23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Más de 80.000 agentes están llamados a las urnas entre este martes y miércoles para elegir a sus representantes en el Consejo de la Benemérita

Elecciones en la Guardia Civil: Los sindicatos se disputan la entrada en el único órgano democrático

Guardia Civil.
Guardia Civil.
Las asociaciones de la Benemérita se disputan la entrada en el Consejo de la Guardia Civil, el órgano encargado de  "analizar y valorar las propuestas y sugerencias planteadas por todos los componentes del Cuerpo". De momento la agrupación mayoritaria es la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), que trabaja por la igualdad retributiva con el resto de cuerpos policiales que operan en España. Una petición que reiteran todos los grupos que concurren a estas elecciones.

Un total de 82.931 agentes están llamados a las urnas para elegir a los dieciséis vocales que les representarán durante los próximos cuatro años en el Consejo de la Guardia Civil, el órgano encargado de "analizar y valorar las propuestas y sugerencias planteadas por todos los componentes del Cuerpo sobre régimen de personal, el ejercicio de los derechos y deberes que les están reconocidos, el ejercicio del derecho de asociación, sobre aspectos sociales que les afecten así como sobre materia de protección de la seguridad y la salud en el desempeño de sus funciones".

La votación, que se desarrollará entre este martes y miércoles, determinará la representatividad de las asociaciones profesionales y su peso en la institución, cuyo papel resulta protagónico en materia de condiciones laborales. Y es que todas las normas que son aprobadas y que afectan directamente a los miembros de la Benemérita son objeto de tratamiento en el Consejo. 

De momento, la agrupación mayoritaria es la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Con más de 24.000 afiliados, espera revalidar resultado. "AUGC viene trabajando y significándose como la asociación profesional más combativa y luchadora en la defensa de los intereses de los guardias civiles. Somos la asociación mayoritaria y decana en la Guardia Civil, el camino recorrido en estos más de 25 años para la dignificación en el ejercicio de nuestra profesión nos avalan" explican en su programa. "Queremos que siga siendo así. Tenemos la ilusión, la fortaleza y el convencimiento de que vamos a seguir avanzando de manera inequívoca hacía la homologación de las condiciones sociolaborales de los guardias civiles con el resto de cuerpos policiales que operan en España y el entorno europeo". Alcanzar la igualdad retributiva es uno de los objetivos que comparten todas y cada una de las asociaciones que se presentan a las elecciones.

La Asociación Justicia Guardia Civil (JUCIL), brazo de JUSAPOL, nace en 2018 precisamente "con el único interés de lograr una equiparación real y para todos, y de pelear por todos los derechos sociolaborales de todos los guardias civiles". Con más de 12.000 afiliados, JUCIL presenta candidatura por primera vez y, en su programa, consta la exigencia de más efectivos y medios materiales, presión para que no se aplique el Código Penal Militar, el restablecimiento del principio de autoridad y que el Estado suscriba una póliza de responsabilidad civil que cubra a los agentes en caso de tener que hacer frente a indemnizaciones y fianzas derivadas de posibles errores que cometan en el ejercicio de sus funciones. 

Este seguro, que "dé cobertura a los Guardias Civiles durante el ejercicio de sus funciones, para que la posibilidad de repercusiones personales no supongan un freno al cumplimiento de su labor" es también uno de los puntos que la Asociación Escala Suboficiales de la Guardia Civil (ASESGC) incluye en su programa. Además, "impulsar ante el gobierno y los grupos parlamentarios las medidas legislativas que sean necesarias para garantizar que en el futuro no se pueda producir una disfunción salarial entre las policías que realicen las mismas funciones" y una apuesta por la conciliación, tanto en el ámbito digital como en el físico, al adaptar todas las jornadas en la Guardia Civil a 37 horas semanales, al igual que el resto de funcionarios de la Administración General del Estado. 

Las elecciones al Consejo de la Guardia Civil tienen lugar este martes y miércoles. 

Por la conciliación familiar también apuestan los Independientes de la Guardia Civil (IGC), cuyo programa incluye desde un aumento de cupos en los permisos hasta cuadrantes fijos. "Esta asociación ha estado desde el año 2017 en los grupos de trabajo del Consejo haciendo especial hincapié en la necesidad urgente para la incorporación de este tipo de régimen para poder mejorar la conciliación familiar y la planificación de todos los guardias civiles en su día a día, con la creación de su correspondiente complemento retribuido denominado turnicidad". 

"Han transcurrido siete años desde que se aprobó la normativa que regula la jornada y horario en la Guardia Civil y aún continúan con las pruebas piloto en varias unidades para la implantación de los turnos" explican desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), que pide que se planifiquen de manera que "faciliten la conciliación de la vida personal y familiar efectiva". "Las necesidades del servicio no deben de ser capricho de nadie y deberán ser argumentadas por escrito. Igualmente, las modificaciones en la planificación del servicio deben ser siempre comunicadas a los interesados, y no sólo cuando se trate de modificaciones de días de descanso como ocurre en la actualidad".

En UniónGC, señalan, "creemos en una Guardia Civil institucionalmente abierta, eficaz, eficiente, productiva y competitiva que sea capaz de innovar y de aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías en beneficio de los ciudadanos". Entre sus objetivos, el replanteamiento de la distribución geográfica, el impulso a la gestión electrónica y la externalización de servicios, entre otros, como el de psicología. "La descontrolada tasa de suicidios en el Cuerpo no puede ser supervisada por quienes muchas veces son los propios causantes del problema, y sería de una higiene extraordinaria la delegación en profesionales externos e imparciales de las evaluaciones y el seguimiento de las patologías psicológicas en la Guardia Civil. Nos va la vida en ello" explican de Unión GC.

La Asociación Profesional de Cabos (APC), por su parte, plantea entre sus objetivos la creación de una nueva categoría de cabo, el reconocimiento de las horas de disponibilidad para las sustituciones y sucesiones inferiores a un mes de los segundos Comandantes de Puesto y segundos Jefes de Destacamento, reducción de tiempos de ascenso, aumentar la duración del curso de cabo para lograr una mejor cualificación y la obtención del título de Técnico Superior en FP.

Desde la Unión de Oficiales (UO) defienden el incremento de la tasa de encuadramiento, que los oficiales "no vean reducidas sus retribuciones tan drásticamente al cumplir los 61 años", la contratación de un seguro de responsabilidad civil, y "un procedimiento riguroso y garantista que evite la sistemática suspensión de ascensos y concesión de condecoraciones por meras denuncias". 

Entre los objetivos de la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC), la declaración de Cataluña y campo de Gibraltar como Zona de Especial Singularidad, lograr una mayor transparencia en los procesos de asignación de vacantes de concurso de méritos, aumentar plantilla en todos los empleos y distribuirla para garantizar igualitariamente la calidad de servicio o compensar económicamente al personal que preste servicio “de paisano” en unidades de investigación o en protección de personalidades  "dado que los gastos de su uniforme deben ser costeados con su patrimonio". 

Dieciséis puestos en liza 

Las candidaturas de las diferentes asociaciones profesionales, que se presentan por escalas, pueden votarse desde las 08:00 horas de este martes hasta las 20:00 horas del miércoles en los 553 puntos de votación habilitados en diferentes acuartelamientos.

En juego, dieciséis vocales que durante los próximos cuatro años defenderán los intereses de los miembros de la Guardia Civil, como la modificación del estatuto profesional o del régimen disciplinario, el cambio en las condiciones de trabajo o cualquier otro asunto que afecte a aspectos sociales y económicos de los funcionarios que integran el Cuerpo.

COMPARTIR: