07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El objetivo del viaje a Sanxenxo, donde llegó este jueves, es disfrutar del fin de semana de regatas y visitar al Rey Felipe y doña Sofía en Zarzuela

Juan Carlos I, ya en España: Lo que Juan de Borbón hizo por él y lo que el Emérito hace por su hijo

Imagen del Emérito bajando del avión en Vigo.
Imagen del Emérito bajando del avión en Vigo.
El Rey Juan Carlos I ya está en España. Son tiempos convulsos para la monarquía española. Pese a las negativas de Felipe VI, don Juan Carlos ha vuelto a España ignorando las peticiones de su hijo. Al grito de "a mí nadie me prohíbe venir a mi país", el exmonarca insistía en su regreso este mismo fin de semana. Esta actitud de don Juan Carlos ha llevado a muchos a defender la legitimidad de su retorno, pero también a comparar su comportamiento con el que tuvo su padre, don Juan de Borbón

La reciente noticia de la inminente visita del Rey Emérito a España ha vuelto a hacer que los cimientos de la monarquía española y el reinado de su hijo, Felipe VI, se tambaleen. Desde que don Juan Carlos se marchó a Abu Dabi, Felipe VI ha tratado de limpiar la imagen de la Casa Real, una imagen que se había visto ensuciada y que muchos comenzaron a cuestionar después de que se descubrieran todos los embrollos del Emérito.

Como ha informado en varias ocasiones elcierredigital.com, el rey Felipe VI hizo saber a su padre en varias ocasiones que lo mejor era que, de momento, no volviera a España. Sin embargo, don Juan Carlos ha puesto en entredicho las decisiones de su hijo y ha ignorado sus peticiones.

Don Juan, Juan Carlos I y Felipe VI.

Como consecuencia, Juan Carlos I ya se encuentra en Sanxenxo para un viaje exprés en el que disfrutará de las regatas de la localidad gallega durante el fin de semana. El primero de sus eventos ha sido una cena en casa de Pedro Campos, que le ha organizado un comité de bienvenida por su retorno a España tras dos años, según ha podido conocer elcierredigital.com.

Este será el inicio de la escapada del emérito, que pretende disfrutar este fin de semana de sus grandes pasiones: las regatas y la vida española que tanto echa de menos. Además, Juan Carlos no dejará de lado lo que se espera de él, y por ello acudirá el lunes a la Zarzuela a reunirse con su hijo, Felipe VI, la reina Sofía y el resto de la familia real. Tal y como ha informado la Casa Real, ese mismo día partirá de vuelta a Abu Dabi.

Pese a la brevedad del viaje, la actitud del rey emérito ha despertado opiniones contrarias entre la sociedad. Por una parte, algunos están a favor de la manera en que don Juan Carlos está actuando y defienden su derecho a volver a España, pero en el otro lado de la balanza se encuentran aquellos que aseguran que no solo no está respetando el reinado de su hijo, sino que lo está entorpeciendo.

Conflictos internos en la Casa Borbón

La situación actual entre padre e hijo invita a echar la vista atrás y recordar aquel momento en el que don Juan Carlos no solamente no era rey, sino que ni siquiera era el heredero del trono. Era su padre, don Juan, a quien le pertenecía reinar en España, aunque su relación con Francisco Franco imposibilitaba que eso sucediera. Aun así, el abuelo de Felipe VI aseguró el trono a su hijo Juan Carlos y renunció a sus derechos sucesorios en 1977, no sin que antes se produjera un conflicto interno en la Casa Borbón.

Don Juan de Borbón junto a Don Juan Carlos I.

Sin embargo, y pese a las objeciones que don Juan de Borbón pudiera tener con respecto al reinado de su hijo, escogido por Franco para reinar, acabó por asumir que jamás sería rey y que sería su hijo quien ostentaría esa posición. La primera piedra que puso fue la negociación con el caudillo, a quien convenció de que su hijo debía estudiar y formarse en España para que no se convirtiera en un extraño para su propio pueblo. Don Juan supo, desde el principio, que aquella decisión le podría costar la Corona.

No fue hasta junio de 1977, cuando fueron convocadas formalmente las elecciones generales, que don Juan renunció definitivamente a sus derechos dinásticos, cediéndoselos a su hijo, Juan Carlos I de Borbón. La actitud de don Juan Carlos con Felipe VI, por el contrario, parece contraria al buen funcionamiento del reinado del actual rey de España.

La situación actual

Según las informaciones que ha podido conocer elcierredigital.com, el Rey Emérito y su sucesor en el trono habrían mantenido una conversación telefónica muy tensa este pasado domingo. En ella, don Juan Carlos habría comunicado su hartazgo a Felipe VI ante la situación en la que se encuentra e, incluso, podría haber acusado a su hijo de no estar haciendo todo lo posible para favorecer su vuelta al país, en el que reinó durante casi cuatro décadas.

Fuentes cercanas al Rey Emérito aseguraban que don Juan Carlos “está muy cabreado” y que, aunque el Gobierno de Pedro Sánchez no está dispuesto a recibir aún al exmonarca en España, lo que le ha transmitido a su hijo es que “a él no le prohíbe nadie venir a su país” y, decían algunos allegados, “está empeñado ya en volver”.

Don Juan Carlos junto a Pedro Campos.

Tal fue su empeño que, unos días después, el 19 de mayo, viajó rumbo Galicia para acudir al IV Circuito de la Copa España de Vela en Sanxenxo (Pontevedra). Todavía no se sabe si decidirá subirse a uno de los barcos o solo observar a los participantes, ya que, según ha podido conocer elcierredigital.com, la decisión se podría tomar en función de las condiciones meteorológicas y la propia voluntad del rey el sábado.

En el caso de que finalmente decidiera montarse a bordo del Bribón, su barco, se baraja la hipótesis de que lo hiciera junto a Pedro Campos y la infanta Elena, que acudirá el viernes, presuntamente, a la localidad gallega. Aunque la embarcación del emérito disponía de seis plazas inicialmente, su número se habría visto reducido a cuatro para poder adaptarla a su movilidad actual. De este modo, el rey podría estar al timón del barco a través de un sillón que habría sido habilitado.

Según ha confirmado la Casa Real, después de este evento se producirá uno de los encuentros más esperados: el del emérito con el rey Felipe VI. En el escrito que ha publicado la institución se indica la estancia del exmonarca en España desde el "día 19 hasta el próximo lunes día 23 de mayo" y el viaje que hará a la Zarzuela el mismo lunes, donde se reunirá con la reina Doña Sofía y su hijo Felipe VI.

Lo cierto es que este suceso podría marcar un antes y un después para el emérito, que visitaría el país en viajes privados, según ha podido conocer elcierredigital.com. La Casa Real ha confirmado esta información en el mismo comunicado, afirmando que el exmonarca desea "desplazarse con frecuencia a España para visitar a la familia y amigos y organizar su vida personal y su lugar de residencia en ámbitos de carácter privado". Ninguno de estos viajes podría superar los 183 días, ya que, como contó este diario, el emérito tiene su residencia fiscal en Abu Dabi.

Sin embargo, aunque Felipe VI no se reencuentre con su padre hasta el lunes, su séquito de grandes amigos sí que lo hará en Galicia. Entre sus fieles se encuentra Pedro Campos, que, según informan fuentes cercanas, estaría ofreciendo residencia al emérito durante su estancia en España. 

Las causas judiciales de don Juan Carlos

Tal y como contaba elcierredigital.com el pasado 15 de mayo, la fecha clave de la vuelta de don Juan Carlos a España se calculaba alrededor del 1 de julio, fecha en la que está prevista que se inicie, en los tribunales británicos, la causa civil contra Juan Carlos de Borbón tras la demanda por acoso que interpuso su expareja, Corinna Larsen.

Como se cuenta, se trata de una causa civil, por lo que todas las causas penales contra el Emérito estarían cerradas. De todos modos, y según ha podido saber este periódico, el asunto podría estar encauzado y la estrategia del exmonarca es llegar a un acuerdo extrajudicial con la alemana previo a la vista y, de esta manera, evitar el juicio.

Los asesores del emérito trabajan a contrarreloj para acercar posturas con los abogados de Corinna después del golpe que supuso en marzo que el juez Mathew Nicklin, presidente de la Queen’s Bench Division, una de las cuatro secciones del Tribunal Superior de Inglaterra, considerara que la justicia británica sí era competente para juzgar a Juan Carlos de Borbón al no tratarse de un miembro de la Casa Real ni de un Jefe de Estado.

Don Juan Carlos I bailando con Corinna Larsen.

Esta sería la única causa judicial pendiente que tiene el padre de Felipe VI tras el 'carpetazo' de la Fiscalía del Tribunal Supremo a las investigaciones por el cobro de presuntas comisiones, así como el cierre de la investigación en Suiza. De este modo, a nivel jurídico, solo habría quedado demostrado que cometió delitos fiscales, como él mismo confesó con las dos regulaciones que realizó.

Juan Carlos I reside en Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes, desde el verano de 2020, cuando se hicieron públicos sus presuntos cobros de comisiones, sus cuentas opacas y sus sociedades en el extranjero.

COMPARTIR: