09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La letrada de la acusación contra el rey de la noche de Mallorca denunciará "mal funcionamiento de la administración", que ha absuelto a 15 procesados

Insólito final del juicio sobre Cursach, abogada Teresa Bueyes: "La resolución es una mala noticia para la Justicia"

El Cierre Digital en Bartolomé Cursach.
Bartolomé Cursach.
Bartolomé Cursach, Bartolomé Sbert y otros trece presuntos implicados en la trama de corrupción de la noche de Mallorca han sido absueltos de todos sus cargos. Solo continúan imputados dos agentes de la Policía Local de Palma. La defensa de los ahora absueltos ha pedido que la acusación pague las costas procesales. Para Teresa Bueyes, abogada de la acusación, esto implica "revictimizar" a sus clientes.

El juicio del caso Cursach llega a su fin. El pasado 30 de noviembre los acusados se reunían en la Audiencia Provincial de Mallorca para que los fiscales expusieran las conclusiones finales de un macrojuicio que juzgaba la vinculación del ‘rey de la noche’ Bartolomé Cursach, además de otros presuntos implicados, en un entramado corrupto de la noche de Mallorca. Tal y como se anunció en la vista del pasado 29 de noviembre, tanto Bartolomé Cursach como Bartolomé Sbert y otros trece procesados han sido absueltos de todos los cargos. Solo permanecen acusados dos agentes de la Patrulla Verde de la Policía Local de Palma, imputados por un delito continuado de coacciones por el que se les pide dos años de prisión.

Para Teresa Bueyes, abogada defensora de los empresarios de Magaluf que ejercían parte de la acusación, esto supone "una mala noticia para la justicia", y afirma que recurrirán la sentencia.

"La vamos a recurrir simplemente para que formalmente quede constancia de que hemos llegado al tope del todo. Sé que no nos van a dar la razón, pero con la poca razón que me quede voy a ir al Ministerio de Justicia a plantear una queja y una demanda por responsabilidad patrimonial por el mal funcionamiento de la administración de justicia. Porque mi cliente no es culpable de que no haya habido un juicio justo", ha declarado la letrada a elcierredigital.com.

Intento por "reparar el daño"

En la vista del pasado lunes todos los abogados que ejercían la acusación particular menos uno —el que acusaba a los policías, que mantuvo los cargos— retiraban las acusaciones contra los quince absueltos.

Bartolomé Cursach.

Respecto a esta retirada de las acusaciones, el fiscal Tomás Herranz declaró en sus conclusiones que “es un hecho extraordinariamente grave. Se produce muy pocas veces”. Con la lectura del nuevo informe, afirmaba que “más que justificar ante la sala la retirada de acusación, tiene otro objetivo. Reconocer ante los acusados que han sufrido la injusticia. El cambio de la Fiscalía obedece a un intento mínimo de la Fiscalía de reparar el daño”. Unas palabras pronunciadas con cierta emoción que provocaron los aplausos de acusados y letrados.

Según afirma Bueyes a elcierredigital.com, las "únicas víctimas" son sus clientes, los empresarios que denunciaron. "No han podido satisfacer su derecho constitucional a juicio justo porque se han perdido las denuncias en las que fundamentábamos la acusación y que, a día de hoy, han desaparecido. Ellos sí que son las víctimas", sostiene.

La defensa pide que la acusación pague las costas

Tras el alivio que supuso para los acusados ser absueltos, sus abogados defensores pidieron que las acusaciones particulares pagasen las costas del procedimiento debido al largo proceso judicial “de cinco años y cinco o seis meses de vista oral de forma injusta”, declaró el abogado de Cursach.

Teresa Bueyes, abogada del empresario José Manuel Bover, se opuso en la vista a esta imposición. “Entendemos que no procede que se condene a mis representados. No existe causa de temeridad. Más bien es achacable a una falta de prueba que no es achacable a nosotros. No se puede decir que nuestra denuncia sea falsa. Ni ha existido mala fe ni temeridad”, sostuvo, reiterando que eran “víctimas”.

"No me extrañaría nada que la víctima, que es mi cliente, vuelva a revictimizarse cuando le pongan una querella por denuncia falsa y encima le condenen a costas", declara la letrada a elcierredigital.com.

Teresa Bueyes en el macrojuicio del caso Cursach.

A la salida del juzgado, la abogada afirmaba que “estas cosas ya se sabía que iban a pasar. Al final ha ganado el miedo, no ha ganado la justicia”. En declaraciones a elcierredigital.com, Bueyes ha sentenciado que el informe del Fiscal “sirve para contratacar la instrucción y arremeter contra todos aquellos que han ejercido su derecho legítimo a denunciar y perseguir delitos”.

Los absueltos vuelven a creer en la justicia

Por su parte, los presuntamente implicados que ahora han sido absueltos han tomado turno de palabra para expresar su alivio ante las conclusiones de la Fiscalía. Gabriel Torres, exjefe de la Patrulla Verde absuelto, ha afirmado que todos volverán “a creer en la justicia”. “Hemos pasado siete años y medio muy duros”, añadía.

Bartolomé Sbert también decidió expresar que su abogado le dijo que no veía “ningún delito” cuando les acusaron hace años y que creía que estaban “ante la tormenta perfecta: un juez, un fiscal y un periódico que les daba altavoz”. Además, no dudó a la hora de exponer que ahora está “arruinado pero absuelto”. “Las lágrimas se han acabado. No creía en la justicia. En 2017 ya dije que estaban contaminados [sobre los fiscales Manuel Penalva y Miguel Ángel Subirán]. Estuve a punto de suicidarme. Tenía la mano en la barandilla de un puente”, confesó.

Sbert también se dirigió a los fiscales, añadiendo que cree que la “disertación final debería emitirse en los programas de derecho. Deberían hablar de este caso en las universidades de la abogacía. Los que están fuera de aquí no saben lo que ha pasado. Seguimos siendo la mafia, seguimos siendo los malos. Pero ustedes han podido comprobar cómo somos”.

Nuevas acusaciones contra el exjuez, el exfiscal y testigos

Además de absolver a los hasta ahora acusados, la Fiscalía afirmó a lo largo de las dos vistas que se debería abrir una nueva investigación contra el exjuez Manuel Penalva y el exfiscal Miguel Ángel Subirán. Ambos tienen ya una causa abierta en el Tribunal Superior de Justicia, pero la Fiscalía afirma que se debería abrir otra relativa a unos presuntos delitos de prevaricación, detención ilegal y coacciones cometidos, supuestamente, en el marco del caso Cursach.

Según afirmó la Fiscalía, el exfiscal Subirán hacía constar en las declaraciones de los testigos los aspectos que hacían que la investigación avanzase “en el sentido que él quería”.

El fiscal Tomás Herranz en el juicio del caso Cursach.

También acusó a cuatro testigos por falso testimonios. Entre ellos, a la exinspectora de Blanqueo, que aludió a una falta de memoria para no responder en el juicio. “Tenía una posición preponderante en el grupo de Blanqueo. Hizo una labor intensa e importante. No es tolerable que llegue aquí y no se acuerde de nada”, acusó.

El abogado de Sbert también quiso aludir a otros testigos por presuntas mentiras en el juicio. Uno de ellos fue Gabriel Payeras. Elcierredigital.com contó su declaración en el caso Cursach, en la que afirmaba que sufrió presuntamente presiones por parte de Cursach que le “destrozaron la vida”.

Las palabras de Payeras también han sido desmentidas por la Fiscalía, que afirmó que todas las denuncias que recibió su discoteca Level “se correspondían con la verdad, ninguna era falsa. Esa actuación no es delictiva de ninguna manera, en ningún caso”. "Level excedía el aforo, las inspecciones sonométricas se producían sin molestar al local y todas estaban justificadas. Las infracciones existían, luego no puede haber ningún tipo delictivo", añadía.

Al finalizar la vista, la presidenta del tribunal, Samantha Romero, declaró “visto para sentencia” el juicio, que concluye después de más de cinco meses y 36 sesiones.

COMPARTIR: