecimiento de Diego: “Nos veremos pronto, amigo. Hasta siempre Comandante. Te voy a extrañar”.

En cualquier caso, lo cierto es que la rivalidad entre Morla y los familiares del “pelusa” no tiene visos de finalizar con la muerte del “10” de la selección albiceleste. Hace unos días, el abogado de Claudia, Giannina y Dalma confirmaba que Morla iría a juicio oral por haberlas calificado de “ladronas” en 2018. Hay que recordar que las tres presentaron sendas querellas contra el representante aquel año por calumnias e injurias. Teniendo en cuenta todo esto, parece improbable que la situación mejore en el futuro.

Los "desheredados" hijos de Maradona

En un vídeo publicado en noviembre de 2019, Maradona llegó a afirmar que su herencia no sería para sus hijos: “yo sé que mientras uno se va haciendo más viejo, se preocupan más por lo que dejas que por lo que estás haciendo y yo les digo a todos que no les voy a dejar nada, que voy a donarlo”.

Pese a esto, lo cierto es que muchos de ellos, junto con Morla, estarán implicados en un proceso hereditario que se advierte largo y complejo. El primer hijo del argentino es Diego Junior, fruto de una aventura extramatrimonial y al que Maradona reconoció como suyo 30 años después de su nacimiento en 1986.

Como se ha mencionado, con su esposa Claudia Villafañe tuvo dos hijas, Dalma y Giannina. Posteriormente, fruto un affaire sentimental con Valeria Sabalain nació Jana, a quien reconoció como hija legítima tras un arduo proceso judicial que se prolongó durante 12 años. Finalmente, hay que considerar a su hijo Diego Fernando, que tuvo junto a Verónica Ojeda, su pareja durante casi una década.

Una herencia digna del mejor futbolista de todos los tiempos

De acuerdo con el portal especializado Celebrity Net Worth, a su muerte, el patrimonio neto del “pelusa” asciende a 500.000 dólares, una cifra notable, pero no demasiado alta si consideramos las cifras que mueve el fútbol actualmente, así como la relevancia del personaje.

También hay que incluir en la ecuación las sanciones económicas que Maradona tuvo que afrontar en Italia en 2005 y sus archiconocidos excesos. Aun así, el patrimonio registrado por el portal solo contempla los ingresos generados en concepto de patrocinios y sueldos de entrenador y jugador, pero no abarca los negocios y bienes patrimoniales de Diego.  

En este sentido, muchos de los negocios de Maradona en la actualidad estaban canalizados a través de la actividad de Morla. Aunque algunos están afincados en Argentina, hay que recordar que tiene lucrativos contratos firmados con empresas de la talla de Konami (empresa que gestiona el célebre juego Pro Evolution Soccer) y  que tenía dinero invertido en la hostelería cubana, así como intereses comerciales en países como China o Italia.

En lo que respecta a sus últimos empleos, destacan el puesto de entrenador del último equipo al que dirigió, Gimnasia de la Plata, y el mismo trabajo liderando a Dorados de Sinaloa, donde percibió 136.000 euros mensuales durante casi un año. Previamente, entrenó al Al Wasl de los Emiratos Árabes Unidos, con el que se embolsó cinco millones en la única temporada que dirigió al equipo en Dubai.

Además de jugador, Maradona tuvo una amplia carrera como entrenador.

También habría que incluir sus múltiples propiedades inmobiliarias, entre las que destacan el mítico inmueble de la calle Segurola y La Habana número 4310, en Villa Devoto, uno de los 48 barrios de la ciudad de Buenos Aires, como también en la zona bonaerense de Puerto Madero, o la casa de Bella Vista que adquirió para posteriormente cederla a su compañera sentimental Rocío Oliva.

Asimismo, se sabe que el genial delantero poseía varios vehículos de alta gama. Entre ellos, un BMWi8, un Rolls Royce Ghost y un Ferrari Testarossa. Por si fuera poco, entre los obsequios más llamativos que recibió durante su vida sobresalen un anillo de 300.000 euros y una camioneta de lujo que le regalaron durante su etapa como presidente honorario del Dínamo Brest bielorruso.

En definitiva, su legado patrimonial es tan legendario como su carrera deportiva. Por ende, en los próximos meses habrá que comprobar su valor final y, sobre todo, la forma de reparto entre los potenciales beneficiarios.

 

COMPARTIR: