15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ESTE MILITAR FUE LLEVADO A LA JUSTICIA EN TRES OCASIONES Y HA ACUDIDO AL ABOGADO FERNANDO OSUNA PARA EMPRENDER ACCIONES LEGALES CONTRA SUS SUPERIORES

Un suboficial del Ejército denuncia ser perseguido por varios mandos: "No es normal"

El Cierre Digital en / Militares españoles.
/ Militares españoles.
Un suboficial del ejército destinado en Cádiz ha emprendido acciones legales contra sus compañeros al considerar que se está realizando una campaña en su contra. Y es que, en menos de un año, este suboficial ha sido denunciado en tres ocasiones por presuntos delitos de insubordinación, abuso de autoridad hacia soldados y maltrato de obra a subordinados. El abogado Fernando Osuna ha asumido la defensa del afectado y señala que "los hechos denunciados no tienen encaje en el código penal".

Un suboficial cordobés destinado en Cádiz ha denunciado sentirse perseguido por determinados mandos y otros miembros del Ejército. Esta afirmación la basa en que, en menos de un año, está siendo investigado por tres procesos judiciales militares diferentes. Estas tres denuncias se deben a los presuntos delitos de insubordinación, abuso de autoridad hacia soldado y maltrato de obra a subordinados. Este suboficial acudió hace seis meses al abogado Fernando Osuna para emprender acciones legales ante esta situación, que actualmente está en manos del juzgado togado militar de San Fernando, en Cádiz.

En una conversación con elcierredigital.com Fernando Osuna, abogado del afectado, señala que “es indudable que hay una línea persecutoria por parte de sus compañeros. No es normal que en menos de un año le hayan denunciado en tres ocasiones. Lo que ocurre es que estos hechos denunciados no tienen encaje en el código penal ni en el código penal militar. Este suboficial es una persona muy profesional que siempre trata de hacer las cosas bien. Siempre se está preocupando por mejorar a los alumnos que tienen en la academia militar. Aparte del daño emocional de mi cliente, tanto proceso judicial le supone mucho coste económico”.

La situación que vive el suboficial


La denuncia por insubordinación fue interpuesta por una suboficial con graduación superior al afectado. Según denuncia la suboficial, el afectado habría interrogado a diferentes soldados sobre particulares hechos acontecidos en unos ejercicios tácticos, indicándose que censuraran determinado comportamiento de un superior para perjudicarlo. Es decir, se denuncia al afectado por presuntamente incitar a los alumnos a ponerse en contra y revelarse ante una superior suya.

También interpusieron una denuncia contra él por presunto abuso de autoridad hacia un soldado. “Infundadamente se dice que apuntó con un arma a un subordinado y lo redujo en unas maniobras, a pesar de que se estaba en el marco de una operación preparatoria de lo que se denomina guerra nocturna. Esto es totalmente incierto, pero incluso siendo cierto es algo lógico, porque están simulando una guerra y en ellas se usan armas. No hay que olvidar que pese a que sea una simulación se trata de una acción preparatoria”, añade Fernando Osuna.

Unidades del ejército español

Unidades del ejército español

La última denuncia contra este suboficial es por el supuesto maltrato de obra a subordinados. En unas maniobras, ordenadas por los jefes militares, un soldado tropezó y cayó al suelo sufriendo determinadas lesiones. Se denunció al suboficial en cuestión a pesar de que tales maniobras venían ordenadas por la superioridad, sin que tuviera ninguna responsabilidad el militar, que se siente perseguido. El abogado del afectado observa: “Cómo va a ser una imprudencia si los alumnos están realizando ejercicios bélicos, son cosas que pueden ocurrir”.

Fernando Osuna explica que “por todos estos hechos que hay en su contra, denunciados sin consistencia, y que en otro u otros casos no hubieran tenido entrada en el mundo judicial castrense, el suboficial piensa que determinados mandos y subordinados han organizado una campaña en su contra, dado que en otras unidades militares siempre ha sido un buen militar con buenas calificaciones. Esta situación no es muy común, debe haber ocurrido algún problema personal entre varios mandos y mi cliente ha sido perjudicado”.

Estos hechos han generado cierto mal ambiente en la unidad militar de Cádiz ante la “injusticia” que suponen para el afectado. “Cualquier hecho, por insignificante que sea, se denuncia. La vida castrense de mi cliente está alcanzando unos niveles de judicialización que no son normales, lo que perjudica el normal desarrollo que debe reinar en cualquier acuartelamiento. Son muchas las horas que se están empleando en esta frenética actividad denunciante por supuestos hechos que en otras circunstancias no hubieran tenido tanto recorrido”, concluye Fernando Osuna.

COMPARTIR: