27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

HUIDAS COMO LA DEL CEUTÍ DE 20 AÑOS ESTA SEMANA EN ALCALÁ-MECO PONEN EN DUDA EL SISTEMA DE SEGURIDAD EMPLEADO EN LAS PRISIONES DE NUESTRO PAÍS

Las fugas carcelarias más mediáticas en España: 'El Pastilla', los hermanos Moñiz o Roberto Iziquierdo 'El Ruso'

El Cierre Digital en
/ 'El Pastilla', Moñiz y Roberto Izquierdo 'El Ruso'.
Son varias las fugas de prisión que han trascendido en España a lo largo del año. La última de ellas es la de Yousef Mohamed Lehrech el pasado 23 de diciembre en la cárcel de Alcalá-Meco. En abril dos reclusos del Centro Penitenciario VI de Madrid se fugaron aprovechando una visita cultural. En esa misma prisión, en marzo se fugó Mario R.G., que apuñaló a un hombre en el municipio de Nambroca. Repasamos el resto de fugas mediatas ocurridas en los últimos años en España.

Pese a no ser habitual en España han ocurrido varias fugas mediáticas de prisiones españolas. Lo cierto es que las prisiones españolas cuentan con gran seguridad, pero la escasa oferta de empleo y el déficit de personal perjudican la seguridad en las prisiones en favor de posibles fugas. La última fuga que ha trascendido es la fuga del sicario ceutí Yousef Mohamed Lehrech el pasado 23 de diciembre en la cárcel de Alcalá-Meco.

Este interno estaba catalogado como muy peligrosos y estaba el nivel cinco en el Fichero de Internos de Especial Seguimiento (FIES). En este régimen se aplican medidas de mayor control y vigilancia. Sin embargo, Yousef, conocido como 'El Pastilla', no se encontraba en ningún módulo restrictivo. 

Es relevante destacar que a los familiares de los internos se les retira el DNI durante la visita y se les devuelve a posteriori. Pero, cuando llegó el momento de hacerlo nadie se dio cuenta de que el sicario no había recibido ningún DNI. Tampoco se realizó ningún control de huella dactilar y además, Yousef tiene un hermano con el que guarda un importante parecido. 

Yousef aprovechó el momento en el que se repartieron los DNI para huir por una puerta de 80 centímetros que estaba abierta. Posteriormente, según El Español se encontró la puerta del segundo control abierta y  cuando el sicario llegó al último control los agentes de la Guardia Civil le dijeron que tenía que salir por otro sitio sin darse cuenta de que era un interno.

Fuentes penitenciarias consultadas por elcierredigital.com señalan que "a este interno se le trasladó a un centro penitenciario que está más obsoleto y en el que no debería haber sido trasladado. Además, el principal problema en este caso es el hecho de que este interno estuviese en un módulo de respeto. La clave es que Instituciones Penitenciarias y el Ministerio del Interior se toman poco enserio el trabajo de los funcionarios de prisiones".

"Cuando dejen de pensar en la reinserción y se tomen enserio la importancia de la retención y custodia de personas peligrosas todo funcionará mejor. A esto hay que sumarle la falta de medios y personal que existe en prisiones. Se está dejando de lado la seguridad en las prisiones. Los funcionarios de Meco denuncian que por la falta de personal solo hay un funcionario en el módulo y un filtro de seguridad permanece cerrado", concluyen las fuentes consultadas. 

 Otras fugas ocurridas en 2023

Otra de las fugas que ha trascendido en los medios este 2023 es la de dos reclusos del Centro Penitenciario VI de Madrid el pasado 26 de abril. Los reclusos, de nacionalidad española y dominicana, habían sido seleccionados junto a ocho compañeros para realizar una visita cultural al Palacio Real del municipio madrileño y, posteriormente, comer en el restaurante ‘Matilde’, uno de los locales más exclusivos de Aranjuez. Ambos presos aprovecharon esta parada para llevar a cabo su huida.

Esta fuga no es una novedad entre los presos que cumplen condena en el centro penitenciario puesto que el pasado mes de marzo, uno de los internos que se encontraba en esta prisión logró escapar cuando dos agentes, un policía nacional y un policía en prácticas, escoltaban al recluso desde el centro penitenciario hasta el Palacio de Justicia de Aranjuez. En la actualidad se desconoce el paradero del preso que responde al nombre de Mario R.G., quien apuñaló a un joven de 25 años durante la celebración de las fiestas populares en el municipio toledano de Nambroca. 

Mario R.G.

Mario R.G.

El pasado dos de marzo a las 10.30 horas, Mario R.G., quien se encontraba interno en la prisión de Aranjuez, era trasladado desde el centro penitenciario hasta el Palacio de Justicia de la localidad y escoltado por dos agentes de seguridad, un Policía Nacional y un policía en prácticas. El interno viajaba en uno de los dos vehículos radio patrulla, dependientes de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana de Aranjuez, con los que cuenta la ciudad. Los agentes que custodiaban al recluso se vieron obligados a realizar uno de los tramos hasta la sede judicial a pie.

Una circunstancia que se debe a que la sede de los Juzgados de la ciudad de Aranjuez no dispone de habitáculo de seguridad  por el que poder entrar con el vehículo policial. Por tanto, la entrada de los presos al Palacio de Justicia de Aranjuez se tiene que hacer de pie. Al finalizar el traslado y bajar del vehículo, el interno se abalanzó sobre los dos agentes policiales que le custodiaban, le propinó un codazo a uno de ellos y logró escapar del lugar. En la actualidad, Mario R.G., considerado un perfil violento y peligroso, se encuentra prófugo de la justicia, y desde las dependencias policiales de la provincia de Toledo se encuentran a cargo de la investigación. 

La huida de "El Ruso" en Valdemoro


El uno de noviembre de 2018 Roberto Izquierdo, más conocido como “El Ruso”, aprovechó un traslado al Hospital Universitario 12 de Octubre para escapar de la cárcel de Valdemoro. Este hombre estaba condenado por secuestro y asesinato. El reo iba custodiado en un furgón de la Guardia Civil y cuando llegaron a las puertas del hospital, tres hombres se bajaron de un vehículo y rociaron con un extintor el coche policial. Aprovechando el momento, “El Ruso” se montó en ese vehículo y huyó. 

Según las investigaciones de los servicios de seguridad marroquíes, 'El Ruso' consiguió entrar en territorio marroquí usando un pasaporte español con una identidad falsa, antes de ser localizado y arrestado en Tetuán. El detenido se encontraba cumpliendo una pena de 58 años de prisión por delitos de asesinato, pertenencia a organización criminal, robo de vehículos, detención ilegal, allanamiento de morada, robo con violencia y lesiones.

'El Ruso' llegando al juicio. 

‘El Ruso’ fue puesto a disposición policial a la espera de la finalización de la investigación abierta bajo la supervisión de la Fiscalía marroquí competente, y de su extradición a España. Finalmente, el 13 diciembre de 2019 ‘El Ruso’ llegó a España y fue trasladado de nuevo a prisión

Benito Ortiz en Zaragoza


No siempre la fuga de delincuentes tiene tintes de película de acción americana y existen casos en los que las medidas preventivas han podido ser escuetas. Es el caso de Benito Ortiz Perea, el peligroso atracador de bancos que huyó de la cárcel zaragozana de Zuera el 29 de agosto aprovechando un traslado desde el Hospital Miguel Servet y fue detenido tras un mes y cuatro días fugado.

En el momento en el que se supo del suceso, desde Instituciones Penitenciarias aseguraron que la huida se había producido en el momento en el que los agentes de la Guardia Civil se distanciaron para aparcar el vehículo, pero, por el contrario, fuentes penitenciarias consultadas por elcierredigital.com afirmaron que la huida se debió a la dejación de los agentes en su labor de protección y apuntaban a que podría haber sido una fuga planeada por el hecho de que una de las puertas de la cárcel por donde escapó se encontraba abierta.

La fuga de los hermanos Moñiz

El 5 de diciembre de 2020 los hermanos Moñiz, especialistas en butrones y alunizajes, huyeron de la cárcel de Valdemoro tras saltar los muros de la prisión. Jonathan Moñiz, 'El Piojo', y Miguel Ángel, 'El Negro', se fugaron tras serrar los barrotes de la ventana de un cuarto de maletas al accedieron haciendo una copia de la llave, una tarea que tuvo que durar meses. 

Los hermanos saltaron al tejadillo, y luego caminaron hasta dar con un muro que saltaron, de pocos metros, y que les situó prácticamente en el perímetro exterior de la prisión. Ahí empezaron a saltar las alarmas. Pero el guardia civil de vigilancia consideró, como ya había pasado en otras ocasiones, que podía deberse a otra razón. 

Jonathan Moñiz.

Una vez en el exterior, los dos hermanos fueron recogidos por dos coches que se aproximaron al perímetro de la prisión, para emprender la huida. Sin embargo, El Piojo fue detenido en febrero de 2021 y su hermano en mayo de ese mismo año. La Audiencia Provincial de Toledo condenó en 2022 a 32 años de cárcel a Jonathan Moñiz, el Piojo, y a 28 años de reclusión a su hermano Miguel Ángel, el Negro, por una de delitos como robo con fuerza continuado, falsedad documental o robo con violencia e intimidación, antes de su fuga de la cárcel madrileña de Valdemoro.

COMPARTIR: