29 de septiembre de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un equipo dirigido por Jaime Alfonsin, jefe de la Casa del Rey, intenta encauzar la imagen comunicativa de la monarquía tras los litigios del Emérito

Zarzuela resetea su estrategia para recuperar a la izquierda: Los guiños transversales de Felipe VI y Letizia Ortiz

El Cierre Digital en Don Felipe Y Doña Letizia.
Don Felipe Y Doña Letizia.
La monarquía española intenta recuperar su imagen tras más de una década de crisis. Zarzuela diseña una estrategia con la que apuesta por recuperar afectos en los caladeros tradicionales de la izquierda. La reciente visita de Felipe VI a Las Ventas junto al ministro Miquel Iceta o el paso de Letizia Ortiz por la Feria del Libro se encuadran dentro de esta nueva línea de trabajo.

Los escándalos de Juan Carlos de Borbón, que forzaron su abdicación en 2014 y su marcha de España a Emiratos Árabes, han horadado la imagen de la monarquía española que encabeza Felipe VI, que el próximo 19 de junio cumple nueve años como jefe del Estado. 

El actual rey admitió implícitamente las sombras de su padre al renunciar a la herencia de éste y ahora intenta encauzar la imagen de la monarquía gracias al apoyo del equipo que comanda Jaime Alfonsín, que sirvió a Felipe de Borbón como jefe de la secretaría del Príncipe de Asturias desde 1995 hasta 2014 y desde entonces lo hace como jefe de la Casa de Su Majestad el Rey

Problemas en el verano de 2020

Los menguantes afectos que ha recibido en la última década la monarquía se han percibido en cuestiones de edad, territoriales e ideológicos. En este último epígrafe trabajan en Zarzuela en favor de Felipe VI, cuya intervención tras el célebre 1 de octubre catalán fue duramente reprobada desde Unidas Podemos y formaciones nacionalistas e independentistas. 

Los problemas se agudizaron en el verano de 2020 tras publicarse que la examante del rey emérito, Corinna Larsen, había declarado ante el fiscal suizo que don Juan Carlos le donó 65 millones de euros que presuntamente le había regalado el rey de Arabia Abdullah bin Abdulaziz. 

Las informaciones fueron calificadas de "perturbadoras" por Pedro Sánchez y su entonces mano derecha, Carmen Calvo, presionó para que Zarzuela navegase contra los intereses del emérito "por el interés del presidente del Gobierno en marcar el terreno ante las élites económicas, judiciales y mediáticas", reconocen desde Moncloa a Elcierredigital.com

Esta intentona se evidenció cuando Pedro Sánchez impidió que Felipe VI viajase en septiembre de 2020 a Barcelona para inaugurar los despachos de los nuevos jueves. "Razones de oportunidad" se adujeron desde presidencia del Gobierno

Sánchez, según las fuentes consultadas, "quería mostrar fuerza tras sufrir una durísima campaña desatada desde las fuerzas conservadoras, que por aquel entonces reivindicaban la monarquía a diario, porque había formado coalición con Unidas Podemos y se había apoyado en formaciones independentistas para mantenerse en el poder".

Encuestas

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha tomado la temperatura de Felipe VI solo una vez. Ocurrió en abril de 2015 y el monarca suspendió al obtener un 4,3 sobre 10. Desde entonces ni PP ni PSOE han querido volver a preguntar por la valoración ciudadana del jefe del Estado. 

El presidente del CIS, José Félix Tezanos, intentó hace unos años justificar el suspenso: "En aquel momento no bajaba solo la valoración de la monarquía, sino de todas las instituciones, también de los partidos, de los sindicatos o de los medios de comunicación. Esas oscilaciones llevaron a pensar que eran coyunturales, que el clima era volátil y que no ofrecía una información muy útil".

También afirmó que "en todas las encuestas del CIS se pregunta cuál es el principal problema, y el que más afecta a los ciudadanos, y ahí sale la monarquía con cifras insignificantes". Claro que no está de más destacar que la monarquía es una opción a elegir entre otras que suponen problemas gravísimos del día a día de la ciudadanía como el paro, la inflación, los servicios sanitarios o la vivienda. 

En octubre de 2020 un grupo de 16 medios preguntaron por la corona, y el resultado alertó en Zarzuela. El 47,8% de los españoles apoyaría la celebración de un referéndum sobre la forma del Estado, frente al 36,1% que lo rechaza. También puso encima de la mesa que el 40,9% apoyaría el regreso de la república frente al 34,9% que seguiría confiando en la monarquía, "institución de otros tiempos" para el 47,9% de los encuestados. 

Felipe VI y Juan Carlos de Borbón. 

En los últimos años Zarzuela cuenta con encuestas que le dicen que la imagen de Felipe VI ha mejorado, en contraste con la de su padre. Y es que una importante consultora demoscópica, famosa por acertar elecciones, dota a Alfonsín de una brújula para mover velas. 

Guiños

Fuentes de Casa Real admiten que las actuales líneas de trabajo de Zarzuela pasan por tres vías. La primera, la clásica, tal y como supo Javier Ayuso, es sofocar fuegos mediáticos, en los últimos tiempos relacionados con Juan Carlos de Borbón y Froilán (con los que desde Casa Real se ha hablado en varias ocasiones). 

La segunda tiene la intención de intentar frenar la fiebre de proyectos mediáticos sobre Casa Real, que ha presionado a una plataforma televisiva que este curso estrenó una docuserie sobre una amante de Juan Carlos de Borbón y que ahora lanzará un proyecto sobre la reina Sofía. En Zarzuela también han evitado el estreno de un proyecto de audio sobre Corinna y se ha hablado con las principales editoriales para evitar que se escarbe sobre algunas amistades de Felipe VI o el pasado de doña Letizia. 

La tercera supone lanzar guiños transversales que pasan por visitar autonomías en las que la monarquía previsiblemente se encuentra en clara minoría frente al sentimiento republicano: es el caso de Navarra, visitada por doña Letizia en solitario en dos años consecutivos para dar apoyo a un festival cinematográfico de Tudela

La reina ha intentado evitar que se filtren favoritismos (su visita junto a la infanta Sofía a los estudios de 'El hormiguero' para conocer al actor Chris Hemsworth tras la grabación del programa). Y se ha acercado a la reina Sofía tras el incidente que protagonizaron en la Catedral de Palma en 2018. Doña Letizia, hace unos días, también se dejó ver en la Feria del Libro, en la que compró un libro de Pier Paolo Pasolini, referente histórico de la izquierda italiana, o de la escritora francesa Annie Ernaux, muy conocida por su defensa del feminismo. 

En La Moncloa creen que los libros "no fueron casuales". Según esta tesis, tampoco lo fue la invitación de Felipe VI al ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, que se vio "condicionado" a compartir fotografía con el rey en la plaza de toros de Las Ventas durante la emblemática Corrida de la Prensa que es presenciada cada año por el jefe del Estado. 

En el Gobierno también creen que estos guiños transversales están ​detrás del viaje de esta semana de doña Letizia a Colombia, gobernada por el progresista Gustavo Petro, "para conocer el trabajo que la Cooperación Española desarrolla en el país en las áreas de salud, gobernabilidad e igualdad de género, desarrollo rural y seguridad alimentaria", señalan desde Casa Real. 

COMPARTIR: