20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato ACAIP solicita carrera profesional, mejoras salariales y menos relajación de las autoridades

El sistema penitenciario español, un coladero: tercer preso peligroso fugado este verano

Ya son tres los criminales que se han fugado en este verano de las cárceles españolas. El último, el preso Benito Ortiz Perea que huyó la madrugada del martes de la prisión de Zuera

Este verano está siendo un quebradero de cabeza para las cárceles españolas, que han sido protagonistas de varias fugas de criminales peligrosos. Tras la huida del “malamadre” de las cárceles españolas, Santiago Izquierdo Trancho y del violador que se fugó de El Dueso (Santoña), la última huida ha tenido lugar en Zaragoza, donde un peligroso interno se ha protagonizado una huida de prisión de Zuero.

El preso fugado Benito Ortiz Perea está en busca y captura por fugarse del centro penitenciario de Zuera (Zaragoza), aprovechando un traslado desde el hospital Miguel Servet hasta la prisión. La Guardia Civil de Zaragoza lo está buscando desde la pasada madrugada. Benito Ortiz, de 61 años de edad, huyó pasada la media noche del martes. El preso había acudido al Hospital Universitario Miguel Servet, a unos 40 minutos de trayecto en coche, para someterse a una consulta médica.

Desde la Secretaría General de Instituciones penitenciarias afirman que el preso huyó aprovechando el momento en que la ambulancia entraba en el tramo del camino de acceso al centro y los agentes de la Guardia Civil, que custodiaban en coche la ambulancia, se distanciaron para aparcar el vehículo. Además, aseguran que Benito Ortiz se había quitado las esposas antes escapar, lo que facilitó su huida, y que este hecho todavía se está investigando.

Sin embargo, fuentes penitenciarias a las que ha tenido acceso El Cierre Digital relatan una versión distinta de los hechos, en la que la Guardia Civil no dispuso bien de todas las medidas de seguridad para la custodia del presidiario. Según esta versión, los agentes retiraron la escolta cuando la ambulancia estaba entrando en la prisión y, al ver que ya había vigilantes de seguridad del centro custodiando la llegada del preso en la puerta, los agentes se fueron. Las mismas fuentes aseguran que una de las puertas de la cárcel por las que tenía que pasar el interno se encontraba abierta y fue por esa abertura por donde salió, ante la pasividad de los vigilantes. Todo ello, tras escabullirse por debajo de otra de las puertas que blindan el presidio aragonés. Aunque todavía se están investigando los hechos, podría tratarse de una fuga preparada.

Numerosos agentes de la Guardia Civil montaron un dispositivo de búsqueda por los alrededores de la prisión de Zuera, compuesto por agentes en coche, en moto, a pie y hasta en helicóptero, debido a que hay zonas bastante abruptas en los alrededores del centro.

Ortiz Perea estaba cumpliendo una pena de 182 días de cárcel por un delito de quebrantamiento de condena, y aún tiene pendientes de cumplir otros 25 años y 8 meses de cárcel por el atraco a una armería en Huesca y el secuestro de una mujer en Zaragoza en el año 2016.

Los sindicatos reclaman mejores condiciones

Desde el sindicato de prisiones Acaip (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias) denuncian las malas condiciones laborales a las que están sometidos los funcionarios que forman parte del sistema penitenciario español. Por ello, tienen previsto para hoy dar una rueda de prensa en la sede de UGT Andalucía “a fin de poder trasladarles con detalle la delicada situación laboral y profesional que atraviesa nuestro sector”.

La rueda de prensa será la previa para la manifestación que han convocado los sindicatos UGT, ACAIP y CCOO para el sábado, en la que reivindicarán la implantación de la carrera profesional y una mejora salarial, instando al Gobierno “al desbloqueo del conflicto laboral, que desde hace más de un año mantenemos con la Administración Penitenciaria”. Acaip pone en cuestión al actual Gobierno de Pedro Sánchez por no concretar medidas que puedan poner solución al conflicto, mientras que cuando el PSOE estaba en la oposición prometían mejoras en las condiciones del funcionariado penitenciario.

 

COMPARTIR: