02 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Juan Carlos I se ha trasladado hasta Pontevedra para ver jugar a su nieto Pablo Urdangarin al balonmano tras suspenderse la regata

El Emérito y doña Sofía felices con miles de kilómetros de separación: Los vídeos de Sansenxo y Miami

El Rey Emérito viendo jugar a su nieto Pablo Urdangarin en Pontevedra.
El Rey Emérito viendo jugar a su nieto Pablo Urdangarin en Pontevedra.
Juan Carlos I ha acudido a Pontevedra a ver jugar a su nieto Pablo Urdangarin al balonmano debido a que la regata a la que quería acudir se ha suspendido. Elcierredigital.com también ha accedido a imágenes en las que se ve a la reina Sofía disfrutando en Miami y a Juan Carlos I en Sansenxo.

El Rey Emérito Juan Carlos I se traslada a la ciudad de Pontevedra donde se disputa el partido entre el Cisne y el Barça B, en el que el conjunto pontevedrés se juega el ascenso a la Liga Asobal, máxima categoría de balonmano.

Tras suspenderse las regatas en Sanxenxo (Pontevedra) este sábado debido a que se daban las condiciones meteorológicas para la navegación, el rey emérito, que llegó el jueves a Galicia en vuelo privado desde Abu Dhabi, se trasladará al pabellón pontevedrés para seguir el partido, ya que en el club catalán juega su nieto Pablo Urdangarin.

El pasado 18 de mayo –coincidiendo con la llegada de Juan Carlos I a España desde Emiratos Árabes– la Reina Sofía asistía a un evento privado en el Buque Escuela "Juan Sebastián de Elcano" en el puerto de Miami. En el acto –que estaba incluido en la conmemoración del V Centenario de la primera Circunnavegación que arribó a España capitaneados por Elcano– la Reina presidió un arriado solemne de bandera de la embarcación.

Según informan a elcierredigital.com fuentes presentes en dicho acto, la Reina Sofía, junto a casi 200 personas, disfrutó del cóctel con toda la colonia española. Se trataba de un evento "muy privado en el que la reina estuvo muy cariñosa, simpática y dicharachera". Estas mismas fuentes indican que Sofía no quiso pronunciarse acerca del Emérito, pero que "se la veía como si se hubiera quitado un peso de encima". 

El pasado jueves, Doña Sofía también tuvo una recepción en casa del Embajador en la ciudad. Elcierredigital.com ha accedido a imágenes de vídeo en las que se ve a la reina Sofía saludando y disfrutando con la tripulación del Buque Escuela Juan Sebastián de Elcano en Miami

Doña Sofía viajó a Estados Unidos con la intención de no coincidir con el Emérito en su viaje a España, sin embargo, este mismo sábado volvía a España para reunirse con Juan Carlos I y Felipe VI, su hijo, tras el acuerdo el próximo lunes en el Palacio de la Zarzuela.

Juan Carlos I, ya en España

La reciente noticia de la visita del Rey Emérito a España ha vuelto a hacer que los cimientos de la monarquía española y el reinado de su hijo, Felipe VI, se tambaleen. Desde que don Juan Carlos se marchó a Abu Dabi, Felipe VI ha tratado de limpiar la imagen de la Casa Real, una imagen que se había visto ensuciada y que muchos comenzaron a cuestionar después de que se descubrieran todos los embrollos del Emérito.

Como ha informado en varias ocasiones elcierredigital.com, el rey Felipe VI hizo saber a su padre en varias ocasiones que lo mejor era que, de momento, no volviera a España. Sin embargo, don Juan Carlos ha puesto en entredicho las decisiones de su hijo y ha ignorado sus peticiones.

Juan Carlos I y Felipe VI.

Como consecuencia, Juan Carlos I ya se encuentra en Sanxenxo –donde los lugareños le han vitoreado y toda la prensa española e incluso internacional le ha recibido– para disfrutar de las regatas de la localidad gallega durante el fin de semana. El primero de sus eventos ha sido una cena en casa de Pedro Campos, que le ha organizado un comité de bienvenida por su retorno a España tras dos años, según ha podido conocer elcierredigital.com.

Juan Carlos I, feliz entre los suyos en Sanxenxo. Foto: RCN Sanxenxo/ María Muiña.

Este será el inicio de la escapada del Emérito, que pretende disfrutar este fin de semana de sus grandes pasiones: las regatas y la vida española que tanto echa de menos. Además, Juan Carlos no dejará de lado lo que se espera de él, y por ello acudirá el lunes a la Zarzuela a reunirse con su hijo, Felipe VI, la reina Sofía y el resto de la familia real. Tal y como ha informado la Casa Real, ese mismo día partirá de vuelta a Abu Dabi, aunque el Emérito también ha confirmado que estará presente en el Campeonato Mundial de Vela el próximo mes de junio.

Pese a la brevedad del viaje, la actitud del rey emérito ha despertado opiniones contrarias entre la sociedad. Por una parte, algunos están a favor de la manera en que don Juan Carlos está actuando y defienden su derecho a volver a España pero, en el otro lado de la balanza, se encuentran aquellos que aseguran que no solo no está respetando el reinado de su hijo, sino que lo está entorpeciendo.

La Familia Real se reunirá en la Zarzuela

Según las informaciones que ha podido conocer elcierredigital.com, el Rey Emérito y su sucesor en el trono habrían mantenido una conversación telefónica muy tensa este pasado domingo. En ella, don Juan Carlos habría comunicado su hartazgo a Felipe VI ante la situación en la que se encuentra e, incluso, podría haber acusado a su hijo de no estar haciendo todo lo posible para favorecer su vuelta al país, en el que reinó durante casi cuatro décadas.

Fuentes cercanas al Rey Emérito aseguraban que don Juan Carlos “está muy cabreado” y que, aunque el Gobierno de Pedro Sánchez no está dispuesto a recibir aún al exmonarca en España, lo que le ha transmitido a su hijo es que “a él no le prohíbe nadie venir a su país” y, decían algunos allegados, “está empeñado ya en volver”.

Don Juan Carlos navegando junto a Pedro Campos. Foto: RCN Sanxenxo/ María Muiña.

Tal fue su empeño que, unos días después, el 19 de mayo, viajó rumbo Galicia para acudir al IV Circuito de la Copa España de Vela en Sanxenxo (Pontevedra). Después de las dudas por su estado de salud para regatear, el Emérito cogerá el timón del Bribón este sábado.

Aunque la embarcación del Emérito disponía de seis plazas inicialmente, su número se habría visto reducido a cuatro para poder adaptarla a su movilidad actual. De este modo, el rey podría estar al timón del barco a través de un sillón que habría sido habilitado. En el caso de que finalmente decidiera montarse a bordo del Bribón, su barco, se baraja la hipótesis de que lo haga junto a Pedro Campos y la infanta Elena.

La infanta Elena en la tarde de este viernes en Sanxenxo. Foto: RCN Sanxenxo/ María Muiña.

Mientras tanto, la hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar, Victoria Federica, hace apariciones públicas que no dejan indiferente a nadie. La última de ellas se produjo en la Monumental de Las Ventas, en Madrid, donde mantuvo una conversación con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la que ambas se dieron la mano en un gesto cariñoso.

Victoria Federica e Isabel Díaz Ayuso se saludan en la Plaza de toros de Las Ventas. Foto: elcierredigital.com.

Según ha confirmado la Casa Real, después de este evento se producirá uno de los encuentros más esperados: el del Emérito con el rey Felipe VI. En el escrito que ha publicado la institución se indica la estancia del exmonarca en España desde el "día 19 hasta el próximo lunes día 23 de mayo" y el viaje que hará a la Zarzuela el mismo lunes, donde se reunirá con la reina Doña Sofía y su hijo Felipe VI.

Por su parte, la reina Doña Sofía, llegaba a España desde Miami este viernes después de participar esta semana como patrona honorífica del Queen Sofía Spanish Institute en varios actos conmemorativos del V centenario de la expedición de la primera vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Según fuentes cercanas a la reina, "se trataba de un acto pensado para citarla y que no coincidiera con la llegada del Emérito en España, pero el lunes se producirá el reencuentro".

Este viaje y los consecuentes encuentros podrían marcar un antes y un después para Juan Carlos I, que visitaría el país en viajes privados, según ha podido conocer elcierredigital.com. La Casa Real ha confirmado esta información en el mismo comunicado, afirmando que el exmonarca desea "desplazarse con frecuencia a España para visitar a la familia y amigos y organizar su vida personal y su lugar de residencia en ámbitos de carácter privado". Ninguno de estos viajes podría superar los 183 días, ya que, como contó este diario, el Emérito tiene su residencia fiscal en Abu Dabi.

Sin embargo, aunque Felipe VI no se reencuentre con su padre hasta el lunes, su séquito de grandes amigos sí que lo ha hecho en Galicia. Entre sus fieles se encuentra Pedro Campos, que, según informan fuentes cercanas, estaría ofreciendo residencia al Emérito durante su estancia en España. 

COMPARTIR: