24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El benjamín de la saga Gil y Gil ha sufrido varios embargos en la urbanización familiar de Los Ángeles de San Rafael que gestiona desde hace 20 años

Jesús Gil Marín agudiza su perfil de patriarca ante los problemas empresariales y personales de su hermano Óscar

El Cierre Digital en
/ Jesús Gil Marín
En apenas cinco meses se cumplirán dos décadas de la muerte de Jesús Gil y Gil, cuyos hijos han heredado algunas de sus virtudes y defectos. Sabedor de ello es su primogénito, Jesús Gil Marín, que intenta aconsejar a su hermano Óscar, que colecciona escándalos empresariales y personales. Miguel Ángel y Myriam, por su parte, mantienen su perfil propio.

En apenas cinco meses se cumplirán dos décadas de la muerte de Jesús Gil y Gil, 'pionero' en la corrupción urbanística, dotado de un olfato empresarial a prueba de bombas y coleccionista de broncas y escándalos. 

El controvertido empresario soriano legó un sinfín de recuerdos propicios para crear series documentales y apenas un patrimonio de 625.000 euros de participaciones en empresas (y un líquido de 854 euros).

No lo creyeron en el Tribunal de Cuentas, que ordenó el embargo de 150 propiedades e intentó que sus hijos desembolsaran 105 millones al Ayuntamiento de Marbella, que finalmente apenas recibió poco más de cinco. 

Los herederos

Los cuatro hijos del exalcalde de Marbella y expresidente del Atlético de Madrid han heredado algunas de sus virtudes y defectos. El primogénito, Jesús Gil Marín, disfruta del campo y los caballos mientras se hace de oro con la inmobiliaria de lujo Gilmar, que acaba de cumplir 40 años de vida

El mayor de los Gil y Gil, explican fuentes conocedoras, "quiere ejercer de patriarca familiar", tanto por su atención a los cuidados que recibe su madre, María Ángeles Marín Cobo, que sufre una enfermedad degenerativa, como por la situación del más controvertido de sus hermanos, el benjamín Óscar. 

Este, "tan bronco y polémico como el padre", señalan las mismas fuentes, gestiona la megaurbanización Los Ángeles de San Rafael, en la que ha tenido que sortear varios embargos. Hace unos años la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) consiguió que le embargasen 17 chalés y el pasado año le fue embargado otro a instancias de la Agencia Tributaria. 

Hacienda reclamaba a la Promotora Inmobiliaria La Mezquita, propiedad de Óscar, de casi 6,8 millones de euros. Y este toreó el envite para contener el entramado compuesto por más de 7.300 viviendas unifamiliares (y otras 5.000 proyectadas), dos hoteles, un campo de golf, dos hoteles-spa, el complejo Residencial Bahía Jardín o una empresa de eventos que componen el Grupo Los Ángeles de San Rafael Holding. 

El 62,5% del mismo es propiedad de Óscar, que cedió tres paquetes del 12,5% a sus hermanos Jesús, Miguel Ángel y la discretísima Myriam, que gestiona desde su despacho en el Club Financiero Inmobiliario de Marbella algunas de las propiedades del padre tras haber sido su secretaria en la ciudad de la Costa del Sol

A los líos empresariales se le unen algunos problemas sentimentales a Óscar, que a través de las empresas Aster District y Aster for Life pretende edificar 5.000 viviendas tras aliarse con la empresa Neinor. 

Morosos

Los Gil han heredado los problemas crónicos de su padre con Hacienda. Y es que, tal y como contó Elcierredigital.com, en la lista de morosos de 2023 publicada por la Agencia Tributaria figura en un lugar destacado la sociedad Promociones Guadalquivir SA, con una deuda de 56.348.828 millones de euros.

Óscar Gil Marín. 

Actualmente la administradora única de Promociones Guadalquivir SA es María Ángeles Marín Cobo, la mujer de Gil y Gil, en cuyo cargo se la situó el 9 de septiembre de 2021 a pesar de su conocida enfermedad. Con anterioridad estaba situada en esta sociedad con peso su hija Myriam, a la que ahora se ha sacado de todo tipo de cargos. Y como apoderado figura Pablo Lago Bornnstein, el que fuera también representante del extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas y de su mujer, Rosalía de Mera, ambos aún en régimen penitenciario por la corrupción de la Gürtel.

Esta conocida promotora inmobiliaria fue creada directamente por Jesús Gil y Gil y domiciliada inicialmente en el cuartel general del clan, en la calle de Goya nº 47 de Madrid. La sociedad fue usada por la familia Gil para conseguir un paquete de las acciones del Atlético de Madrid SAD mediante un canje a través de extrañas operaciones mercantiles en torno al año 2003. Lograron así hacerse con un cinco por ciento del capital social de la sociedad rojiblanca. 

En la lista de morosos de 2023 de Hacienda también aparece otra curiosa sociedad: RTM Desarrollos Urbanísticos y Sociales SA, que estaba vinculada al Club Atlético de Madrid SAD y gestionaba la parte inmobiliaria del club.

De su capa un sayo

Jesús Gil Marín guarda una relación fría con Miguel Ángel, que ha heredado del  padre su obsesión por el Atlético de Madrid (en el que Óscar es consejero, cargo que ocupó Jesús hasta la muerte de su progenitor en 2004). 

Y el primogénito, tal y como hacía su padre, se hace con su capa un sayo ante la ley. Porque también se cumplirán pronto 20 años de la aprobación de la célebre ley antitabaco que Jesús Gil Marín reconoce incumplir. 

Lo ha explicado en una entrevista en El País: "A todos los sitios a los que voy, igual no es muy correcto decirlo, pero me tienen que dejar fumar y jugar al mus. A casi todos los sitios donde sabes que te van a tratar con cariño y bien. Me encanta El Qüenco de Pepa, obviamente Zalacaín [del que es accionista], Urrechu, Lucio, los de Félix Colomo, 1911, Filandón y El Pescador"

Campo y familia

Jesús Gil Marín, que tiene mejor fama a nivel laboral que su padre y su hermano Óscar, no descuida a su hija Rocío Gil Oset, directora de Relaciones Institucionales en Gilmar y llamada a heredar la compañía, ya que tanto él como su socio Manuel Marrón hablan en público sobre la necesidad de que la empresa trascienda a sus carreras profesionales. 

rociogil

Rocío Gil Oset.

Gil Oset está adquiriendo nuevas competencias junto a su marido, Philip Pérez-Cirera, que hace dos años se casaron en la basílica madrileña de San Francisco el Grande (con Pitingo cantando el Ave María tras la ceremonia) y son padres de una niña que hace poco más de un año nació en la clínica La Zarzuela. 

La heredera, que ha hecho sus pinitos en el mundo de moda y ahora ha aparcado esta labor para centrarse en su futuro, estudió publicidad relacionada con las nuevas tecnologías, posee un MBA en Protocolo y Organización de Eventos y un Executive de Dirección de Empresas Inmobiliarias en el Instituto de Empresa. 

Pérez-Cirera, de padre mexicano y madre francesa, también podría ver aumentadas sus responsabilidades dentro de la compañía pese a su demostrada especialidad en vender casas de lujo al ser "un excelente relaciones públicas", reconocen en la compañía. 

Al igual que Gil y Gil, la familia y el campo son dos de las pasiones de su primogénito, que en El País ha detallado su vida rural: "Vivo en una finca a las afueras de Madrid con mis gallinas, con el huerto, ahora estoy pendiente de conseguir unos plantones de fresa espectaculares. Tengo tomates, alcachofas, pepinos, pimientos, lechugas… El coger una navajilla, aceite y sal e irte con un amigo a hablar cogiendo un tomate creo que es una de las experiencias más enriquecedoras. Luego tengo otra finca en Galapagar que es una explotación cinegética. Tengo ahí un chaval que es como un hermano o un hijo pequeño, y es el que lo lleva todo". 

Y añade: "Crío cuatro razas de perros que me encantan: Mastín español, Dogo alemán, el ratonero bodeguero andaluz y Teckel. Y tengo avestruces, alpacas, aves, hay como 15 especies de faisanes, cisnes, pavos reales…Cogemos los huevos y los vendemos". 

Miguel Ángel se centra en el fútbol

No hay quién reconozca a Gil Marín porque el sector deportivo está atónito con la decisión del directivo del bordear la ley, ya que posee el Atlético de Madrid y, de facto, controla el Real Zaragoza (hecho que incumple la Ley del Deporte). 

Gil Marín ha dejado atrás la camarilla que tenía su padre y ahora ha ganado vuelo tras haber sido elegido elegido vicepresidente de LaLiga y haber sido nombrado por la Asociación de Clubes Europeos (ECA) como uno de los representantes de este organismo en el comité ejecutivo de la UEFA junto a Nasser Al-Khelaïfï, presidente del PSG. 

¿Su objetivo? Los que le conocen saben que su espinita clavada, y la de toda la familia colchonera, es la falta de una Champions League. Y su fichaje por UEFA aumenta la influencia colchonera en Europa, que ha sido tres veces cruel con el Atlético. El cuadro colchonero se quedó sin la Copa de Europa de 1974 en el tiempo de descuento, sin la Champions de 2014 por el milagroso cabezazo de Sergio Ramos y sin la de 2016 tras perder a penaltis contra el Real Madrid. 

COMPARTIR: