14 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA INCANSABLE LUCHA DE SU FAMILIA y SOSDESAPARECIDOS HA terminado con UN BONITO FINAL: LA REUNIÓN CON SU HIJA BEGOÑA ESTE JUEVES

Hallan con vida a Antonio Moncayo, desaparecido hace 20 años: "Estamos muy agradecidos por el trabajo de El Cierre Digital"

El Cierre Digital en
/ Antonio Moncayo y su hija Begoña en su reencuentro tras 20 años.
Veinte años después de su desaparición, Policía Nacional ha encontrado a Antonio Moncayo en un pueblo de Navarra. El 20 de marzo se pusieron en contacto con su hija Begoña, que no ha cejado en su búsqueda durante estos años junto a SOSDesaparecidos, para darle la noticia. Ahora Begoña, que ha agradecido personalmente la divulgación del caso de Antonio Moncayo por elcierredigital.com, podrá reencontrarse con su padre tras vivir una complicada historia con final feliz.

Las desapariciones son un tipo de sucesos especialmente intrigantes en los que resulta esencial la constancia de la familia, la labor de las autoridades y el papel de asociaciones como SOS Desaparecido. La clave para estos sucesos es que la persona desaparecida nunca caiga en el olvido. Eso quiso hacer Begoña con su padre Antonio Moncayo, desaparecido desde el 17 de abril de 2004 en Bilbao

Fue la madre de Begoña quien puso la denuncia por desaparición en 2004, pero “nadie la hizo caso”. Pese al paso de los años, la hija de Antonio no cesó en sus esfuerzos por encontrarle o saber qué fue lo que le pasó ese día. Begoña contactó con todas las autoridades posibles e insistió en que se le realizaran a ella o a su hermano las pruebas de ADN, algo que consiguió a finales de 2023. 

Hoy, casi 20 años después, Begoña ha recibido la mejor de las noticias posibles. El 20 de marzo la Policía Nacional contactó con ella, pero Begoña —que estaba esperando los resultados de ADN— no esperaba que el motivo de la llamada fuese que habían encontrado a su padre. No obstante, la colaboración ciudadana y el inconmensurable apoyo de SOS Desaparecidos han ayudado a que Begoña pueda reencontrarse con su padre en un pueblo Navarra este 21 de marzo. 

Antonio Móncayo Torrejón

Ficha de la desaparición de Antonio Moncayo.

En una emocionante conversación con elcierredigital.com, la hija de Antonio Moncayo cuenta cómo “el 20 de marzo ya pude hablar con él por teléfono, me dijo que estaba en shock y que no se creía que llevara tanto tiempo buscándole. Le he visto con la misma alegría que tenía siempre y estoy impaciente por darle un abrazo y disfrutar de la vida juntos”.

“El caso de mi padre confirma que siempre hay que mantener la esperanza. Sin vuestra ayuda y la de SOS Desaparecidos esta historia no hubiese sido posible. Me gustaría decirle a todas las personas que tienen desaparecidos que nunca dejen de luchar por lo que ellos quieren y que no se rindan. Aunque a veces no es así, el final feliz puede llegar y yo, después de 20 años, puedo decir que mi final es feliz”, concluye Begoña.

Begoña también ha agradecido a elcierredigital.com la divulgación del caso para que no cayera en el olvido: "estoy muy agradecida por el esfuerzo constante y con El Cierre Digital, que sois los que habéis estado a mi lado en todo momento".

La complicada búsqueda de Antonio


La desaparición de Antonio ocurrió en un contexto complicado. Días antes se enteró de que su mejor amigo había fallecido, acudió a su entierro y desde aquel momento no se volvió a saber nada de él. Antonio sufría depresión y abandonó la casa de su hermana para ponerse a vivir en la calle. Conoció a un hombre con el que compartía los cartones, pero de un día para otro no le volvieron a ver.

En septiembre de 2022 Begoña explicaba a elcierredigital.com que su madre “puso una denuncia de desaparición en 2004, pero nadie le hizo caso. Mis padres en aquel entonces estaban separados, yo me fui a vivir a Reinosa con mi madre pero mantuve el contacto con él, un día me presenté en Bilbao para ir a verle y ya había desaparecido”. La familia confiaba en que con el paso de los años Antonio apareciese, pero eso nunca ocurrió”.

“Yo desconocía que había estado en casa de su hermana hasta que activé la denuncia y empecé a contactar con gente. Busqué su nombre y sus apellidos y me salió que tenía una denuncia por venta ambulante de juguetes. La denuncia de venta ambulante apareció en el BOE, también ponía que no le habían encontrado para notificarlo”, explicó Begoña.

Begona2

Antonio Moncayo.

Begoña aclaraba: “Me dijeron que no se podía activar la búsqueda a menos que pidiese unos justificantes del certificado de no defunción para demostrar que no aparecía entre los fallecidos. El 7 de julio fui al juzgado de Osuna y pedí un certificado de registro de esa zona para demostrar que mi padre no había fallecido. También pedí otro certificado en los juzgados de Bilbao porque sino no me activaban la denuncia”.

“El 14 de julio fui con los dos certificados al cuartel de la Guardia Civil de Reinosa para activar la denuncia, se puso en contacto SOS Desaparecidos conmigo para hacer el cartel y me comentaron que habían estado hablando con la Ertaintza de Bilbao para hacerme las pruebas de ADN”, señalaba Begoña. Esta mujer tuvo que esperar casi año y medio para que se llevasen a cabo las pruebas de ADN.

Fue en diciembre de 2023 cuando la Policía Nacional acudió a casa de la tía de Begoña preguntando si podían realizar las pruebas de ADN. Finalmente las pruebas fueron realizadas al hermano de Begoña. En esa conversación las autoridades le comentaron que Antonio había renovado su DNI en 2013, pero que se habían personado en la dirección registrada y que no estaba allí. Pese a todas estas situaciones Begoña nunca perdió la esperanza y el caso de su padre acaba hoy con un final feliz, un inesperado reencuentro después de 20 años.

COMPARTIR: