23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El bisnieto del dictador está casada con Margarita Vargas Santaella, hija del millonario venezolano dueño del BOD que amasó su fortuna con Hugo Chávez

Cuentas opacas: Luis Alfonso de Borbón trabajó en Panamá para su suegro tras dejar el holding de los Franco

Luis Alfonso de Borbón junto a su mujer María Margarita de Vargas.
Luis Alfonso de Borbón junto a su mujer María Margarita de Vargas.
El bisnieto del dictador Franco y heredero al trono de Francia, Luis Alfonso de Borbón, acumuló su capital en Venezuela tras contraer matrimonio con la hija del empresario Víctor José Vargas e Irausquín, una de las cinco mayores fortunas del país sudamericano. Ahora, el empresario y aristócrata y su mujer María Margarita Vargas vuelven a estar en el punto de mira por abrir una cuenta en un banco en Suiza en 2007 donde depositaron más de 1,2 millones de euros a nombre de una sociedad en Panamá.

Los negocios de Luis Alfonso de Borbón y su mujer, María Margarita Vargas, vuelven a estar en el punto de mira. Como ha informado Infolibre a raíz de la macroinvestigación 'Suisse Secrets', el matrimonio abrió una cuenta en el banco Credit Suisse en el 2007 donde pudieron depositar más de 1,2 millones de euros a nombre de la sociedad Layla Assets Corp, registrada nueve días antes en Panamá. 

El empresario y aristócrata, bisnieto del dictador Francisco Franco y presidente honorífico de su fundación, se ha explicado mediante su portavoz asegurando que la sociedad referida era propiedad de su mujer y la creó su suegro, mano derecha del expresidente venezolano Hugo Chávez, con un sistema de testaferros, y que fue cerrada en 2017.

A través de la filtración de los datos de casi 18.000 cuentas de Credit Suisse se han destapado actividades irregulares como la de Luis Alfonso de Borbón, que defiende haber cerrado la cuenta por recomendación del propio banco al haber ingresado una cantidad "muy pequeña" de dinero en 2017. Sin embargo, según las investigaciones en las que ha participado Infolibre, el fondo todavía contaba con unos 1,1 millones de euros el verano del 2016 y explica que la sociedad quedó disuelta en abril de 2021, tres años después de que fuera a la quiebra el banco del cual Luis Alfonso era directivo.

De controlar el patrimonio Franco a la unión con los Vargas

Para Luis Alfonso de Borbón, su abuela Carmen Franco era su segunda madre, su fiel confidente. La hija de Franco le dio todo el cariño, la ternura y la protección que le faltaban en el domicilio de París, donde su madre compartía vivienda con el anticuario Rosie. Y, desde entonces, como contrapartida nunca la dejó sola.

Así, todas las millonarias operaciones de los Franco, junto al patrimonio de su abuela Carmen Franco Polo, eran supervisadas y controladas por Luis Alfonso, un experto en la gestión de patrimonios. Se convirtió en su mano derecha dentro de un emporio basado fundamentalmente en el negocio inmobiliario (alquiler de viviendas y locales) y en la comercialización de parkings en la capital de España.

Hasta el verano de 2006, Luis Alfonso fue el consejero delegado de estas dos sociedades, pasando a partir de esa fecha a ser su abuela Carmen Franco Polo la administradora única de ambas. 

Después de entrar en la familia de María Margarita Vargas, Luis Alfonso abandonó el negocio de los Franco. Y comenzó a trabajar como asesor de relaciones externas en el banco de su suegro, Víctor Vargas. Sobre todo, en lo referente a los negocios en Panamá y Estados Unidos. En sus últimos años de soltería y hasta su boda, el bisnieto de Franco había cambiado su residencia familiar de los Franco en Hermanos Bécquer por el alquiler de una casa propiedad de la embajada de Kazajistán, alejado en parte de los caprichos de su madre y de su familia.

Así, no acudió en junio de 2006 a la boda de su madre Carmen Martínez-Bordiú, que se unía sentimentalmente por cuarta vez. En esta ocasión, con el deportista cántabro José Campos, catorce años menor que ella. Luis Alfonso, enfadado con la actitud infantil de su madre, no acudió a la cita. Fue la nota más significativa.

La unión del amor y el dinero

Si hay una unión conyugal que lleva aparejada abolengo, poder y dinero es la de Luis Alfonso de Borbón Martínez-Bordiú, bisnieto del rey Alfonso XIII y del general Francisco Franco, y María Margarita Vargas Santaella, heredera de una de las mayores fortunas de la República Bolivariana de Venezuela. Él ha aportado al matrimonio el abolengo y los títulos y los Vargas han aportado el dinero y un lugar relevante en la elite económica.

La boda de Luis Alfonso y Margarita en República Dominicana en 2004. 

La pareja contrajo matrimonio el 6 de noviembre de 2004 en un elitista complejo residencial de la República Dominicana, un país caribeño donde el suegro de Luis Alfonso tiene importantes negocios y propiedades. Desde que emparentó con la joven venezolana María Margarita, Luis Alfonso ha encontrado amor, fortuna y una familia estructurada en la que se ha integrado perfectamente y donde no le falta ningún capricho.

Más allá de la publicidad de la boda, el poder económico, social y político de la familia de Margarita llama la atención. Victor Vargas, padre de Margarita es uno de los banqueros venezolanos más importantes. Su buque insignia, el Banco Occidental de Descuento (BOD) es la quinta entidad bancaria del país sudamericano.

Pero no todo es miel sobre hojuelas y esta misma semana se ha conocido que miles de venezolanos, muchos residentes en España, habrían perdido sus vitales ahorros en moneda extranjera debido a la quiebra del Banco del Orinoco (BDO) en la Antilla holandesa de Curazao, propiedad del magnate venezolano, del que era directivo su yerno Luis Alfonso de Borbón.

Luis Alfonso con su suegro Víctor Vargas.

Gracias a su unión con María Margarita Vargas, Luis Alfonso de Borbón logró entrar en este mundo de opulencia y pujanza. Alcanzaba un lugar relevante en la élite económica. Y daba el gran “pelotazo” de su vida. Una vez más en la Historia, riqueza y nobleza se daban el abrazo y el consabido “sí quiero”. Luis Alfonso aportaba al matrimonio los títulos nobiliarios y Margarita el dinero, una inmensa fortuna. Entraba así en el círculo más importante de todos: el del dinero y el poder.

Sólo hay que tener en cuenta que la fortuna de la familia Vargas se encuentra dentro de las cinco mayores de Venezuela y se puede valorar en varios miles de millones de euros, lo que los expertos denominan una gran herencia, amparada además por el régimen del militar de Hugo Chávez.

Precisamente, la familia Vargas es una muestra clara de empresarios y firmas que han logrado sacar un gran provecho de la Revolución Bolivariana. El suegro de Luis Alfonso es hoy uno de los hombres más afortunados de este país. Vargas, que fue presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela y gobernador ante la Federación Latinoamericana de Bancos, es dueño de la cuarta entidad crediticia del país, tercera en capital venezolano, el Banco Occidental de Descuento (BOD), cuyo patrimonio supera los 1.000 millones de bolívares. Su banco controla importantes cuentas de entidades estatales y fue uno de los bancos beneficiados con la liquidación de bonos argentinos comprados por el gobierno venezolano por valor de unos 2.300 millones de dólares.

Los negocios de Luis Alfonso

Luis Alfonso de Borbón Martínez-Bordiú también vio incrementar de forma notable sus negocios en España. En el listado del Boletín Oficial de los Registros Mercantiles Españoles (BORME) continúa como administrador de la sociedad Borcorel S.L. dedicada a “la construcción, reparación y conservación de toda clase de obras”. La inmobiliaria fue constituida el 7 de julio de 2000 con 3.005 euros, situando su domicilio en la casa familiar de los Franco en la calle Hermanos Bécquer, número 8.

Pero en los últimos años ha ido sumando más cargos. Así, desde 2017 es administrador único de la agencia de publicidad Spanish Influencers SL, dedicada a la formación sobre redes sociales, diseño de páginas web, mantenimiento y actualización de contenido en las mismas y domiciliada en el número 64 de la calle Hermosilla de Madrid, en pleno barrio de Salamanca. Denota actividad, ya que el 26 de junio de 2017 realizó una ampliación de capital elevando el mismo hasta los 30.000 euros.

Desde octubre de 2012 también figuraba como administrador único de la empresa Borvar Inversiones S.L., domiciliada su casa de la Finca, aunque ahora aparece registrado como administrador solidario. Sus activos están valorados a cierre del ejercicio 2016 en 9.130.657,94 euros. 

COMPARTIR: