19 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

También destaca la recuperación del PP vasco, aunque fuentes próximas a Borja Sémper niegan a Elcierredigital.com que haya recibido una propuesta

El plan previsto de Núñez Feijóo: "Pablo Casado presidiría Correos y a García Egea, ni agua"

Alberto Núñez Feijóo y Pablo Casado.
Alberto Núñez Feijóo y Pablo Casado.
Alberto Núñez Feijóo, tras presentar ayer su candidatura a presidir el PP, planea darle una salida digna a Pablo Casado, que podría convertirse en presidente de Correos cuando su partido regrese a La Moncloa, según ha podido conocer elcierredigital.com. Este plan no contenta a Díaz Ayuso, que insinuó que el todavía presidente del PP debería ser expulsado del partido por espiarla. Borja Sémper, por otra parte, ha negado a Elcierredigital.com que haya recibido una oferta del presidente gallego.

El pulso entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso se resolvió en favor de la segunda gracias al apoyo de los barones regionales que, eso sí, se negaron a que el líder de la oposición fuese relevado antes del Congreso extraordinario que se celebrará en Sevilla los próximos 1 y 2 de abril.

Alberto Núñez Feijóo, que se convertirá en nuevo presidente del PP tras haber presentado casi 50.000 avales, asegura que el gran error de Casado ha sido no saber unir al partido, y afirma que su salida se debe a la presión de la militancia.

"Los mensajes, los WhatsApp a la sede y las renuncias a afiliaciones eran constantes y continuas, no solo en Madrid, sino también en muchas comunidades autónomas. Y ante esa hemorragia, cuando el paciente entra en situación crítica, o lo perdemos o lo estabilizamos, y lo que hemos hecho es estabilizar al PP", ha afirmado Feijóo.

 

Ayuso y Casado. 

Sin embargo, el presidente andaluz Juanma Moreno se negó al relevo inmediato de Pablo Casado, al que el equipo de Núñez Feijóo quiere reciclar políticamente a pesar de que la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso no lo quiere. 

Correos como destino

"Pablo Casado presidirá Correos y a García Egea, ni agua". Estas palabras, de un dirigente muy bien colocado en la nueva etapa de Génova 13 a Elcierredigital.com, evidencian la intención del equipo de Feijóo de dar un 'premio de consolación' al todavía presidente del PP.

Parece que García Egea, presumiblemente, intentará apurar su estancia en el Congreso ante las dificultades de conseguir un nuevo acomodo político dentro del PP tras dejar claro que cederá la marca España Suma a su partido, tal y como adelantó en exclusiva Elcierredigital.com. 

Idéntica suerte podrían correr miembros de su equipo como Alberto Casero, célebre por la fallida votación de la convalidación de la reforma laboral y ahora imputado por presunta corrupción, o Fran Hervías "El lobo", rebotado desde la secretaria de Ciudadanos al PP de Casado.

Borja Sémper no volverá 

Otra de las propuestas del nuevo programa de Núñez Feijóo es rescatar con fuerza a la anterior dirección del PP vasco, con la que siempre ha tenido mucha sintonía y a la que en parte podría situar y restaurar en la nueva dirección del partido. Algunas voces apuntan a que Alfonso Alonso podría regresar a la primera plana política. 

El que no lo hará es Borja Sémper. Fuentes muy próximas al exdirigente vasco consultadas por Elcierredigital.com han negado que vaya a volver a la política: "No ha recibido ninguna oferta, está muy cómodo y contento en el mundo privado. Y no contempla cambiar de vida". 

González Pons, estrella emergente

Quien si volverá será Esteban González Pons, al que el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular eligió como presidente del comité organizador del Congreso Extraordinario que, previsiblemente, certificará el relevo de Pablo Casado por Alberto Núñez Feijóo.

Este nombramiento quizá lleve a pensar que el eurodiputado valenciano no sea finalmente el secretario general, o número dos, del presidente de la Xunta, que lo eligió para este cargo cuando meditó enfrentarse a Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Pablo Casado en las primarias de 2018.

González Pons saltó a la fama política como portavoz estatal del PP en el Senado, entre 1999 y 2003. Pero aquel año Francisco Camps, que relevaba a Eduardo Zaplana al frente de la Generalitat, lo reclamó para convertirse en conseller de su primer Govern.

El amigo de Feijóo ocupó tres carteras diferentes durante esa legislatura y se vio salpicado por algunas acusaciones que no se fundamentaron jurídicamente. Una de ellas la recibió de Álvaro Pérez 'El Bigotes', el "colocador" de la Gürtel, que lo acusó de haber influido para que su empresa obtuviera contratos irregulares procedentes de la Fórmula 1.

No obstante, todas las quinielas dan por seguro que González Pons —que dice estar muy cómodo en Bruselas— ayudará en los despachos de la calle Génova número 13 a que la llegada de Feijóo a Madrid sea lo más placentera posible.

COMPARTIR: