27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Casada desde hace cuarenta años con el príncipe Enrique, el informe Waringo desveló que la aristócrata de origen cubano maltrataba a sus empleados

María Teresa Batista, la Gran Duquesa de Luxemburgo: Los orígenes en Sitges de la soberana más rica de Europa

El Cierre Digital en
/ La Gran Duquesa María Teresa de Luxemburgo.
Los integrantes de la Casa de Nassau-Weilburg siempre han sabido gestionar su fortuna, sin embargo, en 2019 el gobierno decretó una investigación sobre el papel de la familia reinante y, en especial, el de la esposa del príncipe Enrique, la duquesa consorte María Teresa de Luxemburgo. Tras cuarenta años de matrimonio, elcierredigital.com recuerda los detalles del escandaloso informe Waringo y la ascendencia catalana de la Gran Duquesa de Luxemburgo.

Según el listado que elabora anualmente la revista Forbes, Enrique, Gran Duque de Luxemburgo (67) es la testa coronada más rica de Europa con una fortuna cifrada en unos 4.000 millones de dólares provenientes principalmente de la construcción y la inversión. Por lo general, a los integrantes de la Casa de Nassau-Weilburg les ha ido siempre muy bien gestionando su fortuna pero en 2019 el gobierno decretó una investigación sobre el papel de la familia reinante y, en especial, el de su esposa, la duquesa consorte María Teresa (66).

El informe Waringo desveló que la soberana maltrataba psicológicamente a muchos de sus empleados creando un reino de terror basado en el miedo y la ansiedad. Ella, por su cargo, no pudo defenderse, pero hace seis meses concedió una entrevista al canal estadounidense Univisión donde, en un perfecto castellano, puso algunos puntos sobre las íes. Pero no pudo profundizar. Su imagen estaba dañada y, desde entonces, su papel oficial se ha ido reduciendo paulatinamente.

¿Sabían que las raíces de la Gran Duquesa se encuentran en Sitges? Sí, en esta localidad costera de la provincia de Barcelona nació su trastatarabuelo (antepasado de quinta generación) José Antonio Mestre Roig, un comerciante que hizo una gran fortuna en Cuba. El origen más antiguo del Mestre que nos concierne nos lleva hasta un tal Arnau, que vivía en Landorthe, a 90 km al sureste de Toulouse, y que se casó en 1625 en Sant Pere de Ribes, a 3 km de Sitges.

La ascendencia catalana de la Gran Duquesa de Luxemburgo

Desde entonces, los Mestre empezaron a tener descendencia entre ambas localidades catalanas. José Antonio Mestre Roig fue el fundador de la rama de esa familia en Cuba que, gracias a Carlos III, empezó a abrir sus fronteras a numerosos españoles debido a la liberalización del comercio directo entre el reino de España y las cinco islas del Caribe que estaban bajo dominio borbónico. Los recursos naturales de Cuba, especialmente el azúcar, motivaron a otros empresarios a embarcarse en la aventura, como Facundo Bacardí, creador del famoso ron.

Según el Archivo de Indias, José Antonio pidió una licencia para ir a Santiago de Cuba en 1816 con su hermano pequeño Juan Bautista, ya que allí les estaba esperando su hermano mayor, Salvador, que poseía un comercio. Llegaron a bordo del navío 'De Narcisa'. Catorce años después, José Antonio se casó con la tinerfeña Josefa Dionisia Domínguez y Morales, con quien fundó la Sedería y Chocolatería. Este negocio fue el embrión del enorme patrimonio familiar.

Casa de Sitges de la familia de María Teresa de Luxemburgo.

A su regreso a Sitges construyeron en el centro de la localidad una gran casa palaciega de varias plantas, ubicada en la esquina donde confluyen las calles Francesc Gumà y Jesús. En 1996, los Grandes Duques de Luxemburgo visitaron Sitges para honrar la memoria de los antepasados de la gran duquesa María Teresa.

Tras reunirse con las autoridades pertinentes visitaron la casa señorial, tal y como relató el diario ECO de Sitges. En señal de agradecimiento, esta legó a la localidad un libro escrito por su madre, María Teresa Batista de Mestre, titulado Genealogía biográfica de la familia Mestre Batista (1988) en el que aparecen diversos árboles genealógicos vinculados a Sitges y Sant Pere de Ribas. El volumen, al que ha tenido acceso elcierredigital.com se encuentra depositado en el Arxiu Històric de Sitges.

Portada del libro genealógico de la familia Mestre Batista.

Los abuelos maternos de la Gran Duquesa fueron la multimillonaria heredera de una azucarera y de dos bancos, confiscados por los integrantes de la revolución cubana, y un hacendado de Puerto Príncipe y presidente del consejo de administración de la Trust Company of Cuba. En cuanto Fidel Castro subió al poder, los Mestre huyeron a Nueva York, donde María Teresa estudió en los centros educativos más exquisitos del Upper East Side, donde vivió Jacqueline Kennedy tras enviudar de Onassis. Posteriormente se trasladaron a Ginebra, donde la joven se licenció en ciencias políticas.

En la universidad conoció a un joven muy atractivo de ojos azules a quien llamaban simplemente Enrique para ocultar su procedencia real. A pesar de los pesares, ambos estudiantes se enamoraron y se casaron en 1981, provocando la cólera de la Gran Duquesa Josefina Carlota que nunca aceptó el matrimonio morganático de su primogénito, llamando despectivamente a su nuera ‘la petit cubana’. Sin embargo, si se rastrea cuidadosamente por las ramas genealógicas de María Teresa se encuentran apellidos imponentes como los Espinosa de los Monteros o los marqueses de San Felipe y Santiago.

En la actualidad, los soberanos de Luxemburgo mantienen viva la llama de su amor. Tras celebrar cuarenta años de casados han visto crecer con salud a sus cinco hijos, Guillermo, Félix, Luis, Alejandra y Sebastián. Los tres primeros les han hecho abuelos de cinco nietos y los más pequeños aún permanecen solteros.

COMPARTIR: