15 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El expresidente de Las Cortes Generales y de Castilla-La Mancha ha creado 4 sociedades en el país caribeño para facturar sus negocios fuera de España

El exdiputado socialista Juan Segovia, el hombre de José Bono en la República Dominicana

Exclusiva Bono y Juan Segovia en un acto socialista.
Bono y Juan Segovia en un acto socialista.
El socialista José Bono Martínez, expresidente de Las Cortes Generales, expresidente de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha y exministro de Defensa, ha iniciado su expansión empresarial en la República Dominicana, montando cuatro empresas en este país caribeño. Su hombre de confianza en aquel país, a caballo entre Madrid y la capital Santo Domingo, es Juan Segovia Noriega, exdiputado socialista en la Asamblea de Madrid, que dejó la política en 2018 para dedicarse a la empresa privada.

Juan Segovia Noriega es un rostro todavía muy conocido entre los socialistas madrileños. Compitió en las primarias madrileñas contra Sara Hernández en 2018, alcaldesa de Getafe, para suplir la dimisión de Tomás Gómez, y aunque perdió, obtuvo 2.729 votos, el 42,49% del total, frente a los 3.693 militantes (el 57,7%) que respaldaron a Hernández, la candidata oficialista.

Fue entonces cuando decidió abandonar su acta de diputado en la Asamblea de Madrid, la política y dedicarse a la empresa privada. Para entonces, Segovia ya tenía contactos en República Dominicana y decidió marcharse a trabajar en un "proyecto de desarrollo sostenible", siempre al lado de uno de sus principales mentores, el exlíder socialista José Bono Martínez.

Juan Segovia recibió al nuevo embajador de la Repúblicana Dominicana en España en 2017 en la Asamblea de Madrid.

El exdiputado socialista nació en Madrid en 1982 y apenas ha mantenido experiencia laboral fuera de la política. Se licenció en Derecho y fue empleado de la editorial familiar Murgía, de gran relevancia en Argentina y México, pero con muy poca actividad en España.

Aquel mayo de 2018, cuando Juan Segovia tenía decidido salirse de la política activa, aunque todavía era diputado en la Asamblea de Madrid, acudió precisamente junto a José Bono a una charla en la universidad colombiana de Manizales sobre los "Problemas territoriales autonómicos en Europa". Ya preparan conjuntamente su nueva aventura americana. En declaraciones entonces a El Confidencial, explicaba ya que por trabajo viajaría con frecuencia a Latinoamérica.

Su carrera política en el PSOE

Sin embargo, a pesar de su salida empresarial, todavía durante un corto espacio de tiempo continuó siendo el secretario general de la agrupación socialista de Fuencarral-El Pardo, un estratégico distrito de Madrid donde Segovia tenía un peso importante.

Sus principales valedores en Madrid fueron Borja Cabezón -PSOE en Majadahonda-, Chema Dávila -concejal en el Ayuntamiento de Madrid y líder local en el distrito de Centro-, Nina Moreno -entonces alcaldesa de Aranjuez- y Miguel Ángel Ferrero -secretario PSOE en Las Rozas-.

También para su intento de llegada al liderazgo de los socialistas madrileños, Segovia obtuvo para su campaña los apoyos de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, además de la rúbrica de Juan Barranco y el respaldo de la mayoría de la Izquierda Socialista.

En una entrevista concedida a Cuarto Poder le preguntaron la razón por la que quería ser secretario general de los socialistas madrileños. Entonces contestaba que "los toros hay que lidiarlos cuando aparecen y han aparecido en este momento. Yo tengo 33 años, llevo 15 militando en el Partido Socialista, el PSOE es una de las cosas que yo más quiero en la vida, y me parece que cuando se presenta una oportunidad como esta, de poder cambiar de arriba abajo el PSM, sería una irresponsabilidad dejarla pasar. Creo que hay que ser valientes, hay que ser audaces y que este era el momento".

Juan Segovia, Edu Madina, Enrique Rico y José Bono en 2015.

Juan Segovia ingresó en política en junio de 2011, con apenas 29 años, aunque llevaba militando en el PSOE desde los 18 años. Pero fue en 2011 cuando se convirtió por fin en diputado socialista en la IX Legislatura de la Asamblea de Madrid, acto que repitió en la X Legislatura, en la que duró hasta abril de 2018. Juan Segovia, que figuraba como número 19 en la lista, fue sustituido por Paz Martín Lozano en su puesto como diputado madrileño. 

         Bono y Segovia en el cartel de la Universidad de Manizales, Colombia.

El abandono de la política activa de Segovia sorprendió a sus propios compañeros de partido que lo veían como uno de los jóvenes socialistas con más proyección de futuro, en buena medida por su habilidad como comunicador y sus buenos contactos dentro del PSOE. Segovia era tertuliano habitual de la cadena de televisión La Sexta.

Con su marcha, Segovia dejaba además sus cargos institucionales ya que, además de diputado, era presidente de la Comisión de Presupuestos de la Asamblea Regional, miembro de la Diputación Permanente y vocal de la Comisión de Juventud.

Juan Segovia Noriega pertenecía al sector de confianza del exparlamentario nacional Eduardo Madina, que en 2014 compitió por las primarias socialistas. Luego, en 2017 se alineó en la candidatura de Susana Díaz contra Pedro Sánchez en las primarias nacionales que celebró este partido y que concluyeron con la victoria de Sánchez.

      Juan Segovia en su etapa de diputado regional.

Cuando Susana Díaz acudió a Madrid a presentar su programa electoral como candidata al liderazgo socialista, lo hizo precisamente en la agrupación de Fuencarral con Juan Segovia al frente, junto a Edu Madina y el exlíder de las Juventudes Socialistas, Nino Torre. Fue el 17 de mayo de 2017.

Segovia se convirtió, de hecho, en uno de los portavoces de la candidatura de la expresidenta de la Junta de Andalucía, aprovechando su tirón en los medios, en los que participaba ocasionalmente como tertuliano. De haber ganado Susana Díaz aquellas primarias, el exdiputado autonómico podría haber pasado a formar parte de su equipo o habría escalado puestos en el PSOE madrileño y nacional.

La última acción de Segovia, ya como militante socialista de base, ha tenido lugar este pasado domingo día 21 de marzo, al apoyar la candidatura de Ángel Gabilondo  en las próximas elecciones a la presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid.

Twitter de Segovia.

Precisamente, la salida de este madrileño, de 38 años, del organigrama del PSOE coincidió con la de otros destacados socialistas como Eduardo Madina, Antonio Trevín (expresidente asturiano) o Ramón Jáuregui. 

Las empresas de Bono en República Dominicana

Según publicó este lunes OK Diario, el exministro socialista José Bono Martínez ha constituido entre septiembre y octubre de 2020 cuatro sociedades en la República Dominicana coincidiendo con la obtención de la nacionalidad en este país caribeño, otorgada por su nuevo presidente Luis Abinader, candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM), y buen amigo del expresidente castellano-manchego.

Así, José Bono figura en las cuatro sociedades dominicanas como titular. Todas ellas de nuevo cuño y constituidas para su uso personal, como puede consultarse en el registro oficial de la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI). Las cuatro sociedades pueden operar tanto en República Dominicana como en España o en cualquier país del mundo.

Estas son: Teivelpir RD (inscrita el 14 de septiembre de 2020), Veleta Sociedad (14 de septiembre de 2020), Vetapir (19 de septiembre de 2020) y Grupo Tiseck (19 de octubre de 2020). Las cuatro sociedades tienen su domicilio social en un edificio denominado Centre One, ubicado en la esquina de las calles Luis Scheker y Mustafa Kemal Ataturk, en la capital de Santo Domingo.

Juan Segovia, tercero por la derecha junto a Bono, cuarto por la derecha.

Preciasmente, la última de las cuatro sociedades –Grupo Tiseck– figura en el registro oficial inscrita el 19 de octubre, solo veinte días después de que obtuviera la nacionalidad de la República Dominicana y nueve días después de la llegada de José Bono a Santo Domingo.

El dirigente socialista aparece en todas las sociedades junto a una ciudadana dominicana, de nombre Esther Patricia Fernández Bernard, que ocupa el cargo de gestora, como se puede consultar en el registro oficial de la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI).

La joven agente dominicana de Pepe Bono –algo que exigen las leyes locales– no aparenta ocupar un lugar preferente dentro del grupo de gestores en la República Dominicana. Así, solo figura en el registro mercantil, además de en las sociedades de Bono, en otras tres, siempre  compartiendo la administración con otros profesionales.

Las cuatro sociedades constituidas en Santo Domingo por el histórico mandamás socialista tienen un mismo objeto social: “El asesoramiento técnico, económico, laboral, fiscal, financiero y de gestión específica a empresas”. Además, todas ellas contemplan otras actividades como: “Prestación de servicios de consultoría integral en materia de posicionamiento estratégico y desarrollo de negocio ante los mercados nacionales e internacionales, así como la adquisición, disposición, enajenación y gravamen de bienes inmuebles”.

Bono y Segovia con un religioso durante una visita a una asociación.

Las empresas también incluyen entre sus objetivos “el asesoramiento en técnicas comerciales publicitarias, prestación de servicios administrativos, colaboración con Radio, Televisión y Prensa en todas sus modalidades”.

Se da la circunstancia de que el contenido del objeto social de las sociedades dominicanas coincide con otras que fueron creadas con anterioridad por José Bono y sui familiares en España. Por ejemplo, Joasa 2012, de la que José Bono Martínez es administrador único desde hace dos años, aparece en el registro como una “asesoría de intermediación con profesionales, colaboración en radio, televisión y prensa escrita; adquisición, disposición, enajenación y gravamen de inmuebles; y arrendamiento de bienes muebles e inmuebles”.

Por su parte, Tojsama 14 S, en la que Bono figura como administrador único desde marzo de 2019, se dedica a “los servicios de consultoría integral en materia de posicionamiento estratégico y desarrollo de negocio ante los mercados”, entre otros cometidos, según los datos registrales. Esta sociedad realizó, recientemente, el 1 de octubre de 2020, una ampliación de capital, pasando de 3.000 euros a 203.000. Los cambios coincidían con el desembarco societario de Bono en la República Dominicana.

Según las fuentes consultadas por elcierredigital.com, además del respaldo político del Gobierno dominicano de Luis Abinader, Bono disfrutaría en la isla caribeña del apoyo de dos importantes empresarios españoles allí establecidos, como Jesús Barderas y Carlos Sánchez.

Precisamente, el constructor granadino Carlos Sánchez Hernández fue condenado a cuatro años de cárcel por blanqueo en el conocido como caso Malaya. Carlos Sánchez es propietario del conocido Hotel-Casino Hispaniola, situado en Santo Domingo, así como de otros importantes inmuebles y de grandes extensiones de terrenos en las principales zonas turísticas de la isla caribeña. 

Una nacionalización privilegiada

Tal y como adelantó elcierredigital.com el 27 de octubre de 2020, José Bono adquirió la nueva nacionalidad dominicana solo unos día antes. Porque además de español, el que fuera presidente de Castilla-La Mancha y exministro de Defensa bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ahora también es ciudadano dominicano.

Luis Abinader, presidente de este país, le concedió la nacionalidad a su amigo Pepe, y a cuya acta tuvo acceso Elcierredigital.com, donde se plasma que es en virtud de la Ley 1863, del 16 de abril de 1948, sobre Naturalización y sus modificaciones. Así, a José Bono Martínez se le concedió la nacionalidad dominicana a “título de naturalización privilegiada”. El acta fue firmada por el propio presidente Luis Abidaner el pasado 29 de septiembre de 2020.

Acta de naturalización dominicana de e José Bono. 

La historia de Luis Rodolfo Abinader Corona está ligada a una familia multicultural. Sus padres residían en la región de El Cibao, la más próspera económica y culturalmente de la República Dominicana, pero su ascendencia es especialmente diversa. Su padre, el expolítico José Rafael Abinader Wasaf, tenía alcurnia libanesa y su madre, Rosa Sula Corona Caba, antepasados canarios, población que formó una comunidad de gran relevancia cultural en la República Dominicana.

Desde muy joven, Abinader recibió una esmerada formación orientada al mundo de la economía y las finanzas. Antes de involucrarse totalmente en política, se dedicó profesionalmente a la gestión del potente grupo Abicor, erigido por su padre y dedicado fundamentalmente al sector turístico, pero con otras importantes ramificaciones en la industria del cemento. Su padre, que llegó a ser vicepresidente del partido del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), fue quien le introdujo en el mundo de la política, donde el elegante Abinader hijo, actual presidente de la República Dominicana, lleva desde 2005 instalado.  De hecho, tras años como mano derecha del expresidente Hipólito Mejía, tomó el mando del PRD.

Legislación favorable

La legislación de República Dominicana ofrece innumerables ventajas fiscales para los inversores extranjeros que se instalan en el país. Entre ellas, la exención en el impuesto sobre la compra de inmuebles, al adquirir la primera vivienda, una exención del 50% en el impuesto sobre las hipotecas, una exención del 50% en el impuesto sobre el pago de dividendos, una exención en el impuesto sobre la compra e importación de vehículos, una exención del 25% en el impuesto sobre ganancias del capital y una exención parcial en el Impuesto sobre la Renta.

Según las investigaciones de elcierredigital.com, los futuros planes de José Bono Martínez pasarían por establecer su residencia habitual en Santo Domingo, una vez que ya tiene en su poder la nacionalidad dominicana, y coordinar desde allí sus diversas actividades profesionales y sociales, que elcieredigital.com adelantará en los próximos días. Tal decisión significaría un alejamiento de otro de sus paraísos empresariales, Guinea Ecuatorial, donde ha radicado sus negocios en los últimos años.

COMPARTIR: